jueves, 21 de agosto de 2008

Una dama en la noche



En las noches de verano le gustaba desvestirse tras la cortina y con la luz de la mesita encendida.

Ella sabía que en el bloque de enfrente siempre había chicos jóvenes que compartían vivienda. Estudiantes, camareros y empleados de los chiringuitos playeros, que se esfumarían con los primeros días de octubre o quizá antes, para presentarse a los exámenes de septiembre o comenzar el nuevo curso.

Por esa misma razón no se privaba de esa pequeña provocación. Por esa misma razón todas las noches encendía la pequeña luz de la mesita y frente al balcón, posaba una pierna encima de la cama y con todo el ritual acostumbrado, se subía la falda y se bajaba el liguero con media incluida. Con el mismo ritual, volvía a repetir la operación con la otra pierna hasta quedar el pie desnudo y acto seguido, dejaba caer el vestido después de bajarse la cremallera de espaldas al edificio de enfrente quedando la mujer en body negro de encajes insinuando una silueta bien formada aunque ya no cumpliría los 39.

Pasados esos instantes, salía de la habitación un momento y volvía a entrar con un helado al que lamía sentada a los pies de la cama (quedando de perfil al público de enfrente), y disfrutando con mucha parsimonia lo que de su boca entraba y salía. Cuando acababa con el manjar volvía a ponerse en pie, apagaba la luz y unos instantes después, volvía a verse la dama embutida en una bata de seda blanca, se acercaba al balcón, descorría la cortina y bajaba la persiana con una sonrisa dirigida al respetable de enfrente.

Los chicos quedaban una noche más, con cara de bobos y desilusionados porque de nuevo había ganado la apuesta el más antiguo en la vivienda.

Todos creían que alguna noche, la dama se dejaría ver alguna cosita más por muy efímera que fuera.

Pero la dama de enfrente se sabía demasiado bien el papel a interpretar. Una noche más se terminaba la función con la caída del telón en el mismo punto y a la misma hora aproximadamente.

A la noche siguiente, el público alertó a la casera, la tenue luz no se encendió.


Nani. Agosto 2008.



Muchas gracias Mirian por este premio "Joyas para el alma". De seguir así voy a tener que pedir una estanteria nueva, ¿se ofrece un voluntari@ a hacerme una?. Me pides que lo entregue a cinco personas. Los que me leiis sabeis que no suelo hacerlo porque todos os lo mereceis y lo seguire haciendo, pero en esta ocasión voy cambiar mi norma, porque siempre que digo que es para todos os da apuro retirarlo, así que las joyitas son, (la próxima vez si me concedeis algo y desde aquí amenazo, es para todos como siempre:


41 comentarios:

  1. Me ha encantado pero eso ya te lo he dicho...solo pasaba para decirte que...siiii que te regalo yo la estantería y ¡si! sé que estoy en paro, pero para eso está el banco del matrimonio: pediré un crédito...jajajajajaja
    un beso cariño, al final, me dan las uvas ¡ves!

    ResponderEliminar
  2. Y bueno... Una quinta parte de un remio es mejor que nada... supongo... De la estanteria no hablo porque la que tenía yo ya la he regalado... Pero algo se me ocurrirá, espero...

    ResponderEliminar
  3. Me encanta ese tipo de provocación, insinuación... con en la ventana indiscreta, con alguien que te observa. Pero solo en la imaginación, pues en la realidad no podría hacerlo.
    Tus historias dejan un halo de soledad, me dan la sensación de que acaban dejando una puerta entreabierta.

    Enhorabuena por tu premio, tienes la estantería que se cae. Y gracias por concedérmelo, (saludo inclinando el torso) es un placer.

    ResponderEliminar
  4. Uf, no me digas que cumplió los cuarenta...

    Enhorabuena por tus premios, y gracias por el que me diste hace días, llego tardísimo, pero el agradecimiento es intemporal.

    Besazos, guapa.

    ResponderEliminar
  5. Se despidió de ellos como si fuera a volver al día siguiente, imposibilitándoles un pensamiento distinto a las demás noches.

    ResponderEliminar
  6. Hola! Me encantó este relato, pero qué le ahbrá pasado a la mujer la última noche?

    ResponderEliminar
  7. Ya no quedan de esas mujeres… al menos no conozco ninguna con valor para usar medias en verano, jajajaja
    Enhorabuena por este premio.

    kisses

    ResponderEliminar
  8. Gran relato.... de verdad!!!

    y Felicidades por el premio!!!!

    Besitos guapa!!!

    ResponderEliminar
  9. Primero: felicidades por tan merecido premio...Y segundo, Yo he sido uno de esos muchachitos que, cuando vivía en Madrid, mi vecinita de enfrente se dedicaba a recalentar, cual microondas, jajaja. Que recuerdos!!!!
    Fantástica entrada, cómo ya nos tienes acostumbrados. Ya era hora de pasar por tu casa, y además te debo una entrada a Jaén, que no se me ha olvidado, eh!!!!

    ResponderEliminar
  10. La dama sabe perfectamente hasta donde llegar o, mejor dicho, sabía porque ese final...

    Por cierto, yo te recomendaría a Mario para eso de la estantería que le quedan estupendas y muy fuertes ;)

    Felicidades por el premio.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Dios que bonito!

    Le has dado el punto justo de erotismo, misterio... para mi eso es, el erotismo y el misterio están unidos...

    Besicos

    ResponderEliminar
  12. Te enviaré a mi carpintero particular para que te haga una estanteria, es un manitas y de paso lo tengo entretenido fuera.
    El relato me ha gustado mucho. Prefiero pensar que es una mujer con mucha imaginación y sencillamente se ha cansado de ese número y de esos mirones Ha cerrado las cortinas para preparar otro... O sencillamente a cambiado de ventana
    Un abrazo que hace dias que no te veo

    ResponderEliminar
  13. Una generosidad contenida, pero generosidad al fin de al cabo

    ResponderEliminar
  14. Que sí, Nani al leerte esta mañana, si me di cuenta de tu regalo. pero esperaba comentarte en el momento de ponerlo en mi blog. Muchas gracias es muy bonitoy así no me da ningún corte cogerlo.
    Los duendes de internet me habían borrado tu dirección ya me extrañaba a mi no verte hasta que me he dado cuenta.
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Ya sabes lo que se dice... es mejor insinuar que enseñar y esa mujer sabia muy bien como hacerlo.

    Un besoteee

    ResponderEliminar
  16. Aysss... y enhorbuena por el premio!!!

    A disfrutarlo!!!

    ResponderEliminar
  17. Hola Nani! Perdón si te puse en un apuro, lo que ocurre es que me informaron que debía hacerse de esa manera. Igual (creo yo) que cada uno debe hacer lo que le place con el premio, que para ello lo ha recibido, verdad?
    Muy buena la historia, buenísima.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Una escena tan bien detallada que se vive.
    Ya sabemos que hay muchos modos de exhibicionismo, y éste es el más sensual de todo, de tal manera que es un deleite para los ojos del espectador.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Hola bonita, ...yo sigo leyéndote, aunque este trasto se me rebele y muchos días, no se porque narices, no me deja comentarte (ni a ti ni a muchos de bloger...me tiene mania buaaaaa).
    El relato me ha parecido extraordinariamente bueno, de una sensibilidad exquisita y un delicado erotísmo de buen gusto.
    Felicidades por todos esos premios bien merecidos. Ahhhh y si te falta estanteria para guardarlos...yo puedo prestarte la mia que esta casi vacía...jejje
    Un besazoooooooooo
    P.d. haber si hay suerte y esta vez se publica esto, es la tercera y última vez que lo intento por hoy ...grrrrr

    ResponderEliminar
  20. Hola mi Preciosa NANI!!!!!!!

    "Una dama en la noche" es sexyyyy!!! Me encantóooo!!!

    La dama verdaderamente se complacía con ese público mudo y expectante. Y es muy interesante la forma, porque ella verdaderamente no mostraba gran cosa, casi nada. Pero estimulaba la imaginación!

    Estoy muy segura que comprometiendo tan poco de su intimidad, lograba sugestionar mucho más que los desnudos actuales!

    El final, por supuesto, abierto a la imaginación del lector...no podía ser más adecuado!

    Gracias amigaza!

    Montones de besicos míos, de mi esposo y de mi hijo, sos ídola en mi casa!

    ResponderEliminar
  21. Relato corto cargado de gran sensualidad,es mas quizas lo que imaginamos que lo que se va deslizando a traves de tus lineas,jajajaja quede muda ,buen final!!!!

    Una vez mas felicitaciones por los premios otorgados.

    ResponderEliminar
  22. Me ha gustado mucho tu escrito Nani, y coincido con la mujer semilla..tus relatos siempre dejan esa sensación de melacolía que tan bien me va..

    felicidades por tu premio..en realidad tu blog es una joya para el alma. :)

    ResponderEliminar
  23. La casera!!! siempre alguien chismosillo eh? jeje...
    Me gustó como terminaste el relato.

    Abrazos preciosa.

    G

    ResponderEliminar
  24. Me encantó este relato que explicita muy bien el morbo de cada parte cadanoche. Me sorprendió el final.Para alguien que es narcisita con su cuerpo, y que está solo, constatar el paso del tiempo y la pérdida de la juventud con cada año cumplido cuando ya no se es tanjoven, debe ser un sufrimiento atroz.

    ResponderEliminar
  25. Y cómo sigue esta historia?
    Me parece que falta lo más interesante, quién es esta mujer, cómo es, qué le ha pasado, cómo es su casa, qué profesión, tiene...qué desea, la soledad...
    Besotes

    ResponderEliminar
  26. ah! muchísimas gracias por el premio, me lo voy a colgar en un sitio bonito :)

    ResponderEliminar
  27. Muy bueno! Me ha encantado, chiquilla! La idea es buenísima! Y el párrafo final, quizás demasiado corto, pero muy intenso e inesperado! Me ha gustado mucho...en serio! Aunque bueno, no sé de qué me sorprendo, si siempre me gusta un montón todo lo que escribes! ;)

    Muchísimos besitos!

    ResponderEliminar
  28. Empezar mis recorridos de nuevo por los blogs, y encontrarme este bello relato, es de verdad un buen regalo de mañana de lunes.
    Nani, sensual y pícara tu dama de noche. Provocación que sabía efectiva, pero no duradera en el tiempo. Otros veranos, distintos espectadores, y ella con su juego de seducción, siempre repetido, como un ritual debido a uno mismo.
    Al final la que siempre gozaba era ella.
    ¡Precioso y encantador!
    ¡No se me olvida felicitarte por tu premio!! Y las estanterías, ya ves que se acumulan, para seguir recibiendo.
    Ahora, gracias por acordarte y pasármelo a mi estantería en un momento.
    Besicos, casi me parece poco, así que... ¡besicos y mucho cariño!

    ResponderEliminar
  29. Muy bonita historia, además me ha recordado mucho a unas vecinas estudiantes que tenía hace años cuando vivía en casa de mis padres. Vivían enfrente, ndaban desnudas por la casa y mi madre me avisaba, jaja. Besos Nani.

    ResponderEliminar
  30. Recoge algo en el jardín.
    Y si quieres, cotillea algo en el meme.
    Besicoss

    ResponderEliminar
  31. Gracias reina, ya sabes que no suelo ir muy lejos!!

    Un secreto sssshhhhhh, las cosas van saliendo como espero, que siga asi!!!

    Un beso

    ResponderEliminar
  32. Hola niña, gracias por tu aviso de que recogiera tus obsequios. La verdad es que lo habia visto, pero no me atrevia a recogerlo...que yo no me merezco nada y además soy timida. Pero ante tu graciosa amabilidad e insistencia ...me los llevo y los lucire orgullosa en mi sala de premios recien estrenada....
    Gracias de nuevo ....eres un encanto.
    Besazosssssssssssssss

    ResponderEliminar
  33. Un buen relato, con distintos finales posibles. (tal un final diferente para cada lector.
    Felicidades.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  34. Un relato lleno de sensualidad y voyerismo. Casi me instalo en la playa con los jóvenes mirones.

    ResponderEliminar
  35. Precioso relato, la provocación de la vecina de enfrente y ese final tan misterioso. Hacía tiempo que no me pasaba por aqui pero no tardaré en volver. No me extraña que recibas tantos premios, te los mereces.
    Besitos

    ResponderEliminar
  36. Hhhhhhhmmmmm voy a pensar que la mujer se había ido de vacaciones, no? es que sino pienso lo peor...

    muaaaks

    ResponderEliminar
  37. El caballero simpático (madre mia, que piropazo) se presenta para lo que guste la dama de los susurros.

    ResponderEliminar
  38. Gente a la que le gusta provocar pero controlando, fríamente, con el cerebro en cada gesto, en cada ensayo. Con un cálculo digno de mejores empresas. Nani: lo ve uno perfectamente, qué bien sirves las imágenes.

    ResponderEliminar
  39. Excelente escena!, muy sensual pude imaginar las luces y el decorado, hasta la música de fondo! besos.

    ResponderEliminar
  40. El público esperará cada día a la que ya no cumplirá los 39... porque sabe darles lo que quieren, sabe que si muestra más, si lo enseña todo... mañana no estarán ahí.

    Besos y enhorabuena por el premio,

    Enigmática

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE