jueves, 28 de junio de 2007

BAJO EL SOL

Se adentra muy despacio por la tupida arboleda. Los rayos de sol, que se filtran por entre las hojas, le acarician el rostro y se mezclan con los destellos azulados, de su cabello suelto.
La templanza y serenidad que le proporcionan estos paseos, le recuerdan las caricias de la abuela, los arrumacos y achuchones que le daba, mientras le contaba aquellos cuentos de princesas, caballeros a la grupa de sus caballos y castillos escondidos entre la maleza.
La ternura de aquel cuerpo tibio y tierno, el pelo blanco y suave, los ojos llenos de ternura y los besos cargados de cariño, la llevan a una niñez llena de alegría y a la vez, a una nostálgica felicidad, que siempre acaba con una oración de agradecimiento.

Nani. Junio 2007.

Safe Creative #1103018610410

3 comentarios:

  1. ...tú vas a ser esa abuela...¿lo sabes verdad? los niños que aún no tengo me lo dicen: me gusta recostarme entre el pecho de la abuela Nani, es blandito y, aún, huele a madre...

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. "nostálgica felicidad": dos palabras que lo dicen todo estando juntas.

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE