viernes, 2 de marzo de 2012

TAREAS PENDIENTES



Tenía que hacer el trabajo que le había asignado el profesor para poder terminar la tarea pendiente que  en equipo, debía concluir el grupo AB. No lo pensó más aquel viernes por la tarde, cogió la mochila con todo lo necesario para tomar apuntes, fotos e incluso, los sentidos dispuestos para poder aspirar hasta el aroma que se respirara. Cuando llegó, empujó la enorme puerta y solo pisar aquel suelo, ya comenzó a notar el ambiente denso, el olor característico y todo aquello que hablaba a borbotones pero sin palabras para proclamar a los cuatro vientos, cual era aquel lugar que las suelas de sus botines pisaban.

Se adentró mochila en ristre, cuaderno y lápiz y llegó a aquella sala con poca luz y algo fría, que olía a polvo mezclado con cera y otros que le costaba definir. Ya cuando estuvo allí en otra ocasión, le resultó el lugar un poco extraño, frío y muy, pero que muy denso.

Comenzó a hacer las anotaciones que creía oportunas y cuando ya tenía rellena la hoja con todos los apuntes necesarios, buscó la cámara digital para hacer las fotos que necesitaba. Se colocó de nuevo la mochila y se dispuso a disparar la primera foto, cuando el personaje enfocado al mismo tiempo que él disparaba, le asomaba una lengua enorme, se carcajeaba y le decía: “En los momentos de crisis sólo la imaginación es más importante que el conocimiento”.

El chico al ver y escuchar a la figura de cera que representaba a Einstein, salió del museo, como alma que lleva el diablo.



Nani. Marzo 2011.





18 comentarios:

  1. Tú dirás.
    Como para no huir...

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Eso es su mala conciencia por .... saltarse las clases.

    Un abrazo y veo tus huellas en el jardín.

    ResponderEliminar
  3. bueno, en estos tiempos de crisis en que debemos desarrollar la imaginación, deberíamos decirle al niño que vuelva, que no se asuste!

    besos*

    ResponderEliminar
  4. Sí, él lo dijo.

    Y sí, yo también hubiera corrido, jajaja.

    ResponderEliminar
  5. Si es que Einstein era un genio, o tal vez solo predecía...jejeje.

    Yo también habría corrido...

    ¡¡Genial!!

    Muchos besicos, mi Nani.

    ResponderEliminar
  6. Einstein y su sentido del humor...¡pobre chico!...aún tiene que aprendere a diferenciar la realidad de la fantasía.
    Besitos, Nani.

    ResponderEliminar
  7. Recuerdo una ocasión en la que entré en unos grandes almacenes y veo con el rabillo del ojo que el maniquí me hablaba. Y me puse a dar gritos espantada, con un susto que no me podía sacar de encima.
    Después llegó la risa histérica. Qué panzá de reír, Nani.
    Interesante relato.

    ResponderEliminar
  8. La imaginación es nuestra mano derecha.

    ResponderEliminar
  9. Pues a mi que Einstein podría hacerlo perfectamente... Y es que el señor tení un sentido del humor que le daba para eso y poco más.

    ResponderEliminar
  10. Jajajajajajaja! Preciosoooooo!!! Definitivamente nos tomaste por sorpresa en el final! (sabía –conociéndote- que algo se venía, pero nunca hubiera pensado que fuera el mismo Einstein!)
    Él valoró la imaginación como un tesoro y nos animó a usarla siempre, y sobre todo, en tiempos de crisis y su razón tenía. En mi terruño, donde bien sabés, primero aprendemos las palabras papá-mamá y luego “crisis”, nos ha tocado desde siempre desafiar el cotidiano como podemos y la imaginación nos ha salvado más de una vez.
    La tarea pendiente de este chico, era una gran lección de vida. Muy bello Nani!!! Besicos mi Amiga Querida, con todo cariño!!! (Espero tus letras con toda ilusiónnnnn)

    ResponderEliminar
  11. Siempre he sentido que las figuras de cera en cualquier momento adquieren vida, al menos en nuestra imaginación.
    Gracias por tus amables palabras.

    ResponderEliminar
  12. No sñé si esa frase, textualmente, la dijo Einstein, ¿si? Me parece maravilloso que un científico como él defienda la imaginación oara los momentos apurados.

    ResponderEliminar
  13. Genial,
    tanto ingenio como el sabio,
    Einstein tenía humor
    y tú también,
    me ha encantado

    ResponderEliminar
  14. Yo también hubiera salido corriendo, si te sirve de algo jajajajajaj

    Besicos

    ResponderEliminar
  15. Hola
    vuelvo a tu sitio
    a visitarte,
    siempre es un placer
    Feliz día

    ResponderEliminar
  16. “En los momentos de crisis sólo la imaginación es más importante que el conocimiento”....La imaginación nos salva,nos alivia la rutina y de vez en cuando nos da luces.
    Vaya susto pero donde menos imaginamos nos puede aguardar una sorpresa.
    Besicos a montón guapa mía de aceitunera a aceitunera.

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE