jueves, 24 de noviembre de 2022

ASPIRANTE A AMA DE LLAVES

 


Imagen subida de la red

Me echaron de la casa por no aceptar las normas. Había que saludar antes de sentarse en la mesa. Dar gracias por lo servido y pedir por los que ya no estaban. Después, pasar la cesta del pan a los comensales y un día a la semana, ser yo quién sirviera la sopa o el estofado. Hasta ahí era soportable, pero lo que no toleré, fue ver como una sombra sentada a mi lado me servía vino, o cómo pasaba el alimento por algo trasparente en la silla del otro extremo. Por mucho que me dijeran que era normal, los fantasmas me daban grima.


DIJERON QUE ERA RARO


Me echaron de la casa porque decían que era raro y que me comportaba de manera extraña. ¡Esperaban otra cosa!

Limpiaba el suelo con la fregona, pasaba el plumero. Colocaba la vajilla sucia en el friegaplatos, recogía la casa, ponía la lavadora y planchaba, pero cuando bebía agua como cualquiera, iba dejando rastro y es que un espíritu, dicen que no debe beber por mucha sed que recuerde tener.

 

Nani, noviembre 2022

7 comentarios:

  1. Muy buenos los dos, sobretodo, el segundo que es muy creativo.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Dos micros al cual mejor, esos fantasmas y espíritus a veces nos complican la vida , o nos la hacen más divertida. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Dos inolvidables microrrelatos de tu increíble espléndida imaginación...

    Abrazo de corazón!!

    ResponderEliminar
  4. Me han encantado los dos,los fantasmas entran a todo, cuando era pequeña me daban mucho yuyu, ahora no tanto, aunque no me he cruzado con ninguno les tengo respeto. Feliz noche nani.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Glups...
    Los dos hielan la sangre.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Bonitos micros Nani...
    De hecho, a veces suceden cosas increíbles....
    Serán fantasmas? jajajaja...
    Como esta el mundo creo que ya puede pasar cualquier cosa!

    Un buen fin de semana
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar