lunes, 22 de enero de 2018

DESPUÉS DEL CAFÉ


Ya recogerían la mesa mañana  y meterían todo en el lavavajillas antes de ir a hacer la compra de la semana. Ahora era mucho más urgente terminar el trabajo que interrumpieron en aquel jardín. 
Cuando llegaron habían terminado los de criminología. Destaparon el cuerpo cubierto con una sábana, lo metieron en la bolsa impermeable, lo posaron sobre la parihuela con la facilidad del que repite el gesto con asiduidad, lo colocaron dentro del furgón y se dirigieron al depósito donde le practicarían la autopsia.


Nani. Enero 2018

12 comentarios:

  1. Bueno, al menos no se lo comieron...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj. Por dio, comérselo nooooooooooooo!!
      Besicos muchos.

      Eliminar
  2. Me has dejado con ganas de más. 😙😙😙

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tere, pues por ahora en eso se quedó!!
      Besicos muchos.

      Eliminar
  3. Me has dejado con ganas de más. 😙😙😙

    ResponderEliminar
  4. Tiene su utilidad , pero qué poca vocación tendría yo para hacer ese trabajo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Amapola, hay profesiones de todo tipo...
      Besicos muchos.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Jorge,vamos a echarle imaginación y si algo se me ocurre, puede que haya segunda parte, jejeje
      Besicos muchos.

      Eliminar
  6. Un gusto leerte ...espero que continúes el relato...aunque no me gustan los cadáveres.....saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El gusto es mío Sandra. Un placer recibirte y que conste que no tendría tampoco esa profesión.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  7. Y que pasó? solo lo sabe tu cabeza...
    Saludos

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE... PASA.