domingo, 23 de junio de 2013

Vendaval de Microrrelatos 2013

Esta es mi aportación al Vendaval de Microrrelatos que ha tenido lugar hoy domingo 23 de junio, desde la 17 a las 19 (horario español).





Me despertó un extraño sonido y me tiré de la cama como un poseso. Llegué al centro del alboroto ubicado en el lavadero y vi como el cepillo de barrer luchaba con el palo de la fregona. El grifo del agua fría discutía con el de agua caliente. El detergente en polvo no se ponía de acuerdo con el líquido, discutiendo cuál de ellos era más eficaz y las bayetas restregaban las cristaleras como posesas. El limpiacristales se había vuelto loco pulverizando a diestro y siniestro, diciendo que era la fuente que refrescaba el ambiente. Culminó el desorden y el caos, cuando del suelo salió disparada la manguera de regar el jardín y se puso a golpear con toda su fuerza a todo ser viviente y no viviente. De la estantería salió disparada la aspiradora y pretendió absorber todo el caos, pero cuando hubo tragado al vaporizador, bayetas y trapos de limpiar, el problema se incrementó al quedar atravesado el palo del cepillo y encasquillado el guisopo de la fregona, manguera y todo lo que a su paso alcanzaba, determinando la única mente pensante, que debía despertarme y solucionar lo que allí pasaba.

Nani. 23/06/2013

10 comentarios:

  1. Menuda escena doméstica. Espero no tener pesadillas. Un beso, Nani
    Juan M

    ResponderEliminar
  2. Muy creativo tu caos, Nani. Me hace gracia que la única mente pensante esté dormida: buena ironía.

    Un besoooo por el aire.

    ResponderEliminar
  3. Menos mal que te despertaste, gracioso y original Nani, me lo he pasado bien leyéndote.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Eso no sea arregla ni cambiándote de casa.
    Besitos :) :) :)

    ResponderEliminar
  5. Yo no me despertaría...
    Menudo jaleo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Vamos a ver si dejas de escribir tonterías y te pones y le dedicas un poco de tiempo a ordenar el lavadero, que ni en sueños te deja la conciencia tranquila.

    ResponderEliminar
  7. Qué bueno Nani, aunque tras una pesadilla así yo no me acerco al lavadero por si pillo algo, jaja.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Graciosísimo desorden y caos domestico amiga.
    Fresco, divertido y sin alusiones personales (jajajajaj)
    Besicos guapa mia.

    ResponderEliminar
  9. Hay que cenar más suave, Nani, je je, que luego...
    Me ha encantado tu caos (porque no estaba en mi casa, claro, je je).
    Un besazo.

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE