miércoles, 11 de diciembre de 2013

DIARIO (REC)





Foto cogida de la red

Su conciencia no podría soportarlo pero pensándolo bien, todos sabemos que el bolsillo no tiene conciencia y la prueba la tenemos, echando un vistazo a la prensa o a las cadenas televisivas.



¿CONCIENCIA?


Su conciencia no podría soportarlo por eso decidió no contarle la realidad y ella viviría en su mundo de color rosa. Después en el trullo, su abogado le demostró que aquello fue una patraña para que el juego sucio recayera en su persona y más tarde, poder disfrutar de lo conseguido.



Nani. Diciembre 2013

16 comentarios:

  1. Los medios de comunicación de hoy todo un ejemplo de imparcialidad y modus vivendi para la sociedad. Si es que es mejor vivir en mundos de color de rosa que en uno donde al trullo solo van los que no visten de traje y corbata.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las incongruencias de este mundo Lorenzo!!
      Besicos muchos.

      Eliminar
  2. Mi conciencia me tiene esclavizado.
    Que bruta es...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como a la mayoría Toro, sólo que tenemos que ir aprendiencdo a liberarnos.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  3. Cuando le echamos la culpa a la conciencia..., que si no habría podido resistirlo y tal, en realidad nos estamos tapando los ojos... Me alegro de leer la denuncia, Nani, pese a la impotencia que casi nos ahoga.
    Un saludo
    JM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos tapamos demasiadas veces los ojos Juan manuel. La mayoría de las veces nos engañamos a nosotros mismos.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  4. Que gran verdad que el dinero no tiene conciencia; ni vergüenza, añadiría. Claro que no sé cual de las dos es más escasa en el mundo que nos ha tocado.

    Un besazo Nani.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No Miguel, no tiene conciencia ni le ha intersado nunca tenerla y menos en los tiempos en que vivimos.
      Vamos a ver que nos depara ese "Quizás mañana" y nos deja mejor sabor de boca.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  5. Yo creo Nani, que el quizás mañana te reportará muy buenos frutos. :) ¡ojala sea así amiga!

    El dinero es el arma más peligrosa de la sociedad civilizada: destruye lo que pilla a su paso sin caer en la cuenta de las necesidades adyacentes. Es una paradoja imposible de comprender pero es así. Al trullo, como tú dices, van muchos menos de los que debieran y sus conciencias ¡encima están tranquilas! ¡manda pelotas!....

    Me gusta tu tono de denuncia social y muchas gracias por estar a mi lado en unos momentos tan especiales. Besazo y que te quiero un montón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, tu "Quizás mañana", algo sugirió, aunque me hubiese gustado estar más fina. Gracias a tí por tenernos tan bien informados y por tus ánimos que nunca faltan. Espero que tengas mucha suerte en la final
      Besicos muchos.

      Eliminar
  6. Me ha gustado mucho el primero, más denuncias eso se merecerían ciertas noticias y no digamos cierta cadena de televisión.
    Un abrazo Nani.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rosy. Desde luego, no deberiamos quedarnos callados y hacer algo, aunque no sé qué o cómo. Hago lo que Dios me da a entender.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  7. De bolsillos, bolsos, maletas, maletines y demás, mejor no te voy a decir nada, pa' no encenderme.
    Que eres un sol, sí!
    Besos besos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, es una alegría saber que alguien te ve como un solete, jejeje, ¡que bonica eres!!
      Besicos muchos.

      Eliminar
  8. De conciencia va la cosa,y es bien serio.Se diluye en algunos,es ciega en otros o carecen totalmente de ella.Conciencia para actuar,falta de conciencia por las acciones,mala conciencia en ambos sentidos;tu buena conciencia acertada como siempre.
    Besicos mi guapa querida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La conciencia que a veces parece que no existe en algunas personas....
      Besicos muchos guapa América.

      Eliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE