sábado, 18 de febrero de 2017

MARGARITA SIN PÉTALOS




Imagen recogida de la red

Debo decidir, la margarita está ya demasiado deshojada y el tiempo se escapa: “Si, no, si, no…”. Escojo el camino lúgubre según ellos. Opinaron demasiado y me influenció muy a mi pesar, pero ahora está en juego mi decisión, aunque para ellos sean bambalinas. Para mí es la vida, mi felicidad.



¿DECIDIR QUÉ?

Debo decidir si izquierda o derecha. Blanco o negro. Arriba o abajo. Dulce o salado. Pero a la hora de la verdad solo encuentro un camino, el mío. Por eso mismo estoy aquí con las entrañas revueltas, las lágrimas a flor de piel y la rebeldía hecha añicos. Al final no es lo que yo quiero, sino lo que se me impone.


Nani. Febrero 2017

1 comentario:

  1. Por un lado me dices que es tu camino, por el otro el que te imponen y no me entiendo.
    Sí ya lo sé, el que las circunstancias te imponen, pues en el fondo sabes bien que es el que debes elegir.
    Elijas el que elijas, no hay camino sin espinas, Nani.

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE