lunes, 28 de noviembre de 2016

MARES ARTIFICIALES



Imagen recogida de la red
  
No era el mar pero se le parecía cuando el viento se colocaba por todas las rendijas o desde lejos se divisa, aunque cuando me aproximo, la realidad me pone los pies en el suelo. Es duro el trabajo y el chapuzón no relaja y tampoco la brisa. Se suda demasiado y mucho más se endurece las manos y el alma. Los plásticos y la siembra se convierten con demasiada frecuencia en mares artificiales.

Nani. Noviembre 2016

lunes, 21 de noviembre de 2016

CURTIDOS



Imagen recogida en la red

Espero que puedas perdonarme, aunque no me dejaste otra opción. El tiempo que estoy segura se te ha hecho eterno y duro, también lo he pasado yo. ¡Callé demasiado y esperé mucho más! Intenté que comprendieras. Tuve que denunciar por tu bien. Ser dura también es el deber de una madre.

Nani. Noviembre 2016

lunes, 14 de noviembre de 2016

MEDALLA DE ORO



Imagen obtenida de la red

Desde que supo que había unas competiciones deportivas en países lejanos, pensó que algún día podría participar. Había sido la primera en llegar hasta los pozos de agua y volver, una vez cargado el botijo. No hubo nadie que hasta el momento le hubiera ganado. Ahora tenía más conocimiento de dichas competiciones, por eso se entrenaba a conciencia y cada vez conseguía mejor marca. Cuando cumpliera la edad sabía que sus padres la dejarían, ellos no eran como el resto de los habitantes del poblado. A ella no le hicieron daño cuando era pequeña, como al resto. Las cuchillas las usaba su padre para rasurar la poca barba que tenía y sus hermanos siempre fueron amables con ella, pero todo cambió el día que se preparaba para correr mucho más fuerte. Vio como unos hombres sacaban a escondidas a un pequeño y lo introducían en un coche. Momo era un niño muy bonito que había nacido unos meses atrás y pudo observar desde donde estaba escondida, como a los padres los ataban para que no pudieran  defenderse. Por este motivo decidió ganar la medalla de oro en esta ocasión, sabía que había llegado el momento. El coche se puso en marcha y ella corrió sin perderle de vista. Cuando pararon en el oasis, ella se ocultó para poder coger a Momo en el menor descuido. Fue su gran carrera la de vuelta con el pequeño. Cuando se lo entregó a los padres, sabía que la medalla dorada se la pondría la luna, mientras descansando le daba las gracias. Desde entonces supo que sus olimpiadas estaban ganadas.


Nani. Noviembre de 2016

lunes, 7 de noviembre de 2016

REALIDADES



Imagen cogida de la red

Sigo observando mi trocito de cielo y también el suelo que piso. A veces quiero volar tan alto, que cuando aterrizo me doy de bruces con la realidad, y es tan sumamente dura, que me hago añicos por dentro y por fuera. Quisiera entender esa mano negra que mueve los hilos de nuestro destino sin dejarnos un respiro. Comprender que les mueve a dejar al mundo sin respiración y por lo tanto, sin apenas vida. Verles alguna vez antes de cerrar los ojos, para saber si son del mismo material de la gente normal.


GRIS SOBRE NEGRO

Sigo observando mi trocito de cielo y tan grande a la vez. Tan azul y tan nublado al mismo tiempo. Sigo mirando y recuerdo cuando era pequeño y me tumbaba en la hierba. Las nubes podían ser elefantes espurreando agua, muñecos de peluche o hadas madrinas que me concedían todo. Ahora lo único que observo en ese trozo de cielo, son nubes grises y lágrimas negras.


Nani. Noviembre 2016

jueves, 27 de octubre de 2016

REGOVERA LA LLAMAN (ENTC)




Empieza a amanecer y se despereza. Pronto comenzará las tareas en el campo aunque antes deberá dejar hecho el almuerzo y la casa recogida. Le parece escuchar como golpean las canales al estrellarse en el suelo y poniendo atención, confirma que llueve con intensidad, por lo tanto hoy al campo no se podrá salir. Se alegra porque viene bien un día distinto, aunque aprovechará para proveer la despensa y ver si consigue las mantas para las camas de los pequeños y los ovillos de lana, para por la noche mientras entra en calor a la vera de la chimenea, tejer los jerséis que llevarán para ir a la escuela.
Remoja en leche caliente el pan que sobró en la cena, se calza las botas de agua y prepara la mula. Acopla en el serón los pollos que le encargó el alcalde, los huevos que llevará al médico, los tarros de mermelada que cambiará por la lana, los melones de invierno que llevará a cambio de la primera manta, junto con la miel, los pimientos y las calabazas que recogió ayer, así como las conservas de hortalizas.
Coge el paraguas que fue del abuelo y emprende el camino hacia el pueblo.

Nani. Octubre 2016

lunes, 17 de octubre de 2016

CARA OCULTA




Cuando se prendieron las cortinas de la cocina fue el momento culmen. No supimos hacernos cargo de la situación. No estuvimos preparados para ver la cara oculta. Empezaron los avisos con un olvido simple, más tarde la tarjeta, luego las llaves y ahora, no solo se ha destrozado el hogar, sino que con la quemaduras ha olvidado lo más importante. La vida se nos ha hecho añicos cuando ha preguntado quienes somos.


Nani. Octubre 2016

martes, 11 de octubre de 2016

INOCENCIA TORCIDA


Imagen cogida de la red

Poco antes de que los domingos fueran amargos teníamos una infancia feliz. Fuimos al colegio como los primos y los chicos del barrio, pero todo se torció cuando empezaron a salir los fines de semana. Volvían raros, dormían mucho y a veces se ponían muy malitos. A partir de ahí, los festivos empezaron a ser tristes, después se fue incrementando durante la semana y había días que no teníamos comida, ni desayuno antes de ir al colegio. Nadie nos ayudaba a hacer los deberes y un día se presentaron unos señores a lo que tuvimos que acompañar.

ESE AQUEL DE LOS FINES DE SEMANA

Poco antes de que los domingos fueran amargos, salían a pasear por el laberinto del jardín. Se cogían de la mano y recorrían los túneles desconocidos, realizaban sueños y cumplían deseos. Después se juraban días felices y periodos eternos. Nunca pensaron que dentro de la convivencia, se incluían los fines de semana.

Nani. Octubre 2016

LA CASA ENCENDIDA

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE