lunes, 3 de diciembre de 2018

BONITA CRIATURA


Intuyo que los científicos irán desapareciendo en la planta de investigación genética modificada. El primer feto fracasó, pero pusieron tanto empeño  en el siguiente, que cuando nació rubia, de ojos azules y tez de seda, todos quedaron encantados. Lo que no pudieron imaginar ni prever, era la fortaleza que desarrollaría con el tiempo. Comenzó por los cercanos y después por sus creadores. Canibalismo puro y duro y falta de sentimientos dijeron. Ella manifestó que no le pusieron corazón ni sentimientos y por eso se los arrancó a todos y se los comió.

Nani. Noviembre 2018

sábado, 24 de noviembre de 2018

AMOR AL MINUTO Y AL MILÍMETRO




Han pasado veinte mil setenta y cinco días, cuatrocientos ochenta y una mil ochocientas horas, veintiocho millones novecientos ocho minutos y mil setecientos treinta y cuatro millones cuatrocientos ochenta mil segundos; desde el día que sellamos nuestro amor bajo la tapia donde nos conocimos. Casi consta en acta y supervisados por tu amigo del alma. Todavía cuando entras por la puerta me palpita el corazón, el alma y hasta el alzhéimer que comienza a aflorar. Soy consciente de todo ello y del dolor que voy a percibir cuando me alcances de nuevo, aunque ya mi cuerpo es violeta amarillento al que no le queda un milímetro de piel sin magullar y está acostumbrado al dolor sobre dolor. Ahora, el olvido es la ilusión.

Nani. Noviembre 2018



25 Noviembre. Día Internacional de la eliminación de la  Violencia contra la Mujer

viernes, 23 de noviembre de 2018

NUEVA CABECERA

Todo mi agradecimiento a Rebeca, del blog CRÓNICAS DE UNA LOCA QUE CAZABA NUBES, por su generosidad al ofrecerse de manera desinteresada a arreglar la cabecera de este blog que ya estaba un poco anticuado.

El diseño es de ella y creo que ha quedado como si hubiera blanqueado y pasado la mopa, quitado telarañas y dejado reluciente. La verdad es que me siento como niña con zapatos nuevos o mejor dicho, como si hubiera ido a la peluquería y me hubieran hecho el mejor peinado de la colección y me hubiese arreglado para ir a la fiesta de puesta de largo.

Muchísimas gracias Rebeca, ha sido un placer recibir tu premio. Te lo agradezco infinito. Os dejo dicho diseño, para que podáis apreciar el trabajo.

Besicos muchos bonita. 



Nani. Noviembre 2018

jueves, 22 de noviembre de 2018

COMO ANTAÑO





Llamo con ayuda del aldabón de bronce. Me gusta ese sonido ronco y ancestral. Imagino que soy una de esas señoras con guantes hasta el codo, sombrilla de encaje y traje de miriñaque. No es necesario porque hay timbre, pero cuando voy a casa de la abuela me gusta hacerlo así, es mi contraseña, sabe que llego con mi trozo de tarta de batata y de paso, se prepara para los achuchones y besos que le caen seguro.

Nani. Noviembre 2018

lunes, 19 de noviembre de 2018

TRADICIÓN Y SABOR


Nos comimos a unos cuantos vecinos para no defraudar, por tradición y porque desprendían un aroma irresistible, a veces dulce y otras como a licores varios. Frutas del bosque, membrillo, mandarina y hasta la fruta del paraíso madura. Después de saborearlos no pudimos evitar convertirnos en adictos. Tenían buqué, el color justo y un regusto muy agradable. A partir de esa experiencia, también empezaron a engullirnos con avidez. Nos bautizaron y nos exhiben en escaparates con el nombre de bizcocho borracho.

COMO ATILA

Nos comimos a unos cuantos vecinos para no defraudar, para que vieran que no nos amilana nada y porque éramos bestias, que solo deseábamos que nuestro ego sobresaliera. Después fueron los de otras ciudades y al final, destrozamos como lo hiciera Atila y su caballo. Hoy quisiéramos volver atrás, pero ya es demasiado tarde para que la humanidad vuelva a lo que en un principio se pretendió.

Nani. Noviembre 2018

sábado, 17 de noviembre de 2018

VIAJES SABATINOS



Viernes Creativo: Escribe una historia.

Cuando aún no éramos adolescentes, todos los sábados bajábamos al fondo del mar invitados por el dios Neptuno, donde pasábamos las mañanas en su palacio, primero tomando pastas de algas variadas acompañadas de té, de una de las más preciadas (la alga dorada) que le aportaba un sabor tan realmente bueno, que en la vida hemos saboreado algo parecido. Tanto mis hermanos como yo, aprendimos mucho de aquellas visitas sabatinas, de la sabiduría del dios de los océanos y por supuesto, de su extensa familia. Nos dejaba navegar y gozar de todas las maravillas marinas, a lomos de su ballena blanca Yenayá; llamada así en honor a alguna antepasada según nos contó, (esa historia quedó pendiente para otra visita que  fuera más extensa, ya que no sería suficiente con una de las acostumbradas). Más tarde, nuestros viajes al fondo marino se fueron distanciando; los estudios y las obligaciones nos obligaron a ausentarnos y con el tiempo, la habilidad a resistir bajo el agua (según nos dijo en otro momento, era un privilegio otorgado a los niños), fue una quimera y algo que ya no podíamos realizar. También nos dijo algo que no entendimos del todo, narrándonos que los seres humanos nos descuidamos, adquirimos malos hábitos y eso nos deteriora y es uno de los motivos por lo que ya no podemos gozar de todo lo que la naturaleza nos ofrece, supongo se refería, a bucear por ejemplo con la soltura de entonces. En una de las últimas ocasiones que hablamos con él, le encontramos triste y un poco indignado, explicándonos que los que vivimos sobre tierra firme, no cuidamos nuestro entorno y lo que no nos interesa lo arrojamos a las aguas de ríos y mares, ¡no me quito de la mente su tristeza y al mismo tiempo, la impotencia! Siguió diciendo qué estamos haciendo daño a la fauna y vegetación  marina y eso repercutiría en nuestras propias vidas, así como a ellos les estamos inundando de una tristeza enorme, ya que la luz del sol pasa con dificultad, no traspasa el oxígeno que también necesitan y todo se vuelve suciedad. Ahora al cabo de tanto tiempo, solo pido a los dioses y naturaleza que no se desate la ira de Neptuno, Poseidón y resto de deidades marinas, porque en ese caso lo vamos a lamentar eternamente.

SIN SENTIDO

Hermano, si consigues salir a flote y llegar a la orilla, dile a nuestros padres que me quedé en el desierto. No les proporciones la angustia de saber que me quedo aquí ¡no puedo más!, ya sabes del pánico que les daba el Mediterráneo.

(No lo he podido evitar, demasiadas pateras a la deriva, demasiados robos de sus ahorros para subir a esas calamitosas embarcaciones y vidas perdidas. En estos días veo a muchos chicos (los que lo consiguen) que deberían estar en la escuela y se arriesgan para recoger aceituna, por ejemplo).
Nani. Noviembre 2018

miércoles, 14 de noviembre de 2018

HORIZONTE



Para que luego digan que lo monstruos somos nosotros cuando nos disfrazamos  en un espectáculo e interpretamos a los crueles del guión. Se enojan los que prefieren ondear un símbolo y dejar que los niños, padres y abuelos, se mueran en un descampado, en un estrecho o cruzando para llegar a un país en donde creen encontrarán pan.


DE TRAPO

Para que luego digan que lo monstruos somos nosotros pobres peluches sedosos y mullidos, por muy feos que nos diseñen en los comic o dibujos animados. Solo damos amor a los que duermen con nosotros, somos sus tiernas mascotas, en el fondo seres de trapo como cada cual en manos de los verdaderos ogros. En nuestra escasa inteligencia de pelele, deducimos que monstruo es todo aquel que le corta la respiración a sus semejantes o el que no ve nada más que su ego, sin importarles nada ni nadie y sin recordar que también amaron a un peluche.

Nani. Noviembre 2018

LA CASA ENCENDIDA