viernes, 17 de mayo de 2013

DE PROFESIÓN... (y otros de REC)





El cabo Hopkins repartía las cartas por la izquierda mientras que con la mano derecha sostenía su lustrosa cartera de piel que heredó además de una profesión que consideraba de las más importantes. Por sus manos podían pasar poemas de amor, partes médicos, noticias jurídicas, notas de colegio o universidad e incluso, alguna que otra ilusión o esperanza. Su responsabilidad podía cambiar la vida de las personas, por eso sabía que ser cartero era el trabajo más bonito del mundo.


ERA SU JUEGO

El cabo Hopkins repartía las cartas por la izquierda, mientras vigilaba los movimientos de los contrincantes con el ojo que no llevaba parche. Todos los que se enfrentaban a Hopkins sabían que no valía un movimiento en falso, disparaba sus palabras y su mirada como saetas envenenadas que dejaba K.O. a todo el que intentaba metérsela doblada.



CONTIENDA

El cabo Hopkins repartía las cartas por la izquierda mientras que el muñón derecho lo mantenía bien visible para desconcertar al enemigo. Era tan hábil y peligroso con los naipes como en el campo de batalla y todo el que se enfrentaba a él, sabía que de la contienda saldría bien con un disparo o despojado de todos sus bienes, aunque la adrenalina que implicaba el reto merecía la pena.

                                                                                                                       
                                                                      Nani. Mayo 2013

 


11 comentarios:

  1. El que más me gusta de los tres es el último.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Había que salir -y era difícil- de la partida de naipes, por eso el del cartero era el más arriesgado.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Pues esta vez me lo has puesto difícil, los tres son buenos... aunque me decanto más por el primero, eso de reivindicar con tanto orgullo, lo que uno hace, me ha llegado.
    Un abrazo Nani.

    ResponderEliminar
  4. Pues sí que te ha inspirado el Cabo Hopkins, ¡3 micros! :). A mí la frase no me ha motivado esta semana...
    De tus tres relatos, estoy entre "De profesion..." y "Contienda", pero me quedo con el último, me ha gustado mucho.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Has hecho un buen trío con las cartas que Hopkins había repartido, buen ejercicio Nani.

    El primero me parece muy bonito, una vuelta amigable.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. Querida Nani:
    Aunque los tiempos han cambiado, recibir una carta sigue teniendo la emoción de la espera, No hay E-mail que se le compare. Me quedo con el primero, por la pasión y el respeto al oficio y por qué no, la responsabilidad que supone. Los tres estupendos ya sabes…No pierdes una.
    Besicos a montón y abrazos repartidos sin restricción.

    ResponderEliminar
  7. Nani los tres me han gustado mucho

    ResponderEliminar
  8. A mi me han gustado los tres, Nani. Y la verdad es que te podría salir un buen libro de aventuras con este personaje tan interesante y simpático como el cabo Hopkins.
    El cabo Hopkins se deja querer como un niño.

    ResponderEliminar
  9. Hola Nani
    los tres son excelentes, aunque me decanto por el afable cartero.
    Este simpático cabo Hopkins es un prímor y bien podría ser personaje principal y titulo de un maravilloso "NaniCuento"...
    Besitos muchos, como flores de
    mayo.

    ResponderEliminar
  10. Cartas como profesión y cartas como distracción. Eso es fidelidad, a la palabra especialmente.

    ResponderEliminar
  11. El primero es tan tierno que me enamoraría de ese cartero.
    Besitos, linda Nani

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE... PASA.