viernes, 12 de julio de 2019

ANUNCIOS POR PALABRAS (17)


Viernes creativo: escribe una historia



Señora, señor vendo un poquito de alegría. Me han dicho que no iba a tener éxito cuando he ido a la oficina de información al nuevo comerciante. Me han comunicado que hay negocios que no funcionan porque o no se llevan los productos que se ofrecen o no son de interés para el comprador. Me han contado que hay cosas que ni se compran ni se venden y estoy totalmente de acuerdo, pero también sé que el que no se reinventa se muere de aburrimiento y yo necesito trabajar y ganar el sustento, así que se me ha ocurrido vender cosas que el personal ni sabe que existen y sin embargo  todos necesitamos, por eso empezaré con la alegría, después con la ilusión, la emoción, el llanto (que también es necesario) y hasta estaría dispuesta a cambiar alguno de estos artículos por la frustración que la mayoría de los seres tienen y que ni siquiera lo saben. Después enterraría esos malos sentimientos para que cada vez fueran más escasos y no proliferaran. Sé que no voy a hacerme rica. Precisamente no es eso lo que busco. Sí quisiera hacer entender, que no es eso lo más primordial para el ser humano. Hoy en día todo el mundo quiere hacer dinero fácil y brillar cuanto más mejor (no saben que ese oropel es falso y desde el otro lado se ve tan opaco y triste que da pena). Quisiera con mi negocio hacer comprender que hay otras cosas más precisas, como puede ser una puesta de sol o mirar las estrellas sentados en el peñón de un camino cualquiera de esos que nos llevan a pasar una noche a la luz de la luna, acompañados del susurro de las hojas al viento y a ser posible,  al lado de un arroyo y escuchar como corre el agua. Toda esa naturaleza que algunas personas no han vivido nunca y que si alguna vez la experimentaran, estoy segura que sería un artículo tan necesario como el traje que usan día a día. Pero para todo ello, necesitan la alegría, la ilusión, la emoción el desapego y sobre todo, la generosidad y si no la ofrece nadie, yo estoy dispuesta a poner un chiringuito donde se adquiera, a cambio, tendré pan diario y mucho tiempo invertido.

Nani. Julio 2019

7 comentarios:

  1. Un excelente negocio me parece. Que bonito texto. Saludos amiga.

    ResponderEliminar
  2. Que tengas suerte en el negocio, de momento cumples con el desafio de la foto ;)
    Por cierto la exposición de la Abbot vale mucho la pena.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Mucha suerte!
    Un fuerte abrazo : )

    ResponderEliminar
  4. Ese negocio me gustaría tener a mí.

    :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué buen negocio, Nani! Son bienes muy escasos hoy en día y eso los hace más valiosos.
    Besos apretados.

    ResponderEliminar
  6. ¡Preciosa entrada!
    Maravillosa reflexión sobre los valores que hoy en día tiene la mayoría de los que habitamos en este mundo.
    Existen otros que pueden ser menos tangibles pero que proporcionan paz, ilusión, esperanza y un disfrute que no todos, seguramente con más egoísmo y menos sensibilidad, son capaces de entender, conocer y valorar.
    Ha sido un placer encontrarte, me ha llamado la atención el título:LA CASA ENCENDIDA, no la apagues nunca.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  7. ¡Muy bueno!
    Pero se me ocurre que si vendes todo eso que es parte de la vida, te puedes quedar vacía y eso no sería bueno...

    Me gustó.

    mariarosa

    ResponderEliminar