martes, 31 de agosto de 2010

ABRAZO ETERNO





Los dbujos se los cojo prestados a Mariapan



“Las musas son los besos y las caricias que sueña todo artista”

Sí, eso pensaba cuando se sentaba delante de la partitura en blanco y les rogaba que no se fueran de “picos pardos” sin pasar por su imaginación, sin hacer sonar las cuerdas de su guitarra e imaginar una melodía que le dejara un dulce sabor de boca.

… y era uno de esos días en los que no conseguía de “ellas” (las musas), al menos un susurro y fue por eso que dibujó a una de ellas a su lado. Unidos en un abrazo. Como la imaginaba a ella, su querida guitarra y como no, el artista. Quería que vieran cuanto las necesitaba y como le influía tenerlas cerca. Quería decirles cuanto las quería y como bailoteaban sus dedos, su alegría y todo su ser, cuando las sabía remolineando a su alrededor. Quería homenajearlas, sí, algo así era lo que pretendía.

Las imaginaba con grandes y hermosas miradas. Cabello oscuro y sedoso. Manos suaves como el armiño y sonrisa blanca y luminosa, dejando escapar estrellitas brillantes de los hermosos ojos almendrados y grandes como polvorones navideños.

Quería decirles tantas cosas que al final, sonó en armonía una bella melodía que hablaba de la musa, de todo su amor y de lo mucho que tenía para entregarle. Le habló de lo que le costó retenerla, de todo el esfuerzo y de que mereció la pena haberla perseguido.

Una persecución que duró toda una vida. Un dejarse perseguir que le acompañó en el camino. Una reconfortante vida de musa y artista, que duró mientras que ambos existieron y les duró el abrazo eterno.

Nani. Agosto 2010.

viernes, 20 de agosto de 2010

PARTIR, PARTI-DOS





ACTO DE INAUGURACIÓN EXPOSICIÓNDE ILUSTRACIONES
“AMOR, DESAMOR Y RENACIMIENTO”
MARIAPÁN
DÍA 21 DE AGOSTO DE 2010
CAFÉ BAR “CASABLANCA”
21:00 h.
CONCIERTO: LOS OPERATIVOS / TRIGLICÉRIDOS



Este es el cartel de la inaguración esposición de ilustraciones de MARIAPAN que hace por vez primera. Me ha pedido que escoja un dibujo y le haga un texto con lo que dicho dibujo me sugiere para acompañar a la exposición. Junto con los dibujos habrá tectos acompañándolos y por lo visto, nos tiene preparadas algunas sorpresas; seguro que lo vamos a disfrutar. Ha sido un placer y aquí os dejo el dibujo que escogí y mi texto, para que también lo disfruteis vosotros.





Partir para dejar en el lodo la hipocresía.


Partir para dejar la falsedad.


Partir para recuperar la confianza.


Partir para desnudar mi verdad.


Partir para mirar la luz.


Partir para ver-nos partir-dos.


Partir-dos para llorar-nos menos.


Partir-dos para mirar-me más.


Partir para agarrar la vida.


Partir-dos con valentía.


Nani, Agosto 2010.

jueves, 12 de agosto de 2010

COKO




Coko es la hija pequeña de mis amigos “los Valdivia”. Llegó ya cuando todos sus hermanos eran mayores y por lo tanto, el juguete de todos, algo que ella una niña muy inteligente, supo aprovechar y le sirvió para aprender más deprisa que el resto de compañeros.

Esta mañana cuando estaba haciendo las faenas de casa, llamaron al timbre de casa y he aquí que me encuentro con una “Coko” de 17 años, preciosa y alterada en demasía para su temple, contagiándome porque no es cosa habitual en la hija pequeña de mis amigos.

No me ha sorprendido que se presente así de sorpresa, ella lo hace siempre que le apetece e incluso se queda a comer, pero si es extraño verla nerviosa y alterada. La hice pasar, quité a Juan Manuel Serrat que era al que yo escuchaba esta mañana y sentadas en las escaleras empiezó su relato.

- Sabes que estaba interesa en las excavaciones que realizan en la Fortaleza de la Mota y me inscribí este año para formar parte del equipo. Estamos pasando un calor enorme, pero eso no ha impedido que hayamos trabajado con mucha ilusión, ¡ya ves lo morenita que estoy! Aprovechamos las horas más frescas de la mañana, a las seis ya estamos con nuestros palas y escobillas, rastreando palmo a palmo los trozos recién descubiertos y he aquí el motivo de la visita que te hago. Estamos en el descanso para el desayuno y aunque no salimos del recinto, yo he pedido permiso alegando que tengo dolor de barriga y que voy a casa de una amiga que está muy cerca para que me haga una manzanilla, así que aquí estoy, pero no quiero infusión alguna, sino comentar contigo lo que me acaba de pasar allí arriba.

La chica con el antebrazo y en un impulso mecánico, se quitó algo de sudor que le inundaba la cara y sacó de su mochila un objeto pequeño y brillante que me dejó boquiabierta, pero después de un instante le dije: “Coko, sabes que no está permitido hacer esto y que te puede perjudicar a la hora de finalizar el curso”.

Ella asintió con la cabeza y balbuceó: “Lo sé y por eso estoy tan nerviosa, pero no he podido evitar cogerlo y venir a enseñártelo, es precioso, pero estoy asustada, ¡si vieras que me ha pasado cuando lo tuve en las manos! Fue una sensación extraña y como si me diera una descarga eléctrica. Me dio una sacudida y al mismo tiempo, salieron unos reflejos muy llamativos. Tuve la intuición de que algo quería decirme y me sentí como “Aladino” en el siglo XXI. Sé que deberé entregarlo, pero primero quiero que veamos que es lo que esto quiere decirme, ¡por favor ayúdame esto es algo que debo hacer sola, lo he sabido desde el primer momento del hallazgo, pero me sobrepasa y por eso estoy aquí!

Agarré el objeto y me sacudió a mí también. Era una extraña experiencia nunca sentida anteriormente. La sensación era de algo familiar pero al mismo tiempo inquietante. Cuando me recuperé y procurando que no me notara lo alterada que estaba, miré con detenimiento. Vi que algo había escrito y le pedí que cojiera la lupa que hay en el cajón de la cómoda. Cuando lo teníamos bajo el cristal, pudimos ver que eran signos extraños (bueno extraños para mí porque la chica comenzó a decir muy despacio, procurando asegurarse de lo que leía): “Está escrito en griego y dice algo así. Este es el comienzo del camino a la obra perfecta, al conocimiento a la sabiduría, pero la persona que me encuentre y no me utilice con buena voluntad, todo se volverá en su contra…”

La chica temblaba, no se si de emoción o de asustada que estaba, así que le llevé un vaso de agua y la detuve diciéndole: “Coko cálmate, lo mejor es que vuelvas a enterrarlo donde nadie lo pueda encontrar, esto puede volverse en nuestra contra y no estamos preparados para saber que puede ocasionar, así que si estaba enterrado por algo sería, estas cosas vuelven locas a las personas egoístas y perjudican a todo ser viviente. Igual se trata de una prueba y lo mejor es seguir con lo que tenemos y saber aprovechar el día a día. No existen las pócimas mágicas ni los milagros. Las personas tenemos lo que con nuestro esfuerzo nos ganamos y conseguimos, así que esto muy bien puede ser una zancadilla en el largo camino que te espera. Vuelve con tus compañeros y oculta este hallazgo. Tú y yo sabremos que allá en la Mota hay un secreto que debemos guardar, ¡será nuestro secreto y lo que nos haga pensar siempre, que la vida no es sino la que todos nos elaboramos a cada paso, con nuestros aciertos y con nuestros errores, las maravillas las dejamos para los relatos de ficción. Luego cuando seas mayor y tengas a tus propios hijos, puedes contarle cuentos con relación al hallazgo y verás que fue un gran acierto dejarlo, nada te puede perjudicar si todo continua como está, pero que sabemos pueda pasar si lo cambiamos por un hallazgo que no sabemos que es ni que significa. La vida se compone de muchas cosas, pero todas construidas a su paso, sin prisas y elaboradas igual que se hace un pastel de frutos secos. Primero hay que comprar los productos, elaborar la masa, agregarle los frutos e ingredientes y meterlo a cocer al horno. Enfriarlo y estará dispuesto para consumirlo, así es la vida de todo ser que se precie. Nada se consigue sin un mínimo de esfuerzo, esa es nuestra bandera y nuestra insignia”.

La chica recogió todas sus cosas, metió todo en la mochila, se bebió otro vaso de agua y con un abrazo se despidió sonriendo.

Nani. Agosto 2010.

jueves, 5 de agosto de 2010

CANTOS DE SIRENAS



Los dibujos se los cojo prestados a http://carapahn.blogspot.com/



La luna estaba zurcida al cielo,

con puntadas de nube alrededor.

"La ladrona de libros” de Markus Susak.


La luna estaba zurcida al cielo con puntadas de nube púrpura. El sol ya se dejaba caer para descansar en un colchón marino, mecido y arrullado por la voz de las sirenas.

Los nativos del lugar siempre decían que cuando el sol se ponía, el mar se serenaba y se escuchaba ese ir y venir de suaves olas que le acunaban.

Los cantos de sirenas eran tan poderosos y sugerentes que algunos lugareños atraídos por sus melodías, se introducían en el mar como hipnotizados y no volvían a sus lugares de origen, corriendo el bulo de que las ninfas marinas se adueñaban de su espíritu y los hacían sus más fieles amantes, incluso que llegaban a ser servidores y criados incondicionales y hasta se llegó a escuchar, que se alimentaban con sus entrañas, las cuales les otorgaban juventud y belleza para la eternidad.

Lo cierto es que desaparecían algunos jóvenes guapos y varones famosos por su belleza y varonil semblante.

Una madrugada, la hija de Manuela la frutera y de Juan el pescador más veterano, no se conformó con la desaparición de su novio Pablo, se escondió bajo las redes de la barcaza y cuando Juan se hizo a la mar y advirtió su presencia, era muy tarde para dar la vuelta y dejarla. Ella le explicó que tenía que buscarle en los cantos de las sirenas. Que ella era capaz de cantar con más intensidad y dulzura que todas las ninfas juntas y que tenia que rescatarle de sus infames y egoístas poderes, así que el padre se dejó convencer y sentada en la proa la vio y escuchó hasta el amanecer y resto de la mañana. Sus melodías eran sentidas, pero según avanzaba la barcaza y la mar se vestía de luna llena, los cantos se hicieron tan sumamente melancólicos que dolía escucharlos. Juan no tenía que acercarse a su hija para saber que las notas que salían de su garganta eran un llanto lleno de súplica y también supo, que le costaría mucho superar aquel desengaño que los viejos del pueblo hacían creer que eran cosas de sirenas.

Mientras, “la luna estaba zurcida al cielo con puntadas de nube alrededor” y llanto de una joven enamorada.



Este relato ha surgido por la influencia playera, los recuerdos infantiles que a veces me asaltan por tantos y tantos cuentos leídos. Y es que las vacaciones y el relax, a veces tienen estas consecuencias además de la lectura de: “La ladrona de libros” que es muy sugerente.


Nani. Agosto 2010.

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE... PASA.