domingo, 18 de mayo de 2008

ME DEJASTE TIRADA

¿Dónde estás querido mío? ¿Dónde fuiste a parar? ¿Por qué nunca me dijiste a donde llegaste o a donde te llevaron? ¿Quién o quines me lo van a decir alguna vez?
Ya sabía yo que tu espíritu era aventurero y que te gustaba volar, pero te marchaste sin despedirte, sin un simple “adiós” o “hasta pronto”.
Te recuerdo con tu traje (carcasa como solías decir) marrón café con leche, tan elegante y pinturero, tan… especial, tan, tan, ¡qué único fuiste para mí y cuantos momentos felices vivimos juntos! Sí, es verdad, te gustaba llamar la atención y hacerte notar, pero a mí no me importaba, muy al contrario, estaba orgullosa de ti y de todo lo que eras capaz de hacerme sentir. Rebozaba de felicidad cuando entonabas aquellas canciones que escuchaba en la radio, en “Los 40 principales” o en aquellos programas que daban en la tele y que tan dichosos nos hicieron (hoy nuestros hijos dirían que eran horteras), pero ¡como disfrutamos con “Salto a la Fama “! (eso era una especie de “Operación triunfo” de aquellos tiempos), pero con el que tú y yo gozamos así como con “Escala en HI-FI”, aquello era un programa con todas las de la ley, (bueno para decir verdad, era un caraoque o similar, interpretado por actores del momento, alguno de ellos lo veo ahora en “Camera café” y hace que me acuerde de tí), donde escuchabamos las canciones del momento y las veíamos interpretar. Fuimos felices al ritmo de “Los Ángeles”, “Los Munstang”, “Los Sirex”, Salvatore Adamo ¡ohhhhh, cuando decía aquello con aquel acento! :" ... y mis manos en tu cintura…", hayyyyyyyyyyyyy, o Johnny Halliday y su rubia mujercita Sylvie Vartan por ejemplo y como olvidarme de los melenudos como decía mi padre, los míticos y “La creme de la creme”, nacidos en Liverpool "The Beatles" eso era ya el no va más. Para quién no lo vivió ¡no sabe nada de nada!
Siempre que te recuerdo se me va el santo al cielo, pero es que silbabas tan deliciosamente, cantabas, entonabas e incluso te atrevías con alguna que otra sinfonía que la nostalgia al evocarte es superlativa ¡vaya pijada me ha salido!, en fin que lo que quería decir es que todo fue ¡tan bonito cuando te tuve conmigo!, hiciste que aquellos duros días de trabajo, adolescencia y días inciertos fueran distintos. Cuando llegaste con el tío Antonio todo cambió. Buscaba un momento para estar a tu lado, acariciarte, rozarte, pasarte la mano para que no tuvieras ninguna motita ni nada que pudiera perjudicarte. Limpiaba esa carcasa que tú decías y te mimaba como a lo más preciado que tenía por aquella época. El día que no volviste se me cayó el alma al suelo. Sí, aquel día te fuiste con mi hermano a un guateque y yo me quedé trabajando.Os llevasteis todos mis discos de vinilo (no os lo he perdonado aún), aquellos que compraba con la paga de los domingos (de muchos domingos). Y me dejaste tirada ¿o no fue así? Eras mi querido tocadiscos Philis de segunda mano color café con leche. Yo te quería y no volviste más. Te quedaste en aquel guateque con toda mi música y no volviste, en el fondo de mi alma te recuerdo con cariño y con odio ¡me dejaste tirada!





Nani. Mayo 2008.

29 comentarios:

  1. Creo que va a ser que al pobre tocadiscos no le vas a tener que echar en carita nada y si a tu hermano ¿eh? jejeje si es que "loscanovacas" somos mu especiales y tos iguales, como dice "erpibe"...¡ ay que cruz! Besitos guapa, sigo con mis exámenes .... ufffff

    ResponderEliminar
  2. Ohh...los hermanos, siempre haciéndonos trastadas!! :)

    Me ha gustado mucho :)

    Besicos

    ResponderEliminar
  3. OoHHH!!! Yo nunca he tenido tocadiscos... pero me parecen chulisimos. No me extraña nada que sientas todo esto!! :D

    Un besazooo y mil gracias por tus palabras Nani... Gracias!!

    ResponderEliminar
  4. Hmmm...con la música del viejo tocadiscos se han iniciado miles de historias amorosas.Algunas serían tan efímeras como las canciones que surgían del coqueto tocadiscos,otras seguro que aún hoy continúan y es posible que,cuando los hijos adoslescentes huyan del hogar atraidos por la ruidosa oferta del "weekend",él y ella pongan un viejo tema de Charles Aznavour y se den un tierno beso mientras bailan pegados en la intimidad del hogar...ahora que nadie los ve,bueno solo el tocadiscos.Cuídate.

    ResponderEliminar
  5. Leyendote me he trasladado contigo a recordar esas canciones ¡ que bonitas ! me traen a la mente mis tiempor jovenes Y tambien recuerdo un bonito traje azul impecable y una corbata maravillosamente anudada a una camisa que olia ligeramente a lejia

    ResponderEliminar
  6. mi madre tiene discos de vinilo, del os pequeños y de los 'normales'. Qué tiempos, eh??? Además la música en vinilo suena más deliciosa...


    muaaaaks

    ResponderEliminar
  7. Jajajaja mi madre tenía un picú, creo que se dice así, y guarda gran recuerdo de él…
    Me ha gustado mucho, y los hermanos… aaaayyyyy

    Kisses

    ResponderEliminar
  8. mmm..
    Yo tengo uno de esos... Y AÚN FUNCIONA

    ResponderEliminar
  9. El picú, de Gata Roma, todavía lo conservaba mi abuela, hasta hace un par de años. Cuando falleció y fui a llevarmelo, resulta que no se quién, se lo había llevado. Que mala suerte, y cuantos recuerdos perdidos.
    Magnifica entrada, como siempre.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Ay el picú... y los discos de promoción de Mirinda... y los álbumes de vinilos sólo un poco más grandes que un CD... A un familiar que se dejó esos álbumes en la bandeja trasera del coche un día de playa, cuando fue a cogerlos se los encontró todos doblados y en proceso de derretimiento por el intenso calor.

    Ha sido precioso.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  11. Yo he crecido con los Bravos, los Brincos, los Sirex, ádamo... pues es lo que ponía mi madre en casa. Shhh, no se lo digas, pero me gustan alguna de sus canciones.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. jajajajaa genial...muy triste pero genial!!!...yo pensandomelo en zas un abandono , que horrible, pero anda que la modernidad nos despega de tanatas cosas de nuestro afecto.....un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  13. Tiene razón Maria....yo te queria comentar lo mismo....
    El culpable, tu querido hermano....jajajaja
    Pero te quedó muy bonita esta entrada....muy original....hasta el final no parece que estes hablando del tocadiscos....
    Ya pensaba yo....¡¡Joder, Nani, confesando un "lio amoroso"!!....jajajaja

    ¿Concejal de turismo?....jajaja...no me gusta la politica ni los politicos...lo siento, Nani....pero no....jajaja
    Y si....tienes razón...soy un bicho cojonudo....me encanta ponerte los dientes largos....ya verás cundo ponga el video de la puesta de sol en la playa....ya veras....de dracula se te van a poner....jajajaja
    Besos cariñosos, chica del sur.

    ResponderEliminar
  14. Es la primera vez que me paseo por aqui...

    ResponderEliminar
  15. Pues mira, yo lo siento sobre todo por los discos ea... que son auténticos clásicos!

    Besicos

    ResponderEliminar
  16. Qué tierno post!!!Y yo pensaba que se trataba de un hombre!!! Bueno, es tocadisco, masculino, algo tb te ha hecho sufrir.
    besos,
    delcioso relato como siempre.

    ResponderEliminar
  17. Ay Nani...! Que pensé que se te había escapado el canario! Yo siempre con mi visión clara de las cosas.

    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  18. ¡Qué ingrato! Yo le sería infiel con un IPOD, para que se fastidie :D

    ¡Muchos besos Nani!

    ResponderEliminar
  19. Asi son las tornamesas, un dia se van y no regresan. La mía la tengo aún, con su colección de vinilos. Pero un dia de estos se irá y me quedaré tirado también.

    ResponderEliminar
  20. Antes que nada, decirte que lamento no haberte comentado antes, y que ya he puesto el final de la historia (¡y he modificado un poquito mi blog!)

    Me has recordado a Una cancion de Shakira que se llama "Te espero sentada", ¡y que yo tengo un tocadiscos! (pero le falta aguja...)

    BESAZOS

    Psd: A quí tienes la canción: http://es.youtube.com/watch?v=WmJqJL9NFb8 ;)

    ResponderEliminar
  21. Mi viejo tocadiscos de vinilo está en el pueblo de mi abuela, cogiendo polvo, la verdad es que no lo echo demasiado de menos, prefiero el CD, ¿me habré hecho comodón? Besos.

    ResponderEliminar
  22. Ays, aquellos tocadiscos (también llamados pick-up o, en mal inglés, picá :D) y aquellos vinilos con aquél ruido tan característico. Uf, a mí me recuerdan a las mañanas de domingo y a mi padre poniendo discos de zarzuela o a mis hermanas mayores y sus discos de David Cassidy o de Los Puntos :D. Y luego ya, claro, cuando me tocó a mí apasionarme por la música y ponerme a todo volumen los discos de Tequila o de Los Pecos :D

    ¡Qué buenos recuerdos nos dejó el dichoso tocadiscos! :D

    Besos

    ResponderEliminar
  23. Ya no se puede recuperar? o buscar algo similar pa'el recuerdo? o sería necesario para que escribieras este recuerdo?
    Hay que ir en busca de otro no? te acompaño.
    Yo aún conservo los discos LP y con un stéreo un poquitín moderno.

    Besos bonita.

    ResponderEliminar
  24. Uy!!! el tocadiscos!!! increíble.

    Precioso me gustó. Bss.

    ResponderEliminar
  25. Impresionante este texto tuyo. Me enganchó desde el principio y a cada renglón leído me hicistes revivir las canciones y programas de mi infancia.
    Y el final... sorprendente. Ni por asomo me imaginé que le escribías al tocadiscos.
    De verdad que me ha encantado.

    Besos

    ResponderEliminar
  26. Precioso homenaje! De verdad hace siglos que no veo un tocadiscos funcionando! Me habías engañado en un principio, pícara amiga!

    Muchas Gracias por estas letras!


    PD: Estuve bajo el furioso ataque de virus en mi computadora, y aún no soluciono del todo los problemas. Ni siquiera puedo subir audio al blog o abrir correctamente mi correo.
    Mis disculpas por no contestarte a tiempo (y espero que este comment se publique)

    Cariños amiga!

    ResponderEliminar
  27. Cada vez que veo un tocadiscos de esos siento añoramza que tiempos

    ResponderEliminar
  28. Yo tenía uno, en una mini cadena con doble pletina... bueno, la aguja del tocadiscos la cuidaba como oro en paño, después alguien de mi familia pensó que era un trasto y se deshizo de él, así como con mi compañero de habitación.
    Besos.

    ResponderEliminar
  29. Una puesta de sol en una de "mis playas"....
    Como tu me pediste hace tiempo, Nani...
    Como ves, no me olvido..
    Besinos.

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE