domingo, 24 de agosto de 2014

CREATIVIDAD





Basado en la propuesta de Fernando Vicente, inspirado en el dibujo a bolígrafo de 

Plasmaste tu ciudad, pero te faltaba lo que siempre decías era el culmen. Por eso y sin perder un segundo de inspiración, cogiste el rotulador de los prodigios (siempre lo llamaste así) y la grandeza la fuiste creando, quedando esas piernas soñadas entre tu pequeñez. Lo que nunca imaginaste a pesar de tu enorme inventiva, es que resaltas.

Nani. Agosto 2013

6 comentarios:

  1. El ego y la creatividad no son enemigos, es más, son indivisibles aunque uno resalte sobre el otro. Me hace pensar tu relato, Nani.
    Un saludo
    JM

    ResponderEliminar
  2. Bienvenida de nuevo a la blogosfera, hacía tiempo que no te veíamos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Sí, sí, resalta y se nota a pesar de su pequeñez. Sobre unas piernas tan grandes no hay nada que pueda disimularse.
    Es un relato encantador, Nani.

    ResponderEliminar
  4. ¿Qué sería e la Humanidad sin creatividad?
    Un abrazo, Nani, voy llegando de nuevo.

    ResponderEliminar
  5. Qué original, me gusta ese tono íntimo, complice, que le has dado. Un abrazo, Nani

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE