lunes, 21 de diciembre de 2015

DEL OTRO LADO


Imagen cogida de la red

Como sombras disipadas por un nuevo amanecer se dirigen a la recogida de aceituna. La tierra está fría y la humedad se mete en los huesos. Se colocan la mano en forma de visera y miran al sol frío y distinto al de su tierra empobrecida. Con el revés de la otra mano, se restriegan las lágrimas que se escapan recordando a esas mujeres algo envejecidas que recorren kilómetros para coger la poca agua que pueden acarrear, mientras por debajo del brazo amamantan al hijo que parieron unos días o meses antes de ellos partir.

HAMBRE

Como sombras disipadas por un nuevo amanecer dan gracias al nuevo día. Saben que hoy llevarán algo de comida a casa, Mañana puede que sea triste e insoportable escuchar como chirrían las tripas de todos los que en casa esperan. 

MOVIMIENTOS SORPRENDENTES
Como sombras disipadas por un nuevo amanecer se mueven por el recinto y todos los que allí se encuentran, tienen la sensación de ver almas en pena que arrastran su condena por pasillos, escaleras y habitáculos. El olor y el frío son demasiado intensos, los desmayos cada vez más asiduos y la muerte súbita de hoy, ya colma la paciencia del más lúcido.

Nani, Diciembre 2015

1 comentario:

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE... PASA.