jueves, 8 de diciembre de 2011

CAMBIO DE AIRES



Por fin quietas, me decía mientras bajaba las escaleras. Son en ciertas ocasiones inquietas y mal educadas, además de déspotas. No había manera de poderlas dejar ubicadas haciendo su trabajo. Se revuelven. Están a la defensiva y yo tengo que hacer otro tanto. Me han atacado y he tenido que refugiarme bajo la escafandra teniendo que utilizar el ahumador y es que el viento hoy está revuelto y eso hace que los pólenes cambien de rumbo y las habitantes de las colmenas se vuelvan un poco locas.


Nani. Diciembre 2011.

18 comentarios:

  1. ....Y dan un miedo y un riski, que pa qué.
    Tenía ganas de que volvieras.

    ResponderEliminar
  2. Yo por eso la miel la consigo en el supermercado, como gente normal.. nada de esos exotismos de abejas...

    ResponderEliminar
  3. Peligrosas compañeras de trabajo...sin duda.

    ResponderEliminar
  4. Inquietas el cambio de aires alborota muchas cosas,mal educadas pero el producto que dulce es.
    Un besico guapa mía y abrazos repartidos a montón!

    ResponderEliminar
  5. Ahí andamos la mayoría, un poco locas.

    Un beso, cielo

    ResponderEliminar
  6. A mí me dan un repelús que ni te cuento.
    Cuando yo digo que creas belleza de lo más mínimo!! Bonico, bonico, corazón;))

    Besicos muchos y a montones.

    ResponderEliminar
  7. Conozco gente que les tienen fobia, pero son lo que son. Sin mas. Ni menos.

    ResponderEliminar
  8. Es dificil deshacerse de ellas. Una vez ls tuve por lasrgo tiempo en el techo de micsa. A veces se revolteban y ni a mi casa podia entrar. Felizmente, vinieron unos especialistas y les taparon el hueco donde tenían la colmena. Muchas murieron otras se fueron a otro lugar.
    Un placer leerte, vuelvo pronto!

    Merru Kisimusi!!

    ResponderEliminar
  9. Y tenaces y batalladoras.
    Yo les tengo un tremendo respeto.
    Besitos, Nani

    ResponderEliminar
  10. Son tan de temer... aunque no sea en esa faceta de locura que citas, querida Nani.
    A mi más de una vez me han picado, asi como a mis hijos. En el verano, en el campo, siempre teníamos cerca el tubo de SARPEX, y no había picadura que se resistiese a él.

    Pero también, cuando te comes una rebanada de pan con miel...

    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Solo de imaginarlo ya me pongo malo, ufffffff

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. A mi me da un poco de mal rollo eso de las abejas, siempre he pensado que son unos valientes los que los crían...

    Besicos

    ResponderEliminar
  13. uuff, qué repelús :)
    Nani, te dejo el enlace de Elena

    http://escriptorum54-adlibitum.blogspot.com/

    Besotes de comienzo de semana

    ResponderEliminar
  14. Pobrecillas
    con lo que trabajan
    y el viento les vuelve locas,
    es muy bueno,
    de verdad,
    un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Lo mejor es hacer como si no las vieras y no moverte mucho. Seguro que se aburren.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Yo les tengo fobia, Api Fobia. Insuperable y ridículo a mi edad. En mi descargo diré que es la única fobia, y que bastaría con hacerme un análisis para saber si soy realmente alérgico a su picadura o es sólo un terror infantil.

    ResponderEliminar
  17. ¡Valiente tu personaje, Nani! De todas las tareas, la cría de abejas es absolutamente imposible para mí. Una picadura y termino en la sala de urgencias del hospital (y quedo igualita al dibujo de Mariapan), creo que tengo todas las alergias del planeta!

    Besicos guapa mía,con todo mi cariño!!!!

    ResponderEliminar
  18. Gracioso relato.

    El dibujo es hermoso.

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE