viernes, 9 de septiembre de 2011

EL DEFENSOR

Su frialdad me sorprende. Dice que se inspiró en una pintura que vio en el periódico dominical siendo muy niño y desde entonces le obsesionó. Es verdad que “Saturno devorando a su hijo” de Goya, es verdaderamente impresionante, pero que a usted le haya servido para inspirarse y devorar y descuartizar criaturas no le da derecho a basarse en esa tesis. Es usted un verdadero criminal sin piedad, porque para más inri en la declaración que le hizo a su hermana, le confesó que disfrutaba con esos hechos, que cuando les tenía entres sus manos, indefensos y cuanto más pequeños, más fuerte era su éxtasis y deleite. Le confieso que me va a costar defenderle y preferiría que lo pensara y pidiera otro abogado con tan malas entrañas como las que usted gasta.


Nani. Sptiembre 2011.



22 comentarios:

  1. Realmente por muy profesional que uno sea hay cosas y casos indefendibles o para llevarlos directamente al psiquiatrico.

    ResponderEliminar
  2. También es cierto que son demasiados los casos y gentes que se amparan en enfermedades mentales, cuando lo cierto es, como bien dices, que disfrutan haciendo el mal.

    ResponderEliminar
  3. Esta gente demente nunca se ha dado cuenta que lo está, nadie se ha dado cuenta hasta que comienza a dejar su huella criminal

    ResponderEliminar
  4. Ya me gustaría que todos los abogados fueran así.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Pues creo que hay algo en el juramento que les obligan a hacer a los abogados penalistas que dice que no se pueden negar a defender a nadie que les contrate (o les solicite, en el caso de los de oficio)... Parecido a lo de los médicos, vamos.

    ResponderEliminar
  6. No había oído suceso sobre este particular, pero me parece monstruoso, tanto como la figura de la pintura.

    ResponderEliminar
  7. El cuadro es desgarrador,como lo es defender lo indefendible,el lado oscuro de la vida,donde ni los lazos de sangre amparan al débil....Escalofriante como la vida misma a veces....

    Besos,abrazos y todo todoooooo mi cariño por doble partida guapa mía!

    ResponderEliminar
  8. Siempre me ha alucinado que haya abogados para casos horribles.
    Aquí parece que se lo pensó. Seguramente, le ayudaste en su decisión, eh?
    Muak y muak

    ResponderEliminar
  9. qué buena reinterpretación de una pintura!

    besos*

    ResponderEliminar
  10. Mira, eso es algo que siempre me he preguntado, cómo se puede defender a alguien aún sabiendo que es culpable.

    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Más de una vez he pensado, ante casos realmente horribles, cómo son capaces de defender lo indefendible,con qué clase de coraza se visten...

    Este abogado renunció, se nota las buenas entrañas de quién le ha dado vida en el relato:)

    Muchos besicos!!

    ResponderEliminar
  12. Siempre que veo esa pintura me estremezco por dentro.
    En cuanto a los abogados... estamos de acuerdo que tiene que haber gente para todo, pero en más de una ocasión no podemos dejar de preguntarnos de qué clase de persona estará hecho el abogado que defiende a un asesino o a gente de esa calaña, si realmente tiene corazón, si es un buen profesional, si sólo le interesa el dinero y la fama.... es complicado. La conciencia de cada uno marca los límites y las pautas, no?
    Como siempre, breve pero intensa entrada.
    Un besito, Nani.

    ResponderEliminar
  13. Desde luego, hay gente que no se puede ni defender... que asco

    Besicos

    ResponderEliminar
  14. Terrorífico Nani, acorde con le cuadro de Goya.

    ResponderEliminar
  15. Me causa vértigo la pintura. El arte nos lleva a la realidad.

    Muy buen texto.

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. ¡Un abogado con escrúpulos! Ojalá fuera contagioso!

    El cuadro es una maravilla que fascina y repele a la vez. Ese Chronos caníbal con sus enormes fauces abiertas que gobierna el universo; el hijo devorado, están repletos de simbología. No sólo es el paso del tiempo y el temor del dios a ser destronado, también alude a la naturaleza humana, que fagocita en aras de su placer. A veces, de tanto en tanto, un defensor plantea un obstáculo de consciencia.
    Buen trabajo Nani! Besicos primaverales, con polen, alergias y mucho, mucho cariño Queridaza Amiga!

    ResponderEliminar
  17. Ay, si se pudiera hablar así a más de uno que luego cuenta con abogados de renombre y alto precio.

    ResponderEliminar
  18. Siempre me he preguntado lo que podría sentir un abogado al defender a un ser culpable. Particularmente yo no podría.

    Muy bueno el texto Nani, y además el letrado se lo dice a la cara. Como debe ser.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Por dar un giro...
    Hay niños que están para comérselos.

    Supongo, que aquí nos movemos en el mundo de las palabras, que no de los hechos.

    ...Y en el mundo de las imágenes ese cuadro siempre me ha producido una tristeza inmensa, pensar en cómo está una mente para llegar a "pintar" ese horror me pone en la realidad de que nuestra espacie está enloquecida.

    ResponderEliminar
  20. Lo más horrible es que realmente hay gente por ahí que devora a sus hijos en la moral, en la paciencia, en el ánimo...

    ResponderEliminar
  21. Una entrada para meditar
    en el ámbito de la vida
    cotidiana,
    todo se acerca y entreteje
    nuestro destino,
    un saludo

    ResponderEliminar
  22. hola me gustó tu blog...


    nos vemos


    bsss

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE