martes, 20 de septiembre de 2011

CIBERTONTERIAS


Desde que debimos instalar el ordenador, no para de estar metido en esos solitarios. Hubo que quitar las máquinas tragaperrras porque las ganancias se marchaban con esa música que tanto le atraía. Nunca quiso admitir su adicción y cuando conseguimos quitarlas y con la obligación de poner el ordenador para cobrar, resulta que esos endemoniados chismes traen también juegos. El día menos pensado se juega hasta los calcetines con el wundons ese o con fadebook si el preciso. Y no te rías hijo, que no entienda de cibertonterías no quiere decir que no lleve razón y anda, dile a tu padre que la tapa es para la mesa dos y se enfría.

Nani. Septiembre 2011.

19 comentarios:

  1. Cuando te leo, me siento infinitamente pequeña... el mundo en que nos movemos nos absorbe.. pero hay tanta magia cuando te paras un instante a observar a tu alrdedor... me encanta leerte.. y tienes chispa contando esas cosas... besotes de rosas...*

    ResponderEliminar
  2. Moraleja: las cibertonterías atrapan al más pintado y no conocen de edad! Esos “chismes” nos rodean, Nani. Se filtran en ordenadores, televisores e incluso, los más rudimentarios teléfonos celulares tienen sus juegos.
    La tapa para la mesa dos, seguramente se enfriará mientras el encarnizado jugador seguirá abstraído (y abducido) por el entretenimiento…como millones de otros, alrededor del mundo.
    Besazos muchos, con todo cariñoooooo mi encantadora Escritora y Amiga Querida!

    ResponderEliminar
  3. Tienes el don de hacer mágia con lo cotidiano, eso que anda a nuestro lado en el día a día.

    Me repito, sí, sé que me repito pero es que la verdad sólo tiene un camino y las palabras por lo tanto han de ser las mismas o parecidas;))

    Muchos besicos, mi preciosa Nani.

    ResponderEliminar
  4. Anzuelos por todas partes.
    Hay que estar atento para no picar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. La reina de lo intensamente breve. ¡Cuánta razón llevan tus palabras!
    Un besito, Nani.

    ResponderEliminar
  6. El que es adicto, es adicto...

    Besicos

    ResponderEliminar
  7. Fino y enternecedor humor, real como la propia vida.
    Un beso, querida Nani.

    ResponderEliminar
  8. Que manera tan especial de tratar un tema tan difícil.

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Dónde van a parar esos minutos y esas horas que perdemos en nada en absoluto, en arrastrar un naipe virtual de una columna a otra, en localizar las minas en un rectángulo cuadriculado... ¿Somos conscientes de que no hay manera de recuperarlos y son también vida? Saludos.

    ResponderEliminar
  10. jajaja! nos abducirán, Nani! nos abducirán!


    besos*

    ResponderEliminar
  11. Esos juegos andan por todos lados en busca de adictos. Que somos todos en potencia. Saludos

    ResponderEliminar
  12. Y bueno, que yo recuerde en el solitario del windows no se puede apostar... Creo...

    ResponderEliminar
  13. Yo he visto hasta monjas enganchadas al solitario del windows. No te aflijas, al menos es gratis

    ResponderEliminar
  14. Hola mi querida Nani.

    Cuanta razón llevas!lo que puede ser un rato de esparcimiento puede convertirse en una sombra que no deja ver mas allá,están en todos lados y muchos llenan sus horas y sus vidas en solitario incluso.

    Te dejo un montón de besos de abrazos y todo todo mi carino!

    ResponderEliminar
  15. y además... el amo del bar es el primero en el enganche. vaya tela!! los jueguecitos

    ResponderEliminar
  16. Esa voz me gusta mucho, cuenta con mucha gracia y con mucha verdad.

    ResponderEliminar
  17. El ciberespacio y sus cibertonterías enganchan a mucha gente, está claro. Besos, Nani.

    ResponderEliminar
  18. Cómo enganchan todas estas tonterías internáuticas y cibernéticas, ¿verdad?

    ResponderEliminar
  19. Jajajaja...
    fíjate que yo nunca pude jugar esos juegos en la compu.
    Abrazos.

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE