jueves, 26 de julio de 2018

INFANCIA





Inconfundible el olor que desprendía la ropa recién tendida o cuando se metía entre las sábanas limpias, frías y recién planchadas; era como volver al remanso del vientre materno. Todo se relacionaba y quedaba unido en un mismo paquete. Siempre le contó ella que el jabón casero era el que ejercía el milagro, pero bien sabía  que había algo más, algo que se llamaba madre y que incluía amor y dedicación. Algo que resultaba suave y delicado a pesar de aquellas manos broncas, agrietadas y cargadas de faenas domésticas, labores en el campo y sogas restregadas, bien para lanzar y recoger el cubo dentro del pozo, retorcer y trenzar espartos en los días lluviosos, apilar alpacas y pleitas, cargar serones, subir y bajar cargas al pajar, hacer limpiezas después de las cosechas y para colmo, cuando fueron pequeños aún le quedaban ganas en las noches veraniegas, de recortar en los periódicos atrasados anuncios de juguetes o ropa del Corte Inglés, coserlos con alfileres y cuando ya entrada la noche, hacer que aquello se moviera con ayuda de una linterna para crearles la ilusión de estar sentados en una silla del cine de verano, mientras sorbían un tazón de leche migada.


Nani. Julio 2018

8 comentarios:

  1. Un relato que nos traslada al pasado, el jabón casero, los sectores... Qué lejos quedaron!
    Buena propuesta, suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Yolanda, tienes toda la razón, esa sábana nos ha llevado a la infancia y mucho más.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  2. La magia de tus palabras me ha retornado a algunas escenas de mi infancia, y jo... me emociono...

    Ufffff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Toro, como le comentaba a Yolanda, esa sábana nos ha llevado a todos a otros tiempos y otros sentimientos.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  3. Maravillosa aportación para ENTC. Un placer haber coincidido contigo por allí. Me encanta el juego que están dando esas sábanas de la imagen.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sechat por comentar. Para mi también es un placer coincidir y sobre todo, leernos.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  4. Fantástico fresco sobre los recuerdos de una madre.

    Par de abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, muchas gracias por comentar.
      Par de besicos muchos para ti.

      Eliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE... PASA.