martes, 16 de enero de 2018

EN TU MANO

Caminaba sin rumbo, desorientado y triste. Se había terminado el curso y no le apetecía regresar al caserón escondido entre las montañas nevadas.
Mientras, en su interior escuchaba al abuelo: “Si estudias y te preparas ganarás una vida, tu vida, la que buscas. La exclusivamente tuya. Si no te gusta vivir aquí, tendrás que buscar tu sitio”.
Su interior también le hablaba- ¡No la veré más!
Ella se iba a Boston a completar sus estudios.
Impotente se sentó en el suelo frente a la diosa y se encaró con ella diciéndole: “Tan poderosa como eres dime por qué no haces algo para que todo cambie”.

A sus espaldas sonó la voz de un viejito que dijo: “Los cambios están en tu mano, hazlos. Lo que no te gusta debes intentar modificarlo, si esperas que la diosa te resuelva tu vida, el mérito será de ella y no tuyo”.

Nani. Enero 2018

10 comentarios:

  1. Los dioses están muy vagos hoy en día.
    Lo que no haga uno...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Toro, igual están esperando a que les demos motivos.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  2. Así es querida Nani, los cambios siempre dependen de nosotros!!

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que como esperemos a que nos hagan las cosas, vamos dados!!
      Bienvenida de nuevo.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  3. Me encanta que hayas utilizado la figura de una diosa en femenino :)
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro lopillas, como no una diosa!!
      Bienvenida a mi casa.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  4. Moralizante relato el que has traído. Hoy en día ni estudiando se gana uno la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuánta razón tienes Ximens, hoy está todo muy chungo!!
      Besicos muchos.

      Eliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE... PASA.