viernes, 22 de junio de 2007

MATINAL RADIOFÓNICO

Me restregué con fuerza los ojos. Toqué mi colcha y era la de siempre. Miré al frente, y no estaba el oso de peluche ni la estantería. El radio-despertador emitía unas palabras que no conseguía entender, aunque la voz del que daba la noticia era la de siempre, pero ¿qué decía? ¿Qué estaba pasando? De un salto me incorporé y el suelo me resultó extraño, como la puerta de mi habitación. Me acerqué a la ventana, miré apartando los visillos y allí estaban. Ya no se veía enfrente la farola, ni el columpio del parque. El sol no brillaba como siempre y el asfalto se veía rojo como los seres que organizaban lo que parecía la calle Eran los extraños del que hablaba el locutor y los que había visto en mis sueños.

Nani., Junio, 2007.

Safe Creative #1103018610328

1 comentario:

  1. ...¿qué eran? ¿extraterrestres?...ummmm que guay...

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE