jueves, 25 de julio de 2013

ENCUENTROS



 

Foto tomada en "LOS LLANOS" de Alcalá la Real


Esta es la propuesta de esta semana Relatos de Verano, con el programa La Ventana de la Canena Ser.

Me desperté temprano y desconcertada observé que había dormido en la cabaña. Me levanté, bajé, me refresqué con el agua de la fuente, comí algo y volví a salir. Encontré la vieja Vespa de mi padre en la porqueriza, tenía la llave puesta, me subí y con asombro descubrí que recordaba ponerla en marcha. Sin apenas darme cuenta tomé el camino de las vacas y subí la ladera. El viento impulsaba el pelo hacía atrás, la respiración se fue serenando y de pronto noté de nuevo, la paz que hacía tanto había olvidado.


Nani. Julio 2013

7 comentarios:

  1. Uno de esos reeencuentros con algo del pasado nos devuelve a veces una paz inexplicable. Qué pena que esos momentos sean tan raros e infrecuentes.
    Un beso apacible, Nani.
    Juan M

    ResponderEliminar
  2. Habría que volver alguna vez, a los sitios donde crecimos, sentimos, descubrimos... aunque se corre también el riesgo de no encontrarlos como los dejamos...
    Un beso Nani
    Rosy

    ResponderEliminar
  3. Ay mi Vespa... donde estará?

    Con lo bonita que era.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Qué ganas tengo Nani, de que me pase algo así.
    Lo necesito.

    ResponderEliminar
  5. Así es muy fácil ! Agua fresca, encuentra comida y además sabe subir en Vespa .
    ;D
    Un abrazo ¿ de calor bien ?

    ResponderEliminar
  6. Ese paseo contigo en la vespa de tu padre me gustó tanto... Gracias Nani, me hizo muchísimo bien.
    Besitos de menta y limón con burbujas de aire fresco,
    miles.

    ResponderEliminar
  7. Reincorporada de mi descanso te envío un recuerdo en esta relajante y fresca entrada.

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE