martes, 1 de abril de 2008

MONÓLOGO DE UNA FUTURA MADRE







La luz de la salita está en penumbra. La chica con los ojos entornados, está recostada en la butaca, con las piernas estiradas sobre un pequeño taburete y las manos posadas sobre el vientre abultado y que acaricia instintivamente y repitiendo los movimientos en circulo.

Chica: Estás creciendo bastante. A veces, cuando te mueves recuerdo la primera vez y el sobresalto que me llevé. No podía imaginar que te manifestaras como lo hiciste. Cuando seas grandote y estés aquí fuera, te contaré como me llamaste la atención y como me asusté porque debes saber que eres “un jodio niño” y te lo digo con mucho cariño, pero es que puñeta, me asustaste. Sentí como si unas manos me tocaran por detrás (igual que hace tu padre cuando estoy fregando los platos y llega todo solapao y claro, consigo dar un respingo). Pues como te decía, esa fue la impresión que tuve la primera vez que te moviste aquí dentro ¡so puñetero, me diste un susto de “órdago”!

La chica sigue acariciando su barriga, mientras cambia de posición las piernas y estira el torso.

¡
Cómo te gusta puñetero, que te pase así la mano! ¡Estoy segura que cuando estés aquí fuera, te gustará aún más que nos acurruquemos y nos sigamos diciendo estas cosas!


Nani. Abril 2008

21 comentarios:

  1. ¡¡¡soy la primeraaaaa!!! jejejeje...
    snif...snif...yo cuando sea mayor seré madre ¿vale? y mejor aún, me pareceré muchito a tí...
    Ya sabes que este monólogo me encantó, "pa variá, miarma"jajajaja Me acerca mucho a todo lo que me contaste de cómo fue tu experiencia conmigo... aaayyyyyyy...
    bicos

    ResponderEliminar
  2. que adorable monologo, las madres son madres desde el primer momento del embarazo, no solo cuando nace el bebe...


    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  3. jo, qué ternuraaaaa!!!, me ha encantado, además, nos hemos leído al mismo tiempo, je je

    muaca!!

    ResponderEliminar
  4. Me ha hecho recordar la primera vez que sentí a mi niña: a mi no me dio un susto, fue como sentir mariposillas, casi dudé de que fuera ella hasta que lo repitió para disfrute del papá. Luego ya, directamente, daba patadones impresionantes :D

    Besos

    ResponderEliminar
  5. TE DESEO LO MEJOR PARA ESTE MES ENCANTADOR... ABRIL.

    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  6. Muy bonito el texto, Nani. Debe ser fantástico lo de ser madre, pero me temo que nunca lo sabré. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Pues he aquí una de las multiples experiencias en la vida que estoy bastante seguro que no tendré jamás... Como la regla, vamos...

    ResponderEliminar
  8. Por deformación profesional me encanta este hermoso diálogo con el bebé del vientre.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  9. Ainssss, que sensación más brutal tiene que ser dar a luz a un crio. Supongo que aunque se sufre, el resultado compensa con creces.

    Joooooo, quiero tener un hijooooooo!!!
    Snif, snif ... jajajaja

    Besotes.

    ResponderEliminar
  10. Qué bonitooo!!!

    Yo no tengo demasiado instinto maternal, pero estoy convencida de que tiene que ser una sensación increíble notar como alguien crece de ti.

    Un besazooo

    ResponderEliminar
  11. Existe el amor transversal.
    El que atraviesa la carne para ser carne.

    ResponderEliminar
  12. Recuerdo cuando mi niña se movía dentro de mí. Es una sensación indescriptible. Sentir a tu hijo vivir en tu cuerpo es la cosa más grande que existe.

    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  13. Descriptivo, emotivo, bello y breve.
    Ya no puedo dejar de visitarte.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Casualmente ayer leí que se han publicado recientemente varios libros sobre la maternidad. A ver si me animo a escribir unas líneas.

    ResponderEliminar
  15. Tierno monólogo. Igual creo q era un diálogo, el bebe le respondía con pataditas.
    En mi blog he dejado un regalo para vos.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Dios mío, me has recordado a una amiga, que se asustó cuando dió patadas su hijo! jajajajajjaja

    bendito susto por cierto...

    Besicos y gracias por pasarte por mi blog, me gustó mucho el tuyo, si no te importa, me pasaré con frecuencia :)

    Besos!

    ResponderEliminar
  17. Ay, Naniiiiiii! Que parece que yo no voy a parar de llorar en estos días!

    Hace apenas unos minutos, mi niño se movió así, y ahora termina de cumplir los dieciocho años! ¿Qué pasa con esta vida? ¿Qué apuro le ha dado, querida amiga?

    Estoy de lo más sensible que puedas imaginar. Espero que me aguantes con tu paciencia habitual hacia mis locuras!

    Para colmo de males es bello y muy inteligente...no, no y no! Que sea solterón por un rato largo!

    Ni me hagas caso, que este bebé mío seguirá dando pataditas en mi vientre para siempre!


    Abrazos, besos y cariños para mi hermosa amiga!

    ResponderEliminar
  18. Es de las màravillas de ser mujer.
    Precioso.
    A mi me gustaba platicar mucho con mi chica.
    Es una sensaciòn bella.

    Besos linda.

    ResponderEliminar
  19. Qué alegría!!!! ya tengo tiempo para volver a leerte. Qué reflexión más bonita. Besos

    ResponderEliminar
  20. Ser madre es algo hermoso y nunca lo sabremos en carne propia..

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE