sábado, 7 de febrero de 2009

ESPERABA




Esperaba al domingo para descansar. Esperaba el fin de semana para ir a visitarla. Esperaba que el sábado y el domingo, le proporcionara un respiro. Esperaba que dos días a la semana, le abrieran el corazón a la luz, ya que el invierno estaba resultando largo y frío y empujar la puerta de aquella casa, era como el sol de primavera. Esperaba tocar el timbre de aquella casa como cuando era pequeña y que aquellas manos ya arrugadas le abrieran (a pesar de tener llave), como cuando volvía del colegio. Esperaba ensanchar el alma, con el aroma a lavanda que siempre tuvo aquella vivienda. Esperaba oler el puchero de los días festivos. Esperaba escuchar los alborotos y discusiones de sus hermanos, deslizarse por el hueco de las escaleras. Esperaba recorrer el pasillo y antes de llegar al despacho de papá, notar el dulzón olor que despedía la cachimba de madera. Esperaba empujar la puerta del patio, y ver los rosales florecidos, las macetas de perejil, albahaca y el lilo en flor. Esperaba subir las escaleras, dejar su chaqueta sobre la cama y sonreír, pensando en la bronca por no guardarla en el ropero. Esperaba acercarse a la ventana, para mirar a través de los cristales y ver a los chiquillos rodilla en tierra, jugar a las bolas y al trompo, mientras las niñas saltaban a la comba entonando una dulce canción. Esperaba todas esas cosas, mientras metía la llave en la cerradura y darse cuenta que todo aquello sucedió hace millones de años.

Esperaba…, mejor esperó en el rellano, sonrió y pensó que era inevitable que acudieran esos pensamientos dulces, cálidos y llenos de ternura, que siempre le hacían el día a día mucho más sabroso y que le cargaban las pilas, todos los fines de semana.


Nani. Febrero 2009.

43 comentarios:

  1. pero creo que es una dulce espera....

    ResponderEliminar
  2. Vivencias que se esperan volverlas a vivir y un día solo quedan en espera.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Lo bonito es tener esos recuerdos, una infancia totalmente feliz, qué más se puede pedir?

    Besicos

    ResponderEliminar
  4. Todas esas sensaciones son las que hacen que una simple casa se transforme en un hogar.

    Y pululan como fantasmas por las esquinas, llenando los rincones de risas, de emoción, de lágrimas contenidas...

    A veces nos gustaría volver a vivirlos... ¿verdad?

    Un besito, cielo.

    ResponderEliminar
  5. Nani querida, creo que un recuerdo feliz de infancia, es un tesoro muy valioso y lo mejor de todo es que tiene el olor, color, temperatura, latires... todo, todo tan intacto como cuando se vivió.
    Para ser una persona feliz, los recuerdos felices de esa epoca son tan importantes como el pan de cada día. No crees?
    Besos

    ResponderEliminar
  6. En ocasiones especiales, como es el caso de "Esperaba" podemos apreciar en toda su dimensión, la gran cantidad de registros que tenemos sobre un lugar. Y que convierten ese espacio en ÚNICO para nosotros.

    Es maravillosa la forma en que se dan la mano, estrechamente, ese conjunto de sensaciones.

    Bellísimo Nani mía!

    También mi amado poeta ciego inmortalizó en el poema de Adrogué, letras ad hoc que dicen más o menos así: "Como pude perder aquel Orden, de humildes y queridas cosas, inaccesibles hoy como las rosas, que dio al Primer Adan el Paraíso" Borges

    Te abrazo mi alma, con todo cariño!

    ResponderEliminar
  7. La infancia que nos acompaña siempre. El recuerdo es dulce cuando siguen con nosotros las personas con las que compartimos esos años tiernos. Pero se torna triste cuando ellos se marchan de la vida real.

    ResponderEliminar
  8. La vida es movimiento y el pasado queda atrás, para recuperarlo cuando abrimos esas cajitas de recuerdos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. ¿Estoy oliendo las patatas con carne de mi abuela? hay cosas que solo apreciamos cuando nos hacemos mayores... besitos varios.

    ResponderEliminar
  10. Realmente cuando esperas desesperas, pero madre mía cuando llega!!!!!!

    besicos

    ResponderEliminar
  11. :)

    Delicioso, como siempre... Además, m eha recordado mucho a mi niñez, yo también pasaba los fines de semana en casa de mis abuelos maternos... Qué grandes recuerdos!!

    Un besoteee Nani!!

    ResponderEliminar
  12. A la distancia todo se ve más dulce. Creo que le leí a Oscar Wilde (y si es otro, bueno, yo siempre le atribuyo toda frase a Wilde) "el único encanto del pasado es que ha pasado". No sé si es el único encanto, pero la bruma de lo lejano agranda la belleza.

    ResponderEliminar
  13. ¡Uy,Nani!...Hoy aquí es domingo también, y me regalaron un conejo y lo guisé. Y no vas a poder creer,a partir de eso he estado así como vos todo el día, "esperando". Es decir, con un montón de sensaciones de otros tiempos dándome vueltas en la cabeza.Expresaste todo ese sentimiento de una manera maravillosa. Ha sido bueno que le dieras forma a esta nostalgia. Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Qué buenos recuerdos tienes Nani.

    Me alegra que sean así de dulces y tiernos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Qué bonito tener todos esos recuerdos cuando se abre una puerta, tan conocida, tan querida.
    Inindan todas las sensaciones, las emociones, los recuerdos vividos.
    Y siempre se espera, que aún siendo con la mente todo reviva de nuevo.
    Precioso Nani, un regreso emotivo a un tiempo pasado...
    Muchos besicos.

    ResponderEliminar
  16. Hasta que un día, dice ese pesimista que hay en mi, la espara terminó y las manos arrugadas no tuvieron más a quien abrirle la puerta...

    ResponderEliminar
  17. La infancia es un reducto para la nostalgia, la única nostalgia no destructiva es la infancia.

    ResponderEliminar
  18. siempre quedan los recuerdos para alimentar tus sueños del ayer

    un beso

    ResponderEliminar
  19. Tener esos recuerdos de la infancia ya es todo un tesoro , niña.

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. El más poético de tus relatos, por las frases con la misma palabra repetida encabezándolas y por todo lo que se rememora.

    ResponderEliminar
  21. Qué ingeniosa y hermosísima forma de contar una vida y de atraparnos en ella.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Esperando esperando se me olvida vivir a veces.

    ResponderEliminar
  23. Ojalá hubiera tenido a mis abuelos cerca, ains...

    Preciosos recuerdos, casi se pueden tocar y oler.

    Besazos.

    ResponderEliminar
  24. A mí los recuerdos me llenan de nostalgia. Nostalgia mezclada con desconcierto.

    Un besote lindura!

    ResponderEliminar
  25. Lo bonito es vivirlo...y poder recordarlo con alegría.

    :)

    ResponderEliminar
  26. Que hermosos esos recuerdos y que enorme ilusión la de esa espera que se sabe imposible.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. qué bonito y visual, pero lo que pasa con los recuerdos de este tipo es que JAMÁS volverías a encontrártelos, aunque sea el mismo escenario, las mismas gentes, las mismas cosas...porque cuando pasan años los que cambiamos somos nosotros mismos, por eso ya nada será igual... de esto me di cuenta hace poco tiempo y...bueno, hubo un halo de desilusión, pero el cambio siempre es bueno y si no...se cambia otra vez y punto pelota!!! jajajaa
    besicos guapi

    ResponderEliminar
  28. Gracias por regalarme el relato de Cava la Sultana.
    Mientras lo leía me sentí la protagonista, con los velos y las sedas, con mi soldado cristiano y con mi castillo de princesa.

    Gracias . Besos

    ResponderEliminar
  29. hay esperas llenas de agonia, otras de nervios, y luego hay esperas dulces y tranquilas. Creo que lo tuyo es una de las pocas asi :)

    ResponderEliminar
  30. Pero que bonito!!! como siempre..

    Me ha encantado.

    ResponderEliminar
  31. Ecantador, me ha gustado mucho. Ha sido un grato descubrimiento y un placer. Au revoir!

    ResponderEliminar
  32. Hola!!!! La verdad es que veía en el blog de María comentarios de "La Casa Encendida" y me llamaba la atención porque en Madrid hay un centro cultural mu famoso que se llama así... Y eras tú la que estaba detrás de ese nombre, jeje. Pues nada, llevo unas semanas con el blog, y estoy muy contento; es una experiencia nueva para mí... Y bueno, voy tirando, cuando uno se pone, van saliendo cosillas... Es bonito. Yo también te seguiré y bichearé por tus entradas. me quedo con esta frase... "Hay días que la esperanza es la única que nos deja caminar", la esperanza siempre me ha parecido una de las mejores virtudes. Un abrazo! Nos seguimos!

    ResponderEliminar
  33. Utilizar el recurso de la palabra repetida es algo que, sin duda alguna, impacta.
    Tal es el caso, muchacha.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  34. Hola, tengo para ti un detalle en mi cuevita, pásate cuando gustes, estoy de celebración...habrá champagne y fresas

    Cariños Nocturnos.

    ResponderEliminar
  35. A veces es necesario no perder esa espera.
    Muy emotivo.


    Abrazos preciosa.

    ResponderEliminar
  36. ¡Ummmm! qué increible ha de ser estar contigo en la cocina, mientras se te hace de pinche, observando cómo te mueves entre tus cacerolas y se charla... y cuentas cosas, historias, y los demás te escuchan y preguntan... te piden ¡cuéntame...!

    ¡Qué dulce eres!

    ResponderEliminar
  37. Hay esperas que son hermosamente cálidas... :)

    Ahora voy a intentar ponerme al día que ando con tan poco tiempo que me estoy perdiendo lo que más me gusta :)

    Besos

    ResponderEliminar
  38. Querida Amiga:

    Espero que estés muy bien. Te imagino muy ocupada por estos días!

    Recibí mi Enorme Abrazo y sabé que siempre estoy con Vos!

    ResponderEliminar
  39. Los recuerdos esperan siempre, están ahí para acudir a ellos, nos acompañan toda la vida y nos recuerdan pasajes de nuestra existencia. A veces tristes y a veces dulces. pero siempre a la espera.

    ResponderEliminar
  40. Guapa, por lo que veo debe estar muy liada... no??

    Espero que estés bien.

    Un beso fuerteee

    ResponderEliminar
  41. Ainsss, esos recuerdos de juventud, que no falten nunca!!

    Qué sería de nosotros sin un poquito de melancolía, verdad?

    Besitos, Nani.

    ResponderEliminar
  42. Hola, acabo de descubrir tu blog y me ha encantado.
    Un abrazo,
    Elena

    ResponderEliminar
  43. Bonito, entrañable como todos los recuerdos gratos de la infancia.
    Una fotografía preciosa, excelente perspectiva para pintar.
    Mi Susana no es tu Susana, pero me gustó visitarla. Abrazos y encantada de pasar por aquí.

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE