viernes, 15 de octubre de 2021

SORPRESAS QUE DA LA VIDA

 


Ilustración del fotógrafo Ben Zank (@benzank)

Hace unos meses sembré unas semillas que me habían traído mis hijos de un viaje por distintos lugares del mundo. Se hicieron un homenaje después de trabajar duro y para celebrar la apertura siempre con seguridad, que concedía la pandemia, las vacunas y la osadía que les caracteriza.

Uno de los regalos exóticos que me trajeron, fueron unas semillas que coloqué en uno de los arriates que tengo en la pequeña parcela que heredé de los abuelos.

Germinaron con rapidez y crecían de una manera apabullante. Me gustaba mirarla después de regarla e incluso le hablaba y acariciaba sus hojas carnosas y aterciopeladas, muy agradables al tacto.

Hace una semana debí acudir a casa de mi otra hija que daba a luz en esos días y fui a ayudarla en las tareas caseras, hasta que se recuperara un poquito. Cuando he visto que todo marchaba, he dejado a los nuevos papás para que disfruten de su hijo y me he venido de nuevo a casa.

Lo primero que he hecho ha sido ir a regar  mis plantas y ver cuánto había crecido mi misteriosa planta. Al llegar casi me caigo de espaldas o como vulgarmente se dice: ¡Me siento de culo, ha sido mucha la sorpresa! De una de las ramas, salía el cuerpo de una mujer, ataviada con una chaqueta clásica, parece que con tendencia Coco Chanel.  Aún no le ha crecido la cabeza y cara. Las piernas quedan como incrustadas dentro de las ramas. ¡ya se verán digo yo!, pero lo que ahora me intriga es si tendrá melena rubia o morena. Rizos o pelo liso y lo que le pido a la naturaleza, es que la dote de una bonita sonrisa, ¡Eso será un gozo, aunque me asalta una duda! ¿Se marchitará como cualquier flor o se quedará para siempre para hacernos mutua compañía? 

 

Nani. Octubre 2021

30 comentarios:

  1. Qué imaginación tienes...Sonrisa

    besos

    ResponderEliminar
  2. Las plantas tambien sonrien. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Frases bonitas y se alegran de nuestro cuidado.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  3. Ay, qué bonito! Una genialidad!
    Me ha encantado.
    Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Galilea, que te haya gustado. Par mí es una satisfacción.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  4. Seguro que tendrá una bella sonrisa y su recuerdo traerá perfumes de floresta a un jardín eterno.
    Un beso, Nani, feliz noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo lo que es bello en la naturaleza, nos trae algo bonito, Ángel.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  5. Enhorabuena por tu nieto/a y que esas semillas vayan germinando seguro que algo bueno saldrá. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, muchas gracias Campirela, pero este nieto era ficción por esta vez, jajajaja.
      Me alegro encontrarte por aquí.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  6. Genial!!!

    Si te sobran semillas de esas yo quiero eh!!!

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Xavi, viniendo de ti, me alegro doblemente.
      Las semillas si quieres te las envío con el viento.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  7. Impactante el relato.

    Sorprendente, me has sacado una gran sonrisa.

    Besos.

    Gracias.
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si has sonreído y te ha gustado Amapola, me alegras doblemente. Muchas gracias.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  8. Que lindo relato amiga, las plantas son seres vivos que sienten las caricias, nos pueden dar sorpresas, no lo dudo. :=) Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Sandra. Las plantas nos devuelven el amor que les damos.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  9. Sería una pena que se marchitara en el invierno, aunque quizás reaparezca en primavera. Por sí acaso, riégala bien y prepara algo para mantenerla protegida.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alfred, así lo haré que vivo en un lugar frío y en invierno se hielan hasta las palabras. Jajajaj.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  10. Si se riega con cariño, todo acaba germinando.

    Emotivo relato Nani.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Alfonso. Todo germina si se cuida y se riega.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  11. Seguro que no se marchita Nani. Enhorabuena por tu nieto.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro Conchi, con mucho cuidado. En este caso Conchi, el nieto es ficción, pero te doy las gracias de igual forma.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  12. El mimo hasta a las flores les hace bien, somos natura todos, estoy segura que con buen abono y riego darán un hermoso fruto.
    Como me gustaría estar cerquita de ti para que me regalases una semilla de esas. Me encanta las plantas, tengo jardín en la playa y en casa también.
    Mis seres favoritos son mi familia y natura.
    Hermoso relato. Un abrazo anani.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen llevas toda la razón, el mimo es primordial.
      Y te digo como a Toro, te envío con el viento unas poquitas semillas.
      Disfruta mucho de tu jardín y de la natura.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  13. ¡Menuda sorpresa! Debe ser una planta extraordinaria. Ya nos dirás en qué queda todo. Por lo pronto sigue cuidándola, que seguro que te proporciona muchas alegrías.
    ¡Buena tarde de miércoles!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida a esta tu casa, M. Carmen.
      Sorpresas que nos dan las semillas, jajajaja. Seguro que la cuidaremos, aunque me temo que sabe cuidarse sola.
      Besicos muchos.

      Eliminar
  14. Inquietante supuesto.
    Tengo unos muros tapizados de hiedra tupida que hacen temer si un día aparecerá la manga de una chaqueta, con su mano
    Y en estos casos ya se sabe, igual le da por acariciarte el pelo que te agarra por el cuello...
    Buen blog. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida a esta tu casa, Ana Mª.
      La verdad es que sí, que estas semillas nos dan sorpresas, jajajaj.
      Muchas gracias por comentar.
      Besicos muchos.

      Eliminar