sábado, 17 de noviembre de 2007

SÓLO SABÍA FREGAR....

Está limpiando las escaleras como siempre. No se puede dormir en los laureles, porque antes del medio día deberá haber acabado la limpieza del bloque de enfrente y el de la calle Blás Infante, nº7.
Se escucha a toda pastilla en el 1º principal, como siempre desde que salió al mercado, la canción de Juan Manuel Serrat, "Princesa". Ni a cosa hecha, vamos, igual que si hubiera estado en su pellejo, como si hubiera conocido su vida el cantante. Su hija tampoco se incó de rodillas, ni fregó un solo suelo. Gracías a Dios, estudió y no le faltó de nada. Bueno, si le faltó el calor de un padre, unas Navidades en familia, el regalo de Reyes de los abuelos y ella..., ella no la pudo cuidar en sus resfriados ni cuando pasó la varicela. Tan solo lo hizo, cuando las monjas la llamaron al pasar el sarampión, ¡estuvo tan malita, cómo la reclamaba en su delirio febril!
En las pequeñas vacaciones que conseguian disfrutar, sí que gozaron, pero que esfuerzo costaba. Tenía que pagarle a una compañera para que le hiciera el trabajo y cuando se hizo mayor..., le avergonzaba ir de vacaciones con una madre, que tan solo sabía fregar, limpiar. Limpiar, fregar. Fregar y vuelta a empezar.
Ahora vive en el estranjero. Su marido es ingeniero y ella traductora de inglés, alemán, sueco y se defiende bastante bien con el francés e italiano. ¡Qué orgullosa está de ella! pero..., ¿y su hija, estaba orgullosa de su madre?. Unas lágrimas se mezclan con el agua de fregar el suelo. Mientras tanto, se sigue escuchando los versos de Juan Manuel Serrat: "No princesa, tú no, tú eres distinta, no eres como las demás chicas del barrio, así los hombres te miran..."
Se sentía cansada y tenía ganas de que llegara la jubilación, para poder tener tiempo y hacer vestiditos y rebequitas para su nieta, pero..., ¿adonde los enviaría?, la última vez que habló con ella, le dijo que se mudaban y el paquete de Navidad se lo devolvieron. Seguía con su tarea y pensó que la próxima vez, le pediría a los señores del 1º principal, que no pusieran más esa canción. No les importaría, la apreciaban. Esa canción le recordaba demasiadas cosas y la ponía tan triste, que casi no lo soportaba.
Ese día llegó a su casa más cansada aún. Abrió el buzón por inercia, siempre lo hacía..
¡Hay carta, el matasellos el de Montevideo. Tiene que ser de ella!
Las sienes le van a estallar y le cuesta abrir el sobre. Dentro hay un pasaje de avión, con una nota escrita a toda prisa que dice: "Mamá, recoge tan solo lo más preciso. Te necesito, por favor perdóname. Tenemos que recuperar el tiempo perdido. Te esperamos. La niña llama a su abuela desde que vió tu foto. Te quiero, te quiero. He sido la persona más idiota del mundo. Te queremos con nosotros, por favor, por favor. Perdona a esta imbecil que un día diste a luz, y que hoy se da cuenta, que el la hija más afortunada del mundo".
nani. noviembre 2007

20 comentarios:

  1. Ojalá estas historias terminaran realmente así, pero por desgracia no lo hacen en muchos casos.

    ResponderEliminar
  2. Las ficciones,Sr. david, no se escribe para retratar la realidad; sino para cambiarla (y eso lo sabía incluso Vargas Llosa*)...

    Nani, como siempre ameritaría que uno se quitara el sombrero sólo por el puro gusto de hacerlo... Pero lo que es yo ya no sé dónde quedó la cosa esa con tanto trajin.

    En fin, sólo una pequeña observación, se te fue un dedo aquí: "redoge tan solo lo más preciso"... No sería mejor "recoge" ?

    ResponderEliminar
  3. que real y que abstracta es esta historia... Me recordo a una mujer que conocian mis padres hace tiempo....

    un beso

    ResponderEliminar
  4. A TODOS LOS QUE ME LEEIS. Hoy que tengo unos momentos libres, voy a dedicaros un ratico.
    Antes de nada, muchas gracias por vuestros comentarios tan cariñosos y por vuestras visitas.
    Sé que algunos relatos que cuelgo, son muy tristes, pero ¿quienes de nosotros no hemos conocido historias parecidas? A veces solo pretendo que nos hagan reflexionar, al menos a mi me sirven para ello.
    DAVID: A veces las personas somos tan sumamente egoístas, que no vemos sino lo que nos interesa ver y estos casos, según contaban nuestros abuelos, han sido muy frecuentes y lo que me gustaría es que no se repitieran, ahora con tanta emigración y tanta globalización, se podrían volver a repetir, si no de igual forma sí de manera muy parecida. ¡Cuantas chicas que estaban limpiando en casas más o menos acomodadas, se quedaron preñadas por el señorito de la casa y después; "Si te vi no me acuerdo" y para sacar adelante sus vidas y la del crio, han debido hacer de todo, les gustase o no.
    NECIO HUTOPO: También creo que cuando se escribe determinadas cosas, se hace para que impacten.
    Muchas gracias por andar buscando el sombrero pero es igual el pobre está mareado de tanto ir y venir, aunque creo que andaba por el blog de http://belenxui.blogspot.com/ o el de Nanny-Oog.
    Muchísimas gracias por la observanción, si no fuera por tí, no podría corregir mis despistes y mis torpezas a la hora de andar con tantas prisas, ¡Sabes que estas cosas las agradezco de todo corazón!
    GLORY: Es lo que comentaba anteriormente, se ha repetido tantas veces la historia.... Muchas gracias guapa, por pasarte por aquí.
    Besitos muchos para todos los que andais por la CASA ENCINDIDA.

    ResponderEliminar
  5. Uf! Menos mal que termina bien... ya me estaba emocionando más de la cuenta. Supongo que los hijos muchas veces no se dan cuenta de las injusticias que cometen con sus padres, menos mal que el tiempo y la madurez hacen su trabajo.

    Besotes linda

    ResponderEliminar
  6. Me has hecho acordarme de mi madre y todos los años que pasó limpiando habitaciones de hotel para traer algo más de dinero a casa. Y la gente se queja de la vida que llevan ahora...

    Besos

    ResponderEliminar
  7. "yo me ponía muy triztita...y yo no sabía pihqué"...jejeje...
    Me gusta...

    ResponderEliminar
  8. Nani.....creo que tienes razón y estas historias son eternas y se repiten con el paso de los años....
    Hoy en dia sigue habiendo madres solteras o separadas ,peleando por sacar a sus hijos adelante..... que algun dia esos hijos agradezcan el esfuerzo de sus madres.....está por ver....

    ResponderEliminar
  9. Nani, me encantan todos tus relatos pero este me ha llegado al corazón.

    Qué bonito sería pensar que todas las madres se sintieran compensadas por sus hijos en algún momento por todos los esfuerzos que han hecho y hacen.

    Todos los días leo tus relatos!!! Me tienes completamente enganchada!!! Es como el niño que quiere que llegue la hora de la merienda para comer una onza de chocolate, jejeje

    Muchas gracias por regalar tu arte. Un besote de María (novia de José Luis (RADIO ALCALÁ 107.6))

    ResponderEliminar
  10. Divino Nani, divino relato con final feliz para hacernos orgullecer aún más de los nuestros, hoy amo a mis padres más que nunca.
    Besitos para tu alma bonita!

    ResponderEliminar
  11. Hola, te dejo mi nueva dirección del blog... por si deseas visitarme de nuevo.. un besote. Ventodomare.
    http://www.al-tren.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  12. El corazón existe en todos, lo que ocurre es que a veces preferimos dejarlos al fondo del lodo mental ó mirar a otro lado, aunque nos pinchemos los ojos con agujas de metal.

    Besos verdaderos.

    ResponderEliminar
  13. Menos mal que ha tenido un final feliz. Menos mal que todavía puede haber personas que rescaten de su corazón cosas y personas que creían perdidas. Menos mal.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Precioso relato que inspira esperanza...Creo que todos debemos tratar de conocer y comprender nuestras raices y apreciar y valorar a las personas que se sacrificaron cierto día para que hoy vivieramos mejor. Cuando sabemos de donde venimos, es más fácil saber que camino debemos tomar..

    Un besito!

    ResponderEliminar
  15. Gracias a tí..Nani.
    Es un placer poder contar con tus palabras....mis fotos se llenan de vida.
    Me alegro que te gustara.
    Besote fuerte.

    ResponderEliminar
  16. Naniii!!! Que bonitooo!! Estoy medio llorando y todo!!!

    Si es que no hay nada en esta vida mas importante que una madre!!

    Mil besosss

    ResponderEliminar
  17. Vaya... si me permites te voy a linkear a mi blog, mientras me pierdo poquito en mis pensamientos, vengo aqui y encuentro escritos realmente llenos de profundidad... saludos!

    ResponderEliminar
  18. Como la vida misma, sólo que en la vida real pasamos junto a estas señoras y junto a tantas otras personas y nunca nos paramos a pensar que también son seres humanos como nosotros, con sus sentimientos, sus inquietudes, necesidades, etc. ¿Para qué? bastante tenemos ya con nuestros problemas.
    ¿Cuántas veces se podrían cambiar muchas cosas con tan sólo un gesto, una palabra, un saludo, una sonrisa?

    Me gustó mucho tu relato y también me encantó encontrar tu blog. Me pasaré por aquí con frecuencia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Vaya, me ha encantado esta historia, ojalá pase esto de verdad, y no se quede en la ficción. Espero que la gente se cuenta de lo que tiene

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE