lunes, 25 de septiembre de 2017

GOLPE


Imagen recogida de la red

Desde el día que murió su alegría se le fue apagando la sonrisa, la luminosidad de su rostro y las chiribitas que desprendían sus ojos. Parecía otro ser y me resultaba extraña, ya no la reconocía. Siempre se había emocionado con el soplo del aire, el canto de un pajarillo o la simple mariquita que se posaba en su manga, pero desde aquel triste día en la estación ya no fue la misma. Aquella explosión se había llevado la vida de todos los que cayeron y con ellos, su pequeña y su propia existencia.


Nani. Septiembre 2017

10 comentarios:

  1. Me han venido a la mente los atentados de 2004 en Atocha.
    Imagino que todas las personas afectadas por la muerte o heridas de un familiar habrán perdido la alegría, las sonrisas, las chiribitas y la luminosidad de su rostro.
    Mi solidaridad con las víctimas, con sus familiares y todo mi apoyo para ellos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Toro, en cierto modo fue un homenaje a todos ellos de aquí y de allí. Todos los que han perdido la vida por las injusticias de otros y sus familias.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  2. Hay situaciones que marcan nuestro camino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jorge, marcan para la eternidad.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  3. Leerte es pensar inmediatamente en las víctimas de atentados, a lo largo y ancho de nuestro mundo y en sus familias. ¿Cómo se encara la vida de todos los días después de la muerte absurda de un ser querido? ¿Cómo, perdonar, olvidar y seguir adelante? Supongo que aquellos que siembran el terror no se detienen a pensar en esas otras víctimas. Los que siguen respirando pero han perdido las razones para vivir.
    Besos Nani y con el Toro, toda nuestra solidaridad y apoyo para ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé Susana como se encaran estos trances porque gracias a Dios no los he vivido, pero me puedo imaginar que debe ser muy duro para los que deben seguir adelante.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  4. Suscribo la idea de Torro, aunque cualquier atentado sea como sea al final nos sugiere una fuerte explosión que jamás nos sacaremos de la cabeza.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Tecla, en la vida se olvidará.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  5. Está muy bien reflejado en tu relato, Nani; si te arrancan a uno o varios seres queridos de golpe, desde ese día ya no eres el mismo; y quizá, en cierto modo, comienzas a morir desde dentro...

    Gran relato, Nani.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alfonso por tu comentario. Supongo que así será, la vida le cambiará para siempre a los allegados y la vida se te va con ellos. Es más, creo que nos cambia a todos después de algo así.
      Besicos muchos.

      Eliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE... PASA.