lunes, 17 de noviembre de 2014

HELADO DE FRESA (REC)





Empezó a pensar en un nuevo teorema pero le sobrepasaba la asignatura. Ya le resultaban difíciles los existentes, así que no se molestó en inventar otro, sino que siguió contando con lo que resultaba cotidiano y evidente y optó por mirar al triángulo como siempre lo hizo. Prefería imaginarlo como un buen helado de fresa invertido y los números primos tan lejanos como los parientes de Cincinnati.


Evidente querido…
Empezó a pensar en un nuevo teorema y en el suspenso que le caería. No conseguía entender otra cosa que los catetos en su pueblo eran los más rústicos, la hipotenusa “la Julia de la taberna” y el triángulo era el que llevaba su padre en el maletero para cuando el coche se averiaba, así que sin darle más vueltas pasó de un tal Pitágoras y Cía., y se fue a la biblioteca a seguir con los cuentos de Asimov y otros parecidos.

Nani. Noviembre 2014

12 comentarios:

  1. Nos sacas la sonrisa evocando nuestra niñez Nani. Igual las mates se nos resistian; pero que nos quiten lo "bailao".

    Suerte para la próxima.

    ResponderEliminar
  2. Nani, cada día me gusta más cómo escribes. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  3. Las ciencias tan aburridas para algunos :D

    Besos

    ResponderEliminar
  4. A mi también me gustan mucho más los triángulos de los cucuruchos de helado!! Suerte para la próxima.Besos, Nani.

    ResponderEliminar
  5. Los teoremas entran mucho mejor con helado de fresa, dónde va a parar, je je. Muy bueno Nani, me gustan las tangentes por las que te has escapado del temita.

    Un besazo enorme.

    ResponderEliminar
  6. Me han gustado una barbaridad los dos.
    Hoy no sabría por cual decidirme.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Jajajaja muy divertidos Nani, me quedo con el segundo es muy visual y travieso, esa inocencia tan bien transmitida. Genial y a por otra semana.Abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Soy de letras y tú también, pero los teoremas no tienen secretos para tí. Buen trabajo.

    ResponderEliminar
  9. Bien, bien, sí. Ha hecho lo correcto, ya los teoremas están todos inventados.
    Besos, nani, besos

    ResponderEliminar
  10. Me uno a tus protagonistas, los teoremas a ciertas edades no son lo más atractivo precisamente.
    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Esa tangente por Asimov es de aplauso. Nani, evocadores los dos y tan bien escritos como siempre. Un abrazo y suerte para el siguiente :)

    ResponderEliminar
  12. Hummm Yo también cambiaría a Pitágoras por Asimov y helados de fresa¡¡todo el año!! Besicos, Nani.

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE... PASA.