lunes, 4 de abril de 2016

PUREZA



Imagen recogida de la red

Deja unos puntos suspensivos siempre que termina una frase. Es como si una mariposa quedara al  vuelo diciendo: “Ahí os dejo lo que no queréis escuchar y que revolotea en el aire”.

CHANTAJE

Deja unos puntos suspensivos y reflexiona. Más tarde prosigue diciendo: “Puedo equivocarme pero no quiero continuar este despropósito, me pediste ayuda pero lo que tú quieres es algo que no forma parte de mí, ni de mis convicciones; aclárate primero y luego ve desmenuzando”.

Nani. Abril 2016

6 comentarios:

  1. Hola Nani, dos buenos micros que rozan casi la misma idea. A mí también me has convencido, las cosas claras y el chocolate espeso.
    Un besote

    ResponderEliminar
  2. Los puntos suspensivos son muy socorridos.
    Me gustan los dos micros.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Lo puntos suspensivos revoloteando en el aire..., ligeros como alas de mariposa... O pesados y densos como una reflexión...

    ResponderEliminar
  4. Querida Nani es un placer saludarte,aun debo disfrutar y leer algunos de tus trabajos...Nada mas socorrido que los puntos suspensivos pero en esta ocasión indican que el regreso es lento pero animada de compartir estos espacios de siempre.
    Besos guapa!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Buenas noches! La puerta estaba abierta, la luz tenue y tu fuego siempre encendido, Nani. Y aquí me acurruco una vez más, entre letras y puntos suspensivos (tan sugerentes) y vuelvo a sentir la calidez inmensa de tu hospitalidad Amiga mía querida. Poquito a poco, comienzo el regreso, nuestra América ya marcó el camino y de verdad, extrañaba esta costumbre nuestra de ir y venir y compartir el menú del día. Mil y un besicos con el cariño de siempre guapa!

    ResponderEliminar
  6. Muchos puntos suspensivos son necesarios para tomar aire.
    Un besito, Nani.

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE... PASA.