lunes, 26 de enero de 2015

SER PRIMERO







Usted es el primero que la abre, pero ya no abrirá ni una más. No le voy a matar, ni a encerrar, ni le voy a decir mucho más. Tan solo que mientras ha dormido como un poderoso, yo le he dejado como a un eunuco, así sabrá lo que duele que le roben su bien más preciado. Ya no estamos en la Edad Media y ese derecho que llamaban de “pernada”, ahora se lo va a explicar a la madre de sus hijos y también a ellos cuando tengan conocimiento. Igual aprenden a llamar antes de entrar.



Nani. Enero 2014

9 comentarios:

  1. Ay, ay, qué doloroso escarmiento!!!
    Un abrazo Nani.

    ResponderEliminar
  2. Jajaja de cojones tu relato, con pendón de la expresión.

    ResponderEliminar
  3. No cabe la menor duda de que están crecidos, y sí, hay que córtales los hilos.

    ResponderEliminar
  4. Menudo impresentable era el "campechano".

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Hola, Nani.

    Divertido y muy visual, jajaja. Tuvo su merecido donde más le dolía.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. Es que veces hay que cortar por lo sano, y problema resuelto. Un besiño, Nani.

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE