viernes, 27 de julio de 2007

UN NUEVO DÍA

Con la lista del la compra en una mano y empujando el carro del supermercado, se acerca al frigorífico de los productos lácteos: "Yogur natural. Sí, con seis habrá hasta la semana que viene. Cuatro de macedonia y otros cuatro de fresa. Mantequilla y lonchas de queso fundido, para los sándwiches".

En la vitrina de charcutería, recoge las salchichas predilectas de los niños, el jamón cocido para los mayores y una barrita de mortadela de aceitunas. Esta semana, se va a permitir esa licencia, está cansada del régimen.

En la carnicería, recoge medio kilo de carne picada para los macarrones. Dos entrecot para su marido, ya que no le hacen gracia las pastas y unas costillitas para el estofado.

En la verdura, se pesa ella misma, tres alcachofas, dos cebollas, cuatro zanahorias, seis manzanas reinetas, seis plátanos, unas ramitas de perejil y una bolsa de patatas.

"Sí, con todo esto tiraré hasta la próxima semana, se dice, estamos a final de mes y tengo que arreglármelas como sea".

"Bueeeno, ya me olvidaba del lavavajillas, y el detergente de la lavadora, ¿que te apuestas, que no me llega el dinero? Me las tengo que ingeniar como sea, en vez de coger un tambor, me arreglaré con pastillitas y así, espero a las próximas ofertas".

Todo esto lo va pensando, mientras se acerca a la caja. De un vistazo, se dirige a aquella que tiene menos cola. Esta mañana, se le ha echado la hora encima y creé no va a terminar, para cuando llegue la familia: "Y encima, vienen como lobos hambrientos, pero primero protestarán. Si les pongo macarrones con tomate, dirán que porqué no los he hecho con nata y viceversa. Que cansada estoy, tengo ganas de una vacaciones para mí. Que me hagan o me sirvan la comida. No tener que pensar, ni lavar, ni planchar, ni limpiar, ni...."

"Andaaaa..., ya me olvidaba. Tengo que llegarme por la tela para el vestido de Maite. Tiene la cena de fin de curso y que poca gana tengo de coser. Tenía que tocarme la primitiva. Estoy cansada y que poquito ayudan. Y que no se te ocurra quejarte Paqui, que verás, que prontito tienen todas la respuesta a punto, en fin, no te quejes más, que tanto te van a dar. Anda, que se te va el santo al cielo, se dice, mientras mete las bolsas en el carrito de cuadros azules y negros".

Compra la tela y se detiene al pasar por la administración de loterías y juegos de azar. Mira dentro de su cartera monedero: "Sí, la primitiva no la miré anoche en el telediario". Pasa. Mira los cartelitos que hay en el tablón y comprueba la fecha. Después mira los seis números: "3, 10, 13, 26, 44 y 45. Reintegro 2 y complementario 6". Se pasa la mano por la frente y vuelve a comprobar: "3, 10. 13, 26, 44 y 45. Reintegro 2 y complementario 6". Con un cliner que lleva en el bolsillo del pantalón, se seca el sudor que de repente y de forma poco usual, le empapa la cara.

Entra en una entidad bancaria que le coge de paso. Pide ver al director. Este la recibe al cabo de un rato. Cuando sale del despacho, no tiene prisa. Llega a casa. Hace la comida y pone la mesa. Se da una ducha, se arregla el pelo y se pone el traje azul. Se mira al espejo y se ve bonita. Recoge la bolsa de viaje, con sus pertenencias de aseo y las cositas más precisas. Entra de nuevo en la cocina y anota en el taquito que tanto sirve, de notas de compras, como de nota de recados y escribe: "No os preocupéis, ni me esperéis. Me voy de vacaciones". Desprende la nota del taco. La deja en la puerta de la nevera, cogida del un imán con forma de fresa. Se sonríe y sale del piso, sin pensar en nada más.

Confidencias de una"ama de casa"


Nani. Julio 2007.

Safe Creative #1103028619199

4 comentarios:

  1. Bueno, aunque como ama de casa no soy tan tópica típica como la de tu relato (la compra la hago siempre en compañia de mi marido, no sé coser, no juego ni a la primitiva ni nada parecido, etc...) hay que ver cómo entiendo a esta señora y sus ganas de vacaciones.

    Ahora, mucho me temo que yo me iría de vacaciones con mi marido y mi enana. Soy así de rara :D

    Me ha gustado :)

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Mola... Aunque yo (que soy varón y heterosexual, así que igual no cuenta)habría terminado con un "Llega a su casa, abre dos latas de atún, sube a su cuarto y llenas dos maletas con sus mejores vestidos... Las tira por la ventana y sale por la puerta sin echar el pestillo"

    ResponderEliminar
  3. jajajaja, me muero de risa. Me han encantado vuestras respuestas, me parecen más lógicas.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  4. Aunque soy ama de casa temporalmente, ¡¡espero¡¡,
    Cuando trabajo fuera, también soy ama de casa, triste verdad?
    Yo tambien necesito unas vacaciones, aunque te dijo que me conformo con que las tengan el resto de los miembros de la familia, me refiero a los hijos,porque si ellos no están automáticamente estoy de Vacaciones............

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE