lunes, 18 de mayo de 2015

TISANA PARA LA TARDE






Imagen extraída de la red

Y las azules, las del abuelo las colocas en su florero con agua limpia. Las margaritas en el jarrón del salón y la maceta de petunias en la entrada.  Después me pasaré por el huerto y cortaré de esas hojas verdes que sembraste para secar (Mariquilla las llamas), y me haré una infusión. Desde que probé esa tisana me encuentro muy bien y me cunden las tareas mucho. Me gusta más que el cafelito de la sobremesa y me siento como si flotara, además, parece que me ayuda a hacer la digestión.

Nani. Mayo 2015

9 comentarios:

  1. Jajaja, ¡qué cuca!! Mira tú lo que le mola la Mariquilla, jajajaja. Muy bueno, Nani! Besotes

    ResponderEliminar
  2. En infusión, fumado o en vena, la Mariquilla siempre ha sido mano de santo.
    Muchos besicos.

    ResponderEliminar
  3. No conocía yo esto de la mariquilla, voy a preguntar al herbolario. Buen relato, Nani.

    ResponderEliminar
  4. Las deliciosas tisanas cada cual para su indicación, no pueden faltar, y con una buena compañia completo.

    ResponderEliminar
  5. Muy picarón tu relato. ;-)

    ResponderEliminar
  6. Muy picarón tu relato. ;-)

    ResponderEliminar
  7. Mariquilla de la buena, vaya tela...

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Mírala ella, je je. Yo no se si no sabe o se lo hace, je je. En todo caso, que disfrute.
    Besazos Nani.

    ResponderEliminar
  9. Ohh¡, las infusiones... me gustan mucho, No me extraña que lo curen todo.
    Besos.

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE