lunes, 15 de marzo de 2010

EL GUSANO DE LA MANZANA




Me dispongo a pelar la manzana más verde y brillante que hay en el frutero.

Mientras empiezo a retirar la piel con la puntillita que tengo en la cocina, imagino que cuando llegue a la apetecible carne jugosa y agridulce me podría encontrar la sorpresa menos deseada en este momento. Podría salir a saludarme un hermoso gusano y entonces me llevaría un grandísimo berrinche, la merienda que tanto me apetece se marcharía de paseo y me quedaría con tres palmos de narices, con la boca hecha agua y el estómago gritando que tiene hambre.

Algo me dice mientras sigo pelando, que mi merienda será otra. No, no hay un solo gusano sino cuatro robustas y hermosas lombrices, que se retuercen de manera tan espléndida, que parece ser se encuentran a sus anchas en su cama y de tal manera, que me ha parecido se reían a carcajadas viendo mi cara de asombro.

Nani. Marzo 2010.

28 comentarios:

  1. No te creas, estarán fastidiadas porque les has despertado y les has quitado la manta de la cama ;)

    Besicos

    ResponderEliminar
  2. Cuantas veces me he llevado yo la misma sorpresa y me he tomado unos berrinches de campeonato. Luego, con el tiempo, una se va haciendo a a todo.
    Ahora cuando me sorprende algún inquilino simplemente aparto el trozo, lo deposito cuidadosamente con ellos en un arriate de plantas (para que continúen su ciclo), y me como el resto limpio.
    A ver, la experiencia y la crisis hacen maravillas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Y bueno, peor que encontrarse un gusano , incluso, peor que encontrarse cuatro lombrices, es encontrarse únicamente medio gusano

    ResponderEliminar
  4. En la vida hay gusanos por todos lados. Hasta en la manzana.

    ResponderEliminar
  5. Jajajajajajajá!!!! ¿Acaso no has pensado en las cualidades nutritivas de gusanitos y lombrices???

    Sos divina NANI, me encanta tu mirada de niña chica en estos relatos, y definitivamente no me cuesta imaginar tu cara!

    Confesión: no me gustan las manzanas!...mmmmmmm por ahí quizás en alguna tarta, o como complemento de alguna comida, más nada.

    De modo que por mí, pueden quedarse a vivir en la frutera, y se las regalo con todo gusto al gusanito o a las lombrices!

    Besitosísimos con toneladas de cariño mi guapísimaaaaaaa!!!

    ResponderEliminar
  6. Las agarraste con las manos en la masa.
    Bueno, en la manzana.

    :)

    ResponderEliminar
  7. lo que para algunos es una desilución para otros es una fiesta... así es la vida...
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Vaya, vaya, te estás superando en el arte de la divinación, jajaja.

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Hola mi Nani!...No había leído este relato tuyo tan llano y natural,la alegría de unos son las penas de otro,te veo ahí en la cocina ansiosa y alegre como siempre mirando probablemente el resto de frutas en la mesa.

    Un abrazo muy grande!

    ResponderEliminar
  10. Pero y ¿qué merendaste...?
    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  11. No me importa encontrarme un gusanillo en la manzana. No se, me parece que es más auténtica. Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Aisss, puestas a tener que encontrarse algo, prefiero un gusano, las lombrices me dan más grima.

    Claro, eso en las manzanas, porque en otros lados las lombrices y los gusanos andan tan juntos que casi ni se distinguen.

    Muchos besicos, maestra del relato.

    ResponderEliminar
  13. "Una cosa piensa el burro y otra el que lo albarda", refrán de mi madre, que vale también en este caso.

    Querida Nani, besos y :) :) :)

    ResponderEliminar
  14. piuck!! Eso si me pone mal, pero bueno piensa que te arruinaron al merienda pero tu les arruinaste la siesta. Karma instantáneo.

    ResponderEliminar
  15. Piensa, amiga, que cuando la fruta no tiene "bichos" posiblemente es porque fue tratada con multitud de "venenos" como llaman aqui, en Andalucia, o los fitosanitarios...

    Cuando tiene un bichito no hay que asustarse... Posiblemente deberian darnos mas miedo los "venenos" con los que los agricultores tratan las cosechas...

    Un abrazo, amiga... Yo estoy sensibilizado a que un melocoton, por ejemplo, madurado en su punto e incluso con un bichito (que se quita y ya está) es una delicia...

    ResponderEliminar
  16. hola!
    te invito a que pases por mi casa
    dejare la puerta entreabierta..
    te dejo un fuerte abrazo!!!

    ResponderEliminar
  17. Debe ser una casa cómoda vivir en una manzana, que se lo digan a los de Nueva York.

    ResponderEliminar
  18. buaggggggggggg, qué asco !! Eres el colmo...
    Besotes

    ResponderEliminar
  19. Jopelines...con lo feas que son las lombrices... te lo digo yo que soy una experta, ya que todos los niños a diario, en el recreo... se encargan de traerme un variado surtido para que las vea y les sonría diciendo: si, si...ya veo...un gran tesoro "lombricero" aaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhh ¡ qué jasco niña ! jajajaja

    En fin... ahora se coge otra manzana ¡y punto! ¡to sea eso!

    Besos linda...

    P.d: y si no te doy yo una naranja de por aquí, que están mu ricas y me las quitan de las manooooos, señoritaaaaaaaaa!!!!! jajajaja

    ResponderEliminar
  20. jajaja..creo que ya no te enojaste y mejor te dio risa. Qué bueno que las dejaste seguir con su merienda. Al menos te diste cuenta a tiempo.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  21. Pues tú pelas la manzana y tiempo te ha dado de ver la sonrisa de los gusanitos y yo que me gusta comérmela a mordisco limpio de esos que muerdes , cruje y luego miras el hueco dejado para encuadrar el siguiente mordisco, y es entonces cuando sabes que algo más había.
    Jjejeje bonito relato
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. jajajaja dura sorpresa, amiga , me imagino que no fue tan grati el desayuno. Hermoso post , muy bien escrito. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Mujer, encima que estaban dispuestas a compratir su comida contigo... Jajajajajaja

    UN BESAZO.

    Volví.

    ResponderEliminar
  24. Mi abuelo decía que las manzanas con gusano son las mejores, porque los gusanos saben dónde se meten. Y los abuelos no mienten.

    ResponderEliminar
  25. Querida Nani, ¡a ver cuando ese dichoso gusano acaba con la manzana, que estoy esperándote!
    Besitos, mientras.

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE