lunes, 15 de diciembre de 2014

EMAIL






El mensaje era claro, conciso, breve y letal: no insistas, decía-, me pides que te comprenda y por la misma regla de tres, te ruego reciprocidad.
Comprobó que estaba escrita correctamente  la dirección del email, colocó en el apartado asunto, un simple: “Ultimátum”; pulso enviar y se dispuso a continuar con las cartas que debía escribir a los clientes, hacer los pedidos que el encargado de almacén le había dejado sobre su mesa en un papel de cuadrícula con tachones y procuró terminar para ir a desayunar cuando todavía entraban unos rayitos de sol, sobre la mesita de todo los días.



FRÍO EN LA MADRUGADA

El mensaje era claro, conciso, breve y letal: no insistas, decía.
Y no insistió, no suplicó, no lloró. Tan sólo se levantó de madrugada, recogió la ropa que cabía en la vieja maleta y salió a respirar la fría niebla que caía sobre la ciudad.


  


MANERAS DE CAMINAR


El mensaje era claro, conciso, breve y letal: no insistas, decía. Y a continuación añadió: Cuando consiga ver el verdadero significado podré decidir; pero si sigues así de pragmático, creo que continuaré llenando mis manos de amor para entregarlo a diestro y siniestro. Mi libertad comienza y termina en ser tal cual y si no es aceptada por la persona con la que había decidido compartirlo todo; sigue tu camino que yo haré otro tanto.

Nani. Diciembre 2014


16 comentarios:

  1. Hola, Nani.

    El tercero define mucho la forma que tengo de pensar yo, es la leche.
    El segundo es triste, pero cuando las cosas no pueden ser... no pueden ser y es mejor salir de los nudos.
    El primero es demoledor.

    Te lo has currado muy bien. Chica aplicada.

    Un besazo y lo seguimos intentando.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, buenoi, veo que esa 'abuelidad' es inspiradora ¡yo solo he podido hacer uno y tú tres! Y siempre con esa sabiduría tierna que emana de tus letras. Besos, Nani.

    ResponderEliminar
  3. Eso rayitos de sol deben ser una delicia , me quedo el ellos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. El segundo relato me ha encantado y el tercero me parecen unos pasos con mucha personalidad.

    ResponderEliminar
  5. Buen trabajo Nani. Cada uno en su estilo y el tema que has elegido. Personalmente ese micro número tres es el que más me gusta por su contenido y forma. Al segundo yo creo que le falta un poco menos de 'obviedad', quizás dejarlo entrever pero sin explicitarlo tanto. Y el tercero tiene ese final abierto que nos deja pensando en el qué ocurrirá después pero no nos ofrece una pista para averiguarlo. Yo me quedaría con el número tres, y a los otros dos, les daría otro aire para que respiren un poco más.

    Te escribo tan largo porque sé que no te molesta y porque una vez me dijiste que podía opinar abiertamente. :)

    Un besazo y a seguir ¡¡escribiendo!!

    ResponderEliminar
  6. Pues yo voy a elegir el dos por el final en la fría niebla.

    ResponderEliminar
  7. Aunque me gusta mucho lo de "respirar la niebla", me quedo con el tercero. Una auténtica declaración de intenciones.
    Besos Nani.

    ResponderEliminar
  8. Me quedo con el segundo, breve y letal... y frío.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Mi voto para el dos, y la envidia por la curranta esta que escribe de tres en tres... ¿nos la repartimos?

    ResponderEliminar
  10. Me gusta mucho el segundo, no soy de quedarme donde no me quieren. Un abanico de oportunidades pueden esperar cuando se disipe la niebla.
    Besos, Nani.

    ResponderEliminar
  11. Me quedo con el segundo. No se precisan más palabras para entenderlo todo y tan sólo una para ponerle "fin".
    Besotes.

    ResponderEliminar
  12. Me quedo con el segundo prolífica Nani, por la escena tan recortada e ilustrativas.
    Abrazos y suerte

    ResponderEliminar
  13. Me identifico con el segundo.
    Mi orgullo y mi dignidad antes que nada.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Yo también me quedo con el segundo. Me gusta eso de "salir a respirar la fría niebla". Un beso, Nani.

    ResponderEliminar
  15. Tus relatos cantan las verdades del barquero... tus personajes tienen esa capacidad de mirar la vida tal cual, y sin arrugarse, actuar en consecuencia; con valentía y desde la sabiduría que da la experiencia. Una vez más nos dejas relatos con lecciones de vida. Voy tomando nota Nani. Mucha suerte para el próximo :)

    ResponderEliminar
  16. Como dice Juan Antonio, son "relatos con lecciones de vida". La inmediatez del email, le agrega incluso más severidad. ¡Buen trabajo, Nani!

    Llegué, con más abrazos, cariños y los mejores deseos para Vos y tus seres queridos! Muchos besicos guapa mía!

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE... PASA.