viernes, 25 de marzo de 2011

EL SIGNIFICADO DE TU NOMBRE


El dibujo se lo he cogido prestado a María Pan

Hacía mucho tiempo que no veía a Tránsito. Creo que desde que compartíamos clase en EGB con la señorita Libra (Librada se llamaba, pero seguramente ese era un apodo cariñoso e impuesto por el nombre suyo tan particular).

Hablamos de aquellos tiempos, de las maneras tan pedagógicas que tenía la seño Libra de impartir sus clases de cálculo. Comentamos como nos enseñó a ir de compras y aprender a ahorrar unos céntimos que podíamos invertir en otra adquisición. Era extraño ahora que lo pienso, esa manera de enseñar a unos críos, pero hoy y no lo había pensado antes, me ha servido para ir de tiendas con conocimiento y juicio. Siempre apliqué esas técnicas y muchas otras que me enseñaron de niña y hasta hoy, no había dado valor a todas esas menudencias y otras muchas, que creemos no sirven para nada y que sin embargo son las que nos hacen personas.

Todo esto lo he valorado gracias a encontrar a mi amiga de clase y a la que le tomábamos el pelo a causa de su nombre. Tránsito no era un nombre común entre las niñas, pero hoy me parece precioso, porque significa muchas cosas en la vida. Todos caminamos, pasamos de un sitio a otro y hacemos de nuestra vida, un tránsito que es el significado de nuestra existencia. Según el valor que le damos a ese “pasar”, nuestro día a día es más luminoso o menos, más alegre o lúgubre y la sonrisa la podemos tener a flor de piel, o no, según ese transitar nos deja más o menos huella.

Nani. Marzo 2011.

Muchas gracias Mario "Necio Hutopo" por tus palabras. Celebras tu aniversario, pero a quienes nos das alavanzas es a todos tus asiduos lectores. ¡MUCHÍSIMAS GRACIAS A TÍ, POR SER COMO ERES!

22 comentarios:

  1. Es el lugar extraño a pesar de su aparente normalidad donde siempre ocurre algo.

    ResponderEliminar
  2. lindo nombre Tránsito,el de tu maestra sí que es muy extraño, como lo era su didáctica.

    (y qué significa tu nombre? el mío, silvia, es "la que viene del bosque")

    bonito y particular relato.

    besitos*

    ResponderEliminar
  3. Cuando somos pequeños, los nombres tienen connotaciones especiales. Yo lo veo aún con frecuencia entre los niños.
    Besitos, Nani

    ResponderEliminar
  4. Pues si, es lo que tiene la socialización y el análisis de la vida desde distintos puntos de vista... ¡enriquece! y bueno... Tránsito no es un nombre que yo le pondría a nadie (jajaja) pero el significado de la palabra... ¡"avangélico"! como diría, esa sabia señora que es la madre de Nino...
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Tengo una prima muy querida llamada Tránsito, puede que por eso no me suene raro el nombre.
    Es bonito el significado, tienes razón.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Ahora que te leo caigo en que es un nombre precioso.
    Tienes toda la razón.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Finalmente la vida no es a d{onde llegamos al final del camino (que, más o menos, es el mismo sitio para todos) sino el cómo caminamos en él... Es decir, la forma en que transitamos por los días y sus noches...

    ResponderEliminar
  8. Tránsito es un nombre raro, igual que Librada, son nombres que se ponen porque deben tener mucha carga familiar, no son los que se barajen a la hora de pensar en nombres de una recién nacida.
    Tu entrada me ha recordado a una maestra mía de chica, que la quería mucho, la Srta. Neni. No es Nani, pero casi. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Seguro que de pequeña me habria parecido horrible ese nombre pero como tu dices las cosas cambian y la verdad es que ahora es realmente precioso, Tránsito , una palabra que encierra mucho
    Menuda suerte la tuya con tener tan a mano y tan especial una dibujante a tu lado.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Me encantó tu texto. Y sí, efectivamente no paramos en los nombres hasta después. Eso me ha pasado últimamente. Al menos con el mío, que no lo valoraba tanto como ahora.
    Abrazos preciosa mía.

    ResponderEliminar
  11. A mi también me parece un nombre precioso, fíjate, lo que para una edad puede ser un horror, a otras le ves la belleza...ay cómo somos!

    Besicos

    ResponderEliminar
  12. Qué necesarias son esas profesoras que nos enseñan las pequeñas cosas de la vida. Y qué bonito, por supuesto, el nombre de Tránsito

    ResponderEliminar
  13. No hay nada más cruel que un niño que repite las risas de los otros. Todos somos culpables.

    ResponderEliminar
  14. "Tránsito", como nombre própìo no lo había oído nunca, pero efectivamente es un nombre que te lleva a pensar mucho. Como bien dices, Nani,en el saber pasar, que viene a ser el saber elegir, esta los éxitos o fracasos en la vida; el acertar en tomar la mejor decisión... ésto es un arte...
    Muy bonito post.

    ResponderEliminar
  15. Sí es un nombre raro pero, como dices... bonito.

    A mi también me pasa, cada vez más me doy cuenta de que muchas cosas que hago sin pensar las aprendí hace años y gracias a ellas, soy como soy y hago lo que hago.

    Un besazooo

    ResponderEliminar
  16. De pequeña tenía una vecina que se llamaba Librada, y mi madre tiene una amiga que se llama Tránsito. Siempre me llamaron la atención esos nombres, poco frecuentes en mi entorno, me sonaban raro. Ahora los miro con otro significado: Librada, liberada de algo, y Tránsito, ya lo describes tú perfectamente.
    Verdaderamente Tránsito es ideal para una maestra.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Siempre me había sonado raro el nombre de Tránsito y, aunque como M.Pan no lo pondría, visto todo lo que dices sobre su significado, me parece precioso.

    Un tránsito por la vida y las cosas que depende mucho de nosotros sea mejor o peor.

    Muchos besicos, preciosa!!

    ResponderEliminar
  18. Está bien recordar con cariño a aquellas personas que nos han hecho ser lo que somos. El reconocimiento a profesores, maestros, personal docente en general es algo que debemos tener presente.

    Quizás, la valoración de algunas, o muchas de ellas ,se hace años más tarde, cuando un@ es consciente de lo que apartaron en su momento.

    Me gusta la palabra tránsito como evolución.

    Besos navarros.

    ResponderEliminar
  19. Hola, estoy visitando blogs que aparecen en los de amigos. Éste me pareció muy bueno, voy a quedarme por aquí como seguidor, si me permites.
    Si tienes ganas (sólo si tienes ganas), te invito a pasar por el mío.
    Un saludo desde Argentina.
    Humberto.

    www.humbertodib.blogspot.com

    ResponderEliminar
  20. Nani! Qué bonito es encontrarse con las amigas o compañeras del cole. Y recordar a quienes nos enseñaron a ser un poquito lo que hoy somos.
    Este verano me he encontrado con Manolo, un maestro mío de historia y francés de 7° de EGB.El tan orgulloso de mí :))).Le quiero mucho.
    La infancia es la raíz de la planta.

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Qué entrada tan exacta y tan llena de buenos y útiles recuerdos.
    Uno aprende sin darse cuenta, como dices, y ese aprendizaje forja nuestra alma y nos hace quienes somos. Qué importante es que nos eduquen quienes saben educar.
    Un saludo para Tránsito de mi parte.
    Un abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  22. Me ha encantado esta entrada pues tiene un contenido reflexivo y anecdótico.
    Lo que aprendemos de niños nunca se nos olvida y sin duda el perfil que nos brindas de Tránsito es absolutamente real,en este caso un nombre poderoso asociado a todo esto,incluyendo aquellas situaciones transitorias que sabemos pasaran.

    Besos guapa!

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE... PASA.