martes, 26 de enero de 2010

SE ARRANCÓ LA BOCA



Dibujo de Mariaphan. Aquí puedes encontrar su "Arte".
El texto inspirado en la entrada de su otro blog: A doscientos kilómetros.



Volvía a su casa arrancándose a jirones la boca. Ese día le dolía todo lo que había dicho, todo lo que había dado, todo lo que había hecho y le dolía volver a decir nuevas cosas. Cosas buenas o malas. Cosas que pensaba y que no quería que salieran afuera. Por eso mismo decidió arrancarse la boca de cuajo. La decisión había sido drástica, pero prefirió hacerlo así. Se conocía demasiado bien y sabía que siempre apuraba un último cartucho: “La última espuela que decían en su pueblo” y por eso mismo, la arrancó y la dejó tirada en un contenedor de la calle más cercana al desengaño. Sabía que si la dejaba allí, le costaría mucho ir a buscarla, ir a volver a intentar algo que no merecía la pena. Nunca le importó lo que otros llamaban rebajarse o humillarse, para ella sólo era un intento de recuperar lo que podía perderse y ahora se daba cuenta que aquello que tanto buscaba, desde un principio estuvo perdido…, ¡su inocencia o ingenuidad! –pensaba- , pero ya lo mismo daba lo que fuere que le impulsaba a hacer aquellos intentos, aquellos esfuerzos o aquellos… ¿cómo llamarlo?, ¿ridículos?, ¿ponerse en evidencia, hacer el panoli? Ya tanto da –seguía pensando- La he dejado allí en el contenedor. De allí no saldrá, por lo tanto me he quedado muda. Ya el silencio será mi bandera. El silencio será mi objetivo y en silencio y por dentro, derramaré el llanto, la impotencia y todo esto que me ha llevado a tomar esta última decisión.

Empuja la puerta de su casa con furia, mientras sigue pensando:"Pero si que estoy segura de que aún sin boca, me voy lamer las heridas, me voy a curar y mi crecida va a ser la más grande, la más apoteósica y la mejor de mi vida, porque me obligan a arrancarme la boca, pero nunca me arrancarán mi manera de ser y de sentir".


Nani. Enero 2010.

27 comentarios:

  1. Uf...que duro llegar hasta ese límite.

    Y cuánto hace pensar este relato! ^^

    Un besico!

    (Sublime, querida!)

    ResponderEliminar
  2. Jamás nadie debería arrancarse la bova para no ser como es... Cada uno debe opinar lo que siente o lo que quiere... vivimos en un mundo libre (en teoría, claro).

    Un besoteee

    ResponderEliminar
  3. ¡Madre mía!
    Me has dejado sin palabras. Y opino como acoolgirl, jamás nadie debería hacernos que tiráramos la boca al contenedor.
    Lo bueno es que, aún sin boca,la manera de ser y de sentir siga siendo la misma.
    Muchos besicos muy enorrrmess!!

    ResponderEliminar
  4. Visceral y femenino, fuerte y fatal!
    Bien se puede "arrancar la boca" y evitar que salgan los sentimientos a borbotones, desordenados pero en su máxima pureza. Más ese acto desesperado no evita que el corazón siga funcionando...aunque esté lisiado!

    Mariaphan, encantadora! Como siempre, nos transmite en sus trazos la enorme ternura de su forma de ser!

    Pintora y Escritora, una dupla de lujo!

    Muchos, pero Muchos-Muchos besicos para ambas!

    ResponderEliminar
  5. Sábes... yo también me quedé muda... porque esto mismo estoy sintiendo... y no se me ocurrió arrancarme la boca... como no se me ocurrió?
    Seré menos drástica pero utilizaré el mismo método.
    Y de seguro ni a ella ni a mi, podrán sacarnos la manera de sentir y de ser.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Lo malo que tiene le silencio es que cuando quieres avisar, no puedes...

    Tengo un medio relato escrito sobre eso, quien sabe, igual lo saco ;)

    Besicos

    ResponderEliminar
  7. Muy visual lo de arrancarse la boca y tirarla, muy chulo. Sólo he visto una cosa que no me cuadra o no he entendido, que el relato empieza en tercera persona y acaba en primera persona. Besos Nani.

    ResponderEliminar
  8. Como un Ave Fénix, que renace de sus cenizas.

    ResponderEliminar
  9. Hay una boca amarrada al alma y otra que vuela ligera, unida por un suave pegamento al yo.

    ResponderEliminar
  10. Qué poder para crear imágenes tienes: te admiro.

    ResponderEliminar
  11. Bastante fuerte.
    Demasiado terrible arrancarse la boca...¡ay, qué triste!

    ResponderEliminar
  12. Vaya, las dos habéis dicho exactamente lo que se siente, es maravilloso.

    ResponderEliminar
  13. Excelente texto compartes,
    un placer pasar por tu casa
    feliz semana
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Cuantas, cuantísimas veces, habré querido yo arrancarme la boca arrepentida de haber dicho según qué cosas...

    Besos

    ResponderEliminar
  15. ¡Ay! La de veces que me tenía que haber arrancado la boca yo. Una vez que esparces el veneno, es difícil recogerlo. Muy bonito. Besos.

    ResponderEliminar
  16. Y se me ha ido haciendo un nudo en la garganta.Hay mucha fuerza en estas lineas y detrás páginas no escritas de vida.
    Será obligación visitar a la artista que inspira estas letras.
    Un abrazo Nani

    ResponderEliminar
  17. Cuantas veces no hemos querido arrancarnos la boca por hablar de más o decir nuestras verdades. Pero a veces es mejor callar. A veces, solamente.

    ResponderEliminar
  18. Te envié por mail el comentario, me pareció no poder entrar aquí para dejarlo. Agrego a lo anterior que, en cueanto al sentido del cuento, no siempre es bueno cerrar la boca.¿Cómo desprenderse, sin boca, de la impotencia, de la rabia, del dolor?... Siempre, siempre, las palabras son un bálsamos.

    ResponderEliminar
  19. Algo triste pero a la vez poderoso.
    El corazón que no le cambie.

    Abrazos preciosa.

    ResponderEliminar
  20. Hola Nani, suena a rebeldía, a un espíritu juvenil. De todas formas es un poco drástico eso de arrancarse la boca. Mejor contar las cosas. Decirlas de alguna forma.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Terriblemente hermoso, Nani.
    Y tan hermoso como los dibujos de tu niña, que no me canso de admirar (y espero ella no se canse de oírme repetirlo :D).
    Besos aún con la congoja entre dientes.

    ResponderEliminar
  22. shhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh shhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh...

    aaaaaaaaaaay qué dolor mas grande!!!

    jejeje gracias por inspirarte y regalarme, a mi particularmente, este trozo de vida...

    ¡me gustó la metáfora de lamer las heridas! sin boca, pero desde las entrañas, como todos los renacimientos...

    te quiero ¡ARTISTA!

    ResponderEliminar
  23. wow!, me hace recordar aquello de que ha de procurar uno que las palabras que salgan de nuestra boca sean dulces, no sea que un día tengamos que tragárnoslas.

    ResponderEliminar
  24. Cuantas veces he deseado yo por momentos arrancarme la boca y luego me he alegrado de no haberlo hecho.
    Hubiera sido como renegar de una parte de mí, aunque a veces me haga pasar malos tragos. Pero hay cosas y situaciones que hay que gritarlas.

    Muy buen escrito Nani, para desmenuzarlo y analizarlo.

    Besos

    ResponderEliminar
  25. Que buen blog, me gusto.
    Lindo post, saludos...
    Te sigo

    ResponderEliminar
  26. Hay que tener cuidado con la boca, puede ser el arma más peligrosa.

    No pocas veces habré querido yo arrancarme la boca ... ufff ...

    Un besote, Nani.

    ResponderEliminar
  27. Hola Nani:
    Gracias por visitarme.
    Entro también en tu blog y me encanta; me he emocionado con alguna de las entradas...
    Cuéntame también entre tus asiduas., asi como en tus seguidores.
    También, otro besico.

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE... PASA.