martes, 18 de enero de 2011

LA ABUELA


El dibujo se lo he cogido prestado a Maria Pan

Recuerda a papá que baje la tapa con mucho cuidado que el cristal es demasiado delicado. La jarra es la única que nos queda y con ella se van los recuerdos de la abuela y el mimo que ponía a sus cristales. Ella tenía tiempo de ocuparse de las celebraciones, ¡ay!. Ahora con el trabajo y las prisas, rompemos todas esas delicatessen y con ellas se esfuman los recuerdos más queridos de infancia, cumpleaños, navidades, comuniones, primos, tíos y lo que más me duele, su recuerdo.


Nani. Enero 2011.


Safe Creative #1103018610168

23 comentarios:

  1. Lo maravilloso de todo es que ahí no están los recuerdos... los recuerdos no se pueden romper (agraciadamente Vs. desgraciadamente).

    Las abuelas no se olvidan nunca... ni las buenas ni las menos buenas ;-P

    Te quiero bambina, tengo muchas ganas de verte.

    ResponderEliminar
  2. me encanta ver o imaginar desparramarse los líquidos

    saludos.

    ResponderEliminar
  3. las delicatessen y los recuerdos son lo mismo. Objetos perecederos. desgraciadamente se esfuman con el paso del tiempo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Que delicados nos parecen algunos recuerdos, sin embargo al paso del tiempo es difícil que se rompan…que bello, me volviste a la infancia en pocas líneas…un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. bellisimo verso en honor a tu abuela, esta asturiana te da las gracias por deleitarnos con su belleza y te manda un besin muy grande, y decirte que tu abuela se sentira muy orgullosa de ti y te mandara un beso en un reflejo del cielo.

    ResponderEliminar
  6. Coincido con Mariapán, afortunadamente los recuerdos no están en los objetos y no se pueden romper. Es notable cómo el paso del tiempo ha cambiado las valoraciones sobre estas cosas, algo que tu trabajo deja muy bien al descubierto. Antes, las pertenencias de los seres queridos fallecidos eran tratadas con un esmero que rayaba en la devoción. Y hoy, no es extraño ver que una vez desaparecida la persona, sus cosas se reparten, venden o van a parar a las instituciones.
    Finalmente mi Nani, colocar la responsabilidad de los recuerdos en frágiles objetos, que terminarán rompiéndose o deteriorándose con el tiempo, no resulta ni bueno ni práctico.
    Más allá de los lazos de sangre, las personas que amamos y los momentos que vivimos a su lado, estarán siempre en nuestro corazón, acaso el hábitat natural para los recuerdos.
    Preciosa ilustración y tus letras, como siempre, llamando a la reflexión. Muchas Gracias Nani Querida! Besicos muchos y sofocados por el intenso calor de mi tierra!

    ResponderEliminar
  7. Las cosas tienen guardadas partes importantes de nuestra vida, o al menos nos las recuerdan.Porque los recuerdos y los afectos estan guardados en nosotros.Pero proyectamos en los objetos, quizas por eso nos duele tanto cuando perdemos o se nos rompe algo de eso que tiene historia. Ya no me quedan copas ni de la abuela ni de mama. A mi no ime importa despojarme de casi todo, es mas; si fuera por mi y tuviera dinero para hacerlo vaciaria la casa y compraria todo nuevo, a mi gusto, combinado y solo lo necesario. Ya no aguanto dos tazas de un juego, tres platos de otro,etc.
    Eso si, si perdiera la cacerolita de la leche donde mi madre nos calentaba la leche todos los dias y yo se las calente a mis hijos, me muero; tampoco me gustaria perder el palote de amasar, la ruedita de los rabioles y la parrilla de hierro que guarde toda la vida para colgar en la pared de la cocina y aun no lo hice. Esas cosas no tienen precio para mi, porque por mas que quisiera no las podria comprar de nuevo. Creo que necesitamos creer que las cosas tienen alma.
    Un beso,Nani. Los dibujos de tu hija son increibles y bellos, muy bellos.

    ResponderEliminar
  8. Los ancianos son nuestros bosques de la memoria, y como dijo Hampate Ba: “...cuando un anciano muere, una biblioteca arde”.

    Abuelas y niños, amigos incondicionales del fundamento vital.

    Besos, hermosa Nani.

    ResponderEliminar
  9. Hay que tener mucho cuidado con los recuerdos, si... que son porcelana fina!

    Besicos

    ResponderEliminar
  10. O de los objetos como auxiliares de memoria, no?

    ResponderEliminar
  11. Los recuerdos seguro que los llevas en el corazón. pero, llevas razón, cuando se rompe algún objeto, se nos rompe algo a nosotros.

    Muchos besicos, Nani mía!!

    ResponderEliminar
  12. Últimamente se me rompen recuerdos inolvidables. Me duele. Pero con madurez. Sonrío y sigo. Hay más.

    Abrazos preciosa.

    ResponderEliminar
  13. Es verdad, esos detalles nos traen miles de recuerdos, unos dulces, otros tristes.
    Lindo y tierno, querida Nani.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  14. Bonito homenaje. Muchos besos Nani.

    ResponderEliminar
  15. Los recuerdos no se pierden, es más, creo que aumentan con los años y nos quedan dentro como un tesoro.

    Un beso

    (Añil)

    ResponderEliminar
  16. ¡Buenas!
    He estado buscando blogs interesantes y el tuyo me ha llamado la atención.
    Soy Marya,
    mi blog se centra en las letras.
    Si te interesa la escritura, la poesía y los ensayos, más que otras banalidades que hoy día se valoran...
    si no tienes tabúes que te restrinjan, y prefieres decir lo que piensas...
    si quieres saber sobre el proceso de creación de libros de una autora de dos publicaciones y así sus cambios hasta la locura...

    échale un vistazo a mi blog,
    y si te gusta, que nadie te calle, ¡síguelo!
    http://librosy3.blogspot.com

    ResponderEliminar
  17. Cada vez que un recuerdo se rompe, algo se rompe en nuestro interior. Seguramente las nostágicas como yo lo sienten infinitamente, y es que el romper recuerdos tanto físicos como inmateriales, es perder un trocito de nuestra vida.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Muy bueno el blog, te dejo el mio:
    www.postsdeunreinoalien.blogspot.com

    Nos leemos, saludos y segui asi que escribis recontra lindo

    ResponderEliminar
  19. Tal vez ese desapego que vamos teniendo a los objetos significativos, sea justamente significativo de esta manera mas liviana que hemos adoptado para andar por la vida.
    Las posibilidades de irse, e irse lejos no son posibles con tanta carga.
    Entonces hay que dejar, priorizar, archivar en nuestro disco rigido a modo de recuerdos, aquello que fué verdaderamente importante en algún momento de la vida.
    El resto hay que dejarlo, suele no entrar en nuestras mochilas.

    ResponderEliminar
  20. gracias por pasar. nos seguimos nani, y espero tus proximos relatos...el de la abuela es super nostalgico

    ResponderEliminar
  21. Se me ocurre que quizás no nos ocupemos de esas cosas porque en realidad no queremos ocuparnos y la falta de tiempo es una vulgar excusa. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  22. Ya no me queda nada de la persona que más quería y que se fue hace tiempo. Sin embargo y a pesar de esas nadas, sigue estando viva en mi recuerdo.
    Delicatessen el dibujo de Maríapan!

    Un beso bellezón!

    ResponderEliminar
  23. Esos recuerdos que o desaparecen entre nuestras manos o deambulan por rastrillos como fantasmas impenitentes , añorando un lugar donde reposar.... mejor rotos!!!

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE