domingo, 11 de febrero de 2024

CORAZÓN, CORAZONCITO

 

 


Fotografía de Rebeca Saray

Ya se pasó la moda a Dios gracias, de esperar que nos digan que somos todo corazón. Son modas o expresiones que no me gustan. Desde hace algún tiempo, soy yo la que me digo que no solo corazón, sino energía, pasión, sensibilidad, empatía, dolor, tristeza, apariencia física, bonita o no tan bonita, pero como decía, apariencia que con el tiempo se deteriora. Nos salen arrugas, la sonrisa se aja a veces o la derrochamos, sin importarnos que nos digan si debemos o no hacerlo. Nos salen canas y puedo contestar como me siento, si me dicen que debo teñirme. ¿Por qué razón debería hacerlo? ¿Por moda, porque lo dice alguien o por estética? ¿Quién impone la moda y la estética, por decir algo? Es una vez más, ¿imposición de márquetin y economía? ¿Tengo que subirme al carro de todo lo que dicen e imponen?

Todo esto es un ejemplo de lo que hoy nos sucede a nivel global y me preocupa como repercute en nuestros niños, que aún no saben gestionar sus emociones. Ven en los medios a otros, con una serie de objetos que desean también y que al final, solo les aporta soledad. Demostrado están los problemas que ocasionan, la violencia y lo traumados que se sienten, sin saber realmente que les pasa, porque además nadie sabemos, queremos o podemos explicarles la realidad del asunto. Creemos que todo pasará, por miedo o por cobardía y bueno, ya tenemos constancia de lo que les está pasando a muchos de ellos.

Hoy este corazón, me ha comunicado que debo expresar esta reflexión y aquí la dejo. El corazón es grande y no porque lo diga alguien, sino porque lo sentimos tan hermoso y potente, que hay que dejarlo latir para que no enferme.

 

Nani, febrero 2024

9 comentarios:

  1. Muy buenos días, sinceramente qué buena reflexión nos dejas en esta mañana.
    Creo que se nos va de las manos ciertas cosas, estamos viviendo una etapa que damos más importancia a lo material de la que debiéramos, la tendrá, pero no cuando nos controla de manera absoluta.
    Basamos la felicidad, poseer lujos y banalidades, cuando dejamos la mente vacía de sentimientos y emociones.
    Te deseo un bonito domingo con ilusiones e ideas.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Demasiada pantallita, nos pasamos la vida, asomados al escaparate, donde está todo aquello necesario para ser "alguien" y así nos va.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Tremendo texto, Nani. Deberían leerlo es los colegios... Bravo, amiga!!

    ResponderEliminar
  4. Muy acertada esa reflexión.
    La comparto.
    Se está globalizando todo lo malo....

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Pero qué bonito y qué bien explicado. Cuando aprendamos a escucharnos, todo irá mucho mejor.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta como escribes estos relatos, tienes mi admiración, y totalmente de acuerdo, para reflexionar nani. Feliz semana. Un beso

    ResponderEliminar
  7. Tu texto Nani es maravilloso! Nos hace reflexionar sobre nuestra capacidad para comprender a los demás y actuar con sensatez y humanidad.
    Me encanta tu forma de escribir.

    Besicos muchos!

    ResponderEliminar
  8. Me gusta tu forma de ver la vida y reflejarlo en tus escritos.

    ResponderEliminar
  9. Claro que si, Nani...La vida interior es muy importante, debemos dar prioridad a los sentimientos y emociones, saber gestionarlos y no olvidarnos nunca de ello...Lo material y la apariencia física no debe ser lo único que nos mueva a pensar y a actuar...Cuerpo y alma están unidos y se desarrollan cuidándolos a ambos.
    Mi abrazo entrañable y mi cariño, amiga.

    ResponderEliminar