viernes, 26 de diciembre de 2014

LETRAS A GRANEL Y AL POR MAYOR



https://elbicnaranja.wordpress.com/2014/12/26/viernes-creativo-escribe-una-historia-84/comment-page-1/#comment-3358



 Con esta fotografía tan literaria realizada por Alec Dawson, despedimos los #viernescreativo de 2014.

Soy toda letra, paro letras y mi bañera está colmada de abecedarios y letras de las que me impregno, de las que me alimento y me nutro. No necesito desde mi descubrimiento hidratantes, ni vitaminas para la piel, ni para el pelo, ni para las uñas, ni para nada. El problema surgió cuando tenía que salir a la calle y me ponía el pantalón y el jersey. Los tejidos comenzaban a borrar las letras y la debilidad me invadía. Por eso tuve que buscar una alternativa, ya que tenía que salir a trabajar y no podía ir en culo como dice mi sobrino pequeño. Me hice una túnica muy amplia de gasa azul que al dejar caer los pliegues, estos no dejaban percibir mi silueta desnuda con la que conseguí mantener las letras adheridas a mi piel. Si alguna lertra o palabra se desprendía, se me hacía una llaga y los médicos no me daban solución alguna. Con el tiempo observé que en el momento que me aplicaba un aforismos o un poema, la llaga desaparecía, lo malo era cuando estaba en una reunión con mi jefe; este siempre me proporcionaba números, balances y cuentas y más cuentas, por eso es que este fin de año estoy un poco debilitada y con algunas llagas y vejigas. Necesito llegar a casa y tragarme un buen libro. No, no me lo como, eso lo intenté en una ocasión pero me dio indigestión; tan sólo necesito ingerirlo con la vista, nutrirme de esa escritura y si es constructiva, tiene una buena redacción y una buena trama, sea poema, ensayo, novela o relato, mejor que mejor. Lo que sí comprobé ya hace unos meses, que leído un bodrio de esos que se lanzan para que sea best seller, me salió un sarpullido que ni con los aforismos de Tagore pude poner remedio. Tan solo se mejoró con el poema de “Luís Alberto de Cuenca” “El desayuno” y sobre todo, al terminar los dos últimos versos:

“Tengo un hambre feroz esta mañana.

Voy a empezar contigo el desayuno».

Fue en ese instante cuando noté cierta mejoría. Así que decidí memorizar todo el poema y mientras preparaba la crema de calabaza, conseguí que mi cara y todo mi cuerpo recuperaran su aspecto normal. Ahora voy a darme un baño de letras. He conseguido unos tarros de “Baskerville Old Face” en cursiva a muy buen precio, además de una oferta de palabras sueltas que pertenecieron a Cortázar y Borges que me mandan vía internet, que mezclo con el agua calentita y caligrafía tipo inglés que heredé de mi padre. Sé que no debo repetir demasiado para que haya variedad, pero hay letras que son tan magníficas que no producen ni empacho, ni irritación, ni nada negativo, sino beneficios, amplitud de mente y ensanche del alma.

Nani. Diciembre 2014

4 comentarios:

  1. Yo devoro tus letras.
    Y me sientan muy bien.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Qué gusto me da terminar el año con tus letras. Espero que nunca dejes de escribir. Muchas gracias por todo. Y recibe mi cariño enorme para ti y tus amores.

    Muy lindos tus textos anteriores.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Así son tus letras. "ensanche del alma". Da gusto bañarse en ellas y que se queden impregnadas en la piel...:-)
    Como siempre, una preciosura Nani.

    Muchos besicos, reina.

    ResponderEliminar
  4. Nani??? ¿ Se puede? Como ves yo necesito letras y signos, pero bien me van para entrar y dejarte un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE