martes, 24 de mayo de 2011

AL DESPERTAR LA MAÑANA


El dibujo se lo he cogido prestado a María Pan
El sol lucía hoy espléndido y después de tantos días de lluvia, me apetecía salir a caminar, notar la caricia de los rayos solares y respirar el aroma de las flores silvestres, percibir la suave brisa mañanera y sentirme acompañada por el dulce revoloteo de las primeras mariposas, admirad sus múltiples colores y disfrutar las madrugadoras melodías de los pajarillos saludando al nuevo día, en los nidos de los árboles del camino.
Sin apenas darme cuenta, atravesé el corazón de mi ciudad y mis piernas se encaminaron hasta “La Ciudad de la Luna”. Una vez allí, mis ojos se quedaron clavados en el paisaje que tenía al frente espléndido como no podía ser menos. El castillo que preside el pueblo que me vio crecer, lucía sus primeras galas y sonreía a los habitantes que en ella vivimos, infundía alegría y confianza y cuando volvía a casa, lo hacía contagiada por una alegría y optimismo que presiento me va a durar todo el día.
Nani. Mayo 2011.

18 comentarios:

  1. Qué bien vienen esos chutes repentinos de alegría que trae el sol de mayo... junto con la alergi, pero aun así merecen la pena

    ResponderEliminar
  2. Eso necesito, que no aguanto el calor. Ha estado insoportable. Como si fuera un puerto.
    Imaginaré un castillo.
    Lindo tu escrito.
    Besotes.
    G

    ResponderEliminar
  3. yo también quiero ir a la ciudad de la luna!

    hermoso,
    besitos*

    ResponderEliminar
  4. Hermoso dia sin duda por lo bien que lo describes.saludos

    ResponderEliminar
  5. Que buena inyección de moral.
    La ciudad de la luna debe ser preciosa.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Felicidades por ese regalo que te has dado. Los paseos matutinos son el mejor bálsamo que conozco.
    Mi pueblo también tiene un castillo increíble y pasear al amanecer o al caer la tarde por sus murallas es lo mejor de lo mejor.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Es que es fenomenal empaparse de naturaleza!
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Siempre hay que fijarse bien en las cosas que nos rodean, porque muchas nos sorprenden...

    Besicos hermosa...¡ya estoy de vuelta!

    ResponderEliminar
  9. Amiga como nos alegran los lugares que nos rodean,tan solo hay que detenerse y como un aire de inspiración se nos crece la esperanza,hay sitios privilegiados y quienes forman parte de él.
    Abrazos y felicitaciones por todos esos dibujos que nos presentas no los he pasado por alto.

    ResponderEliminar
  10. Un hermoso paseo el que nos describes a esa "Ciudad de la Luna". Como calan el corazón los lugares que, desde pequeñas, nos han acompañado.

    Una buena dosis de alegría para todo el día y hasta para la semana entera.

    Muchos besicos,Nani.

    ResponderEliminar
  11. Y que dure toda la semana.
    Muy lindo.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Pues qué bien, así da gusto empezar el día. Tu planta parece una tabaiba en flor.
    Un fuerte abrazo, Nani

    ResponderEliminar
  13. ¡Qué bonito relato, Nani!. Me vi paseando contigo jugueteando con las mariposas...

    Ojalá esa alegría y confianza contagiosa te dure todos los días de tu vida.

    Mil besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  14. Y no sólo disfrutaste con intensidad esa mañana que te regaló la vida, también la compartiste con nosotros tan vívidamente, que te acompañamos en el paseo. Llegó la brisa, los colores de tu hermosa tierra, el canto de los pajarillos y hasta el castillo con sus galas (claro que lo conozco por tus fotos!)
    Gracias por ese optimismo que viajó muchos kilómetros y se comparte con Vos! Muchos besicos Nani Querida, con todo cariño!

    ResponderEliminar
  15. Estos paseitos primaverales y además por el lugar que amas, como tu muy bien dices, te cargan las pilas y te dan fuerzas para todo el día.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Eso seguro.... con un paseo así se despiertan los sentidos y parece que hasta se pierden años.

    ¿y si caminas, quiere decir que puedes?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Bellas palabras
    bondad y luz
    nostalgia y vida,
    todo coexiste

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE... PASA.