viernes, 7 de junio de 2013

TICTAC y otro (REC)






Dibujo Nani.




Ordenaron colocarle una venda en los ojos y le llevaron por un lugar que olía a humedad. Después, percibió que le observaban y le dio miedo, tanto que escuchaba el tictac del reloj del abuelo que siempre llevaba prendido en el bolsillo y que casi se confundía con el latir de su corazón, por eso cuando le tocó el hombro se sobresaltó, su entrepierna se mojó y el sudor  desprendió un hedor  a muerte, que heló su respiración.




CHILLA RATÓN

Ordenaron colocarle una venda en los ojos, le dieron unas cuantas vueltas para que perdiera el horizonte y le dejaron a su libre albedrío. Cuando intentó recuperar el equilibrio comenzó a tantear alargando los  brazos y al tropezar con un cuerpo le ordenó sin soltarle: “¡Chilla ratón!”.

Nani. junio de 2013

24 comentarios:

  1. Dos relatos diferentes e inquietantes y es que llevar una venda en los ojos perturba.

    Me gustaron Nani, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu visita Yashira. La verdad es que tener una venda en los ojos, descoloca.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  2. El primero me ha recordado la escena de "El verdugo" en que, aunque en tono cómico-aterrador, conducen al ejecutor a la celda en la que está su víctima... A ambos, a tu personaje y al sayón, se les heló la sangre.
    Resulta helador el pasaje, Nani. Me gustan los pasillos fríos y húmedos donde van a pasar cosas...
    Un saludo
    Juan M.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan Manuel, los pasillos fríos y húmedos agudizan la imaginación un poco tenebrosa,jeje.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  3. El primero Nani, tiene ese regustillo a muerte que me deja heladita. El tic-tac del reloj es la clave de una muerte anunciada o así lo veo yo.

    jaja, el segundo es el contraste de tu prosa: un micro sin hedores con un juego de niños llevado al extremo.

    Besos Nani, y que el pulpo luzca sus encantos en tu pluma traviesa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Laura, el tictac del reloj es la clave de una muerte anunciada o similar, en cuanto al otro micro, no pude evitar el juego de niños al que tanto recurríamos en los portales o zaguanes de las casas, antes se jugaba de otra manera y no dejaba de tener su mala idea, los niños son y hemos dido crueles a veces.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  4. Mantiene la atención y el final atrapa.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu visita gaia56. Me agrada que te haya atrapado el micro.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  5. MUy bueno!! Es que tener los ojos vendados nos hace perder el control de la situación. De repente me acuerdo de cuando jugaba a la gallinita ciega con los ojos vendados.
    Un placer visitarte, pronto regreso! http;//cuentosdensueno.blogspot.com


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu visita Marilyn Recio. El segundo de los micros me recordó el juego quenombras y si, la verdad es que tener los ojos vendados inquieta un poquito.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  6. Tener los ojos vendados ya inquieta de por si...

    El primer relato me ha helado la sangre y me ha producido un escalofrío..., el segundo, recuerdos de la niñez...

    MAESTRAAA :)!!

    Muchos besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A Dios gracias Lucía que sabemos que son ficciones y fantasía con la que disfrutamos y hacemos danzar a la imaginación.
      Gracias por tus piropos, que cosas tienes!! :)
      Besicos muchos.

      Eliminar
  7. Lo mejor de los ojos vendados es que te llevan a explorar caminos desconocidos. Claro que en el juego te puede tocar, como en este caso, lo mismo un bonito recuerdo que un negro futuro.

    Dos buenas propuestas.
    Un besazo Nani.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miguel Jiménez S., claro que los ojos vendados nos llevan a explorar caminos deconocido y a gudizar laimaginación que es lo que nos proponemos con estas propuesta, ¿no te parece?
      Besicos muchos.

      Eliminar
  8. Me gustaron los dos relatos.
    Muy gráficos y llenos de buenos ingredientes.

    Enhorabuena.
    Neli.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu visita y comentario Nélida, es unplacer recibirte por estos andurriales.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  9. Si me dieran a elegir me quedaría con el primero, me ha cautivado el tic tac del abuelo y la sutil descripción del pánico.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Esperanza, a mí también me gust am´s el tic tac del abuelo, agudiza la imaginación y eso es lo que a nosotras nos gusta, ¿verdad?
      Besicos muchos.

      Eliminar
  10. Muy buenos los dos nani, aunque el primero da un poco de "canguele" y eso me pone jeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juanjo, ¡como somos los despojados, eh!! Cacho retorcios y disfrutamos como enanos.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  11. Con la venda en los ojos y con el sonido del reloj, cualquiera puede imaginarse con los ojos cerrados en mitad del relato.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. La venda en los ojos no suele reportar nada bueno.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Me quedo con el primero aunque se acerquen tragedias.
    Otro beso, querida Nani.

    ResponderEliminar
  14. Nani,de lo inquietante a los divertido,no saber,no ver,en fin la incertidumbre es peor que el miedo.

    Me he quedao asustada.
    Se te quiere.

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE... PASA.