martes, 11 de octubre de 2016

INOCENCIA TORCIDA


Imagen cogida de la red

Poco antes de que los domingos fueran amargos teníamos una infancia feliz. Fuimos al colegio como los primos y los chicos del barrio, pero todo se torció cuando empezaron a salir los fines de semana. Volvían raros, dormían mucho y a veces se ponían muy malitos. A partir de ahí, los festivos empezaron a ser tristes, después se fue incrementando durante la semana y había días que no teníamos comida, ni desayuno antes de ir al colegio. Nadie nos ayudaba a hacer los deberes y un día se presentaron unos señores a lo que tuvimos que acompañar.

ESE AQUEL DE LOS FINES DE SEMANA

Poco antes de que los domingos fueran amargos, salían a pasear por el laberinto del jardín. Se cogían de la mano y recorrían los túneles desconocidos, realizaban sueños y cumplían deseos. Después se juraban días felices y periodos eternos. Nunca pensaron que dentro de la convivencia, se incluían los fines de semana.

Nani. Octubre 2016

5 comentarios:

  1. Consigues transmitir amargura en los dos relatos, Nani, aunque a mi parecer, no quedan bien definidas las historias que quieres contar, y quizá eso haya pesado un poco en que no aparezcan en la radio.

    En cualquier caso, me han gustado los dos. Esta semana casi todos hemos tomado el lado amargo de la prosa.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Ay, los domingos amargos, el paro, la miseria.Nani.
    Todo lo que era luz se lo llevaron los de las sucias manos.
    Malditas sean sus almas podridas y corruptas.

    ResponderEliminar
  3. Estos domingos amargos creo que nos han amargado a la mayoría, triste ha sido la semana creo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. ¿Que te puedo dar que no me sufras...?
    ¿Se irán las cicatrices que han quedado?
    El tiempo... dirá
    Un saludo
    Factorial de P

    ResponderEliminar
  5. Te envio mi pagina de poesias por si deseas visitarla.
    Gracias
    http://anna-historias.blogspot.com.es/2016/10/rio-parido-del-deshielo-apunado-en-el.html?m=1

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE