lunes, 15 de diciembre de 2014

EMAIL






El mensaje era claro, conciso, breve y letal: no insistas, decía-, me pides que te comprenda y por la misma regla de tres, te ruego reciprocidad.
Comprobó que estaba escrita correctamente  la dirección del email, colocó en el apartado asunto, un simple: “Ultimátum”; pulso enviar y se dispuso a continuar con las cartas que debía escribir a los clientes, hacer los pedidos que el encargado de almacén le había dejado sobre su mesa en un papel de cuadrícula con tachones y procuró terminar para ir a desayunar cuando todavía entraban unos rayitos de sol, sobre la mesita de todo los días.



FRÍO EN LA MADRUGADA

El mensaje era claro, conciso, breve y letal: no insistas, decía.
Y no insistió, no suplicó, no lloró. Tan sólo se levantó de madrugada, recogió la ropa que cabía en la vieja maleta y salió a respirar la fría niebla que caía sobre la ciudad.


  


MANERAS DE CAMINAR


El mensaje era claro, conciso, breve y letal: no insistas, decía. Y a continuación añadió: Cuando consiga ver el verdadero significado podré decidir; pero si sigues así de pragmático, creo que continuaré llenando mis manos de amor para entregarlo a diestro y siniestro. Mi libertad comienza y termina en ser tal cual y si no es aceptada por la persona con la que había decidido compartirlo todo; sigue tu camino que yo haré otro tanto.

Nani. Diciembre 2014


lunes, 8 de diciembre de 2014

Querer y no poder





Foto de Nani


Había escrito cien veces: te quiero y otras tantas te añoro, te necesito; pero olvidó anotar la palabra respeto, compartir y amor. Por eso cuando quiso ya no pudo.





Desde el primer día



Había escrito cien veces: te quiero y le metió el papel en la cartera. Desde que estuvieron en primaria era su chica y decidió que tenía que decírselo de alguna manera, porque escuchó a su madre decir que un amor compartido se convierte en un gran amor.



Si no puedo pasar por vuestras casas en unos días, pensad que mi tiempo está dedicado a los pequeños mellicitos.

Nani. Diciembre 2014

domingo, 23 de noviembre de 2014

AMOR REAL (REC)




En realidad esto del amor no tenía lógica decía su abuela con toda razón: “Primero empiezas firmando un contrato a ciegas. Hipotecas todos tus sentimientos que ya nunca más vuelven a ser libres, pertenecen a hijos, pareja y demás allegados y cuando intentas buscar un sindicato que te libere o defienda un poco, te consume la poca energía que te queda. Confundimos amor con pasión, libertad por comodidad, convivencia por conveniencia y así, sería interminable enumerar. Somos educados malamente y nunca por supuesto, en el amor”. 


En realidad, era la realidad

En realidad esto del amor no tenía ninguna lógica como quiso creer y todo empezó a quedar como un carámbano. Ya no limpiaba con amor, ni cocinaba con pasión como al principio. Y cuando se iban a la cama solo encontraba unos pies fríos, una costumbre callada y una exigencia que a veces dolía hasta meterse en los huesos.

                                                              Nani. Noviembre 2014

 

LA CASA ENCENDIDA

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE