lunes, 16 de enero de 2017

SIEMPRE EN ESCENA



Imagen recogida de la red

Para implorarle que vuelva a casa, pone rodilla en tierra y le besa las manos con pasión, como en la escena que protagonizó en el colegio. ¡La repitieron tantas veces después de sus rabietas!
¡No puede permitir que  haga estos excesos!

Hoy comerán como tantas  veces, empanadillas de atún, patatas paja y flan con fresas. No ha habido rabieta aunque lloran desconsolados. Saben que no queda tiempo y ya no hace efecto la capa de supermán o los polvos de estrellas. Ahora todo depende del tratamiento y de saber disfrutar los minutos y los segundos.

Nani. Enero 2017

lunes, 9 de enero de 2017

COLECCIONANDO PALABRAS




imagen cogida de la red
Es que no tuviste bastante cuando escuchaste por vez primera el cuento que te contó mamá. Después todas las noches necesitabas más. Al cumplir los seis, ya te defendías solito y en la adolescencia comenzaste a hacer tus propios pinitos. Hoy te ven viejo y dicen que te concederán un Novel, aunque sigues sin tener suficiente y sin precisar reconocimientos. Tus necesidades se compensan ajustando pensamientos, convertirlos en frases y estas en relatos.


Nani. Enero 2017

lunes, 12 de diciembre de 2016

BIOGRAFÍAS MUERTAS


Imagen recogida de la red

El otro, hombre o mujer, siempre muerto en esas salas de personajes inertes, miradas tristes y sin expresión. Nunca entendí esa afición por inmortalizar celebridades  de cuerpo frío y marchito. Prefiero imaginar al personaje a través de una biografía o simplemente, con el relato de algún familiar o persona cercana, la historia es más cálida y amena. La cera me gusta en velones encendidos para celebrar o para recrear un lugar siniestro.


Nani. Diciembre de 2016

miércoles, 7 de diciembre de 2016

APUNTANDO ALTO



Imagen subida de la red

De un certero bocado, le arrebató el pincel, dio un traspié y llegó a la pared, al sofá, a las sillas e incluso al suelo, donde fue dejando su sello personal. No cabía duda de que era un auténtico artista plástico y que empezaba a apuntar bien alto, aunque su estatura no sobrepasara los 60 centímetros, no supiera llamar con claridad a papá y aún no controlara sus esfínteres.

Nani. Diciembre 2016

lunes, 28 de noviembre de 2016

MARES ARTIFICIALES



Imagen recogida de la red
  
No era el mar pero se le parecía cuando el viento se colocaba por todas las rendijas o desde lejos se divisa, aunque cuando me aproximo, la realidad me pone los pies en el suelo. Es duro el trabajo y el chapuzón no relaja y tampoco la brisa. Se suda demasiado y mucho más se endurece las manos y el alma. Los plásticos y la siembra se convierten con demasiada frecuencia en mares artificiales.

Nani. Noviembre 2016

lunes, 21 de noviembre de 2016

CURTIDOS



Imagen recogida en la red

Espero que puedas perdonarme, aunque no me dejaste otra opción. El tiempo que estoy segura se te ha hecho eterno y duro, también lo he pasado yo. ¡Callé demasiado y esperé mucho más! Intenté que comprendieras. Tuve que denunciar por tu bien. Ser dura también es el deber de una madre.

Nani. Noviembre 2016

lunes, 14 de noviembre de 2016

MEDALLA DE ORO



Imagen obtenida de la red

Desde que supo que había unas competiciones deportivas en países lejanos, pensó que algún día podría participar. Había sido la primera en llegar hasta los pozos de agua y volver, una vez cargado el botijo. No hubo nadie que hasta el momento le hubiera ganado. Ahora tenía más conocimiento de dichas competiciones, por eso se entrenaba a conciencia y cada vez conseguía mejor marca. Cuando cumpliera la edad sabía que sus padres la dejarían, ellos no eran como el resto de los habitantes del poblado. A ella no le hicieron daño cuando era pequeña, como al resto. Las cuchillas las usaba su padre para rasurar la poca barba que tenía y sus hermanos siempre fueron amables con ella, pero todo cambió el día que se preparaba para correr mucho más fuerte. Vio como unos hombres sacaban a escondidas a un pequeño y lo introducían en un coche. Momo era un niño muy bonito que había nacido unos meses atrás y pudo observar desde donde estaba escondida, como a los padres los ataban para que no pudieran  defenderse. Por este motivo decidió ganar la medalla de oro en esta ocasión, sabía que había llegado el momento. El coche se puso en marcha y ella corrió sin perderle de vista. Cuando pararon en el oasis, ella se ocultó para poder coger a Momo en el menor descuido. Fue su gran carrera la de vuelta con el pequeño. Cuando se lo entregó a los padres, sabía que la medalla dorada se la pondría la luna, mientras descansando le daba las gracias. Desde entonces supo que sus olimpiadas estaban ganadas.


Nani. Noviembre de 2016

LA CASA ENCENDIDA

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE