viernes, 27 de noviembre de 2009

ESCRIBO (II parte)



Escribo, porque tengo miedo a perder la memoria.
Escribo, porque necesitan hacer deporte mis neuronas.

Escribo, porque los pensamientos se me aturrullan.

Escribo, porque mis amigos y mis enemigos (estos que andan a sus anchas por mi desorden personal), quieren luz propia.

Escribo, porque necesito respirar.

Escribo, porque mi alma se reboza.

Escribo, porque lo que no digo, se me escapa, se me olvida o se va de compras.

Escribo, porque mi vida es corta, y mi poesía (o lo que sea), a veces es larga.

Escribo, porque las palabras me cantan.
Escribo, porque las letras se me enredan cual maraña, y necesitan un soplido de esperanza.

Escribo, para no tomar aspirina cuando me duele la espina que me tragué cuando enana.
Escribo, para que las mentirijillas parezcan verdades, y las verdades... bueno esas, esas hagan menos llagas.
Escribo para retratar las palabras que salen del alma, se conviertan en apósitos y empapen, curen y calmen lo que se queda quieto y no avanza.

Nani. Noviembre 2009.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

DISPAROS INÚTILES




Esta vez no erraré el tiro, iré a tajo hecho y te atravesaré el corazón. Han sido demasiados disparos inútiles, mucho tiempo perdido y bastante humo que ha enturbiado el pensamiento. Esta vez llegaré con la bombonera de cristal repleta de los dardos que harán como en otra época, que caminemos en la misma dirección.


Nani. Noviembre 2009.

lunes, 9 de noviembre de 2009

TODO ME SABE A TÍ (II PARTE)




La nostalgia es demasiado fuerte, a veces casi insoportable ya que cada rincón de nuestro refugio, me sabe a ti.

Me sabe a ti, el rosal que plantaste al pie de la escalinata del jardín. Me sabe a ti, el jazmín con el que me obsequiabas todas las noches mientras permanecía en flor.

Me sabe a ti, la chimenea y los leños encendidos en donde recorrimos palmo a palmo, los mapas de nuestros cuerpos y de los que no nos fueron ajenos ningún poro, mientras nuestras pieles se confundían y nuestras palpitaciones llegaron a formar parte del chirriar del fuego encendido.

Me sabe a ti y se me hace imposible volver a recostarme en aquella cama que los dos forjamos con tanta ilusión, a fuego, cincel, martillo, besos, caricias y comprensión.

Me sabe a ti, salir al porche y sentarme en el escalón donde a la luz de las estrellas me hiciste estremecer tantas y tantas veces, como ahora me estremezco al mirar ese lucero tan nuestro, donde se que te has refugiado después de marcharte aquel triste día. Tan solo eso me hace sentir bien y poder soportar esta soledad. Estar aquí mirándote mientras parpadeas, me hace volver a sentirte, olerte, saborearte y esperar estar algún día de nuevo a tu lado, porque todo, todo me sabe a ti.


NANI Noviembre 2009.

Safe Creative #1103018610359


LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE