lunes, 12 de enero de 2015

PRENSA AMARILLA (REC)





Imagen cogida de la red

Estos dos micros se han quedado en la carpeta de pendientes de envío. Las fechas pasadas han sido algo intensas y de muchos despistes literarios.

Inmediatamente pedí que cerraran la tapa del ataúd. No era agradable la visión que ofrecía el féretro. Fue demasiado cruel su final y el panorama que ofrecía producía cierto repelús, además del hedor que desprendía hasta turbar todos los sentidos. Por eso mismo no pude por menos que ordenar el cierre y el traslado inmediato. Más tarde y tras la autopsia nos darían el diagnóstico; por lo tanto, ahora lo único que importaba era mantener unida a la familia y mandar al cuerno a las cámaras y paparachis sin escrúpulos.


Té caliente…, muy caliente.

Este se va a enterar de lo que vale un peine,  aquel y el de más allá. Está bien que siempre sea la que les ayude, la que esté siempre dispuesta, pero ya ha pasado el tema de castaño oscuro, así que hoy se van a llevar una sorpresa cuando recojan sus termos calentitos.

Nani. Enero 2015

5 comentarios:

  1. Hola, Nani.

    Empiezo por el segundo y apoyo a la sufridora o al sufridor. A veces, dan ganas de ser así de tremenda.

    El primero es muy surrealista, de los que más me gustan.

    Lástima que no pudieras encontrar un huequecito para enviarlos.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  2. Muy sensata la del primero, casi no parece ser ni vivir en el ambiente que se vislumbra justo al final.
    En cuanto al te calentito, les va a dejar helados

    ResponderEliminar
  3. Una penica que no los hayas podido enviar....¡ Sencillamente, espléndidos. ¿ Te lanzarás alguna vez a recopilarlos en un libro? ¡¡Vamos que estás tardando...:-) !!

    Muchos besicos, maestra.

    ResponderEliminar
  4. Qué pena que no hayan llegado; la próxima vez más rápida jeje que micros como el primero no pueden quedarse fuera.

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE... PASA.