lunes, 12 de diciembre de 2016

BIOGRAFÍAS MUERTAS


Imagen recogida de la red

El otro, hombre o mujer, siempre muerto en esas salas de personajes inertes, miradas tristes y sin expresión. Nunca entendí esa afición por inmortalizar celebridades  de cuerpo frío y marchito. Prefiero imaginar al personaje a través de una biografía o simplemente, con el relato de algún familiar o persona cercana, la historia es más cálida y amena. La cera me gusta en velones encendidos para celebrar o para recrear un lugar siniestro.


Nani. Diciembre de 2016

6 comentarios:

  1. Pues mira, Nani, pensándolo bien, voy a estar de acuerdo contigo.
    Un besote, mi niña.

    ResponderEliminar
  2. Yo prefiero las autobiografías.
    Me gustan más que las biografías aunque quizá no son tan objetivas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Me gustan las velas y me gustan las ceras.
    Tanto consuelo y tanto calor humano nos dejan.
    Y me gustan tus relatos cálidos y siempre tiernos.
    Un beso amiga mia.

    ResponderEliminar
  4. - Comparto la opinión del narrador. Una vez tuve que besar un cadáver, esa costumbre de despedir al muerto, y no lo volveré a hacer. Los museos de cera son similares. Por otro lado, y si me lo permites, este texto es reflexivo y quizás para que sea micro debería tener un giro, pero ya sabes, todo es subjetivo. Feliz año nuevo, Nani.

    ResponderEliminar
  5. Un fuerte fuerte abrazo, querida Nani, y Feliz Año, que se cumplan algunos de tus deseos, mi niña.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE