sábado, 16 de febrero de 2013

CRUJE





El leve crujir de la viga de la que cuelga su padre barrunta que resistirá poco peso más, así que cuando acabemos con el hijo, utilizaremos la barra contigua y esperaremos que  se airén con la ventana abierta. Más tarde les hincaremos el diente a las mejores chacinas.

Nani. Febrero 2013

15 comentarios:

  1. Un banquete al que no sé si quiero que me inviten, je je.
    Pese a ser una frase de inicio complicada, creo que le has dado una vuelta muy interesante.
    Un besazo Nani.

    ResponderEliminar
  2. Tremendo y tremebundo, Nani.
    Pequeño pero matón.
    Me está entrando frío.
    Pero te sigo queriendo igual.

    ResponderEliminar
  3. Aia con esos chacinados. Me corrió una gota fría por la espalda.¡Muy bueno, Nani!
    Besos van

    ResponderEliminar
  4. Nani: vas a hacernos padecer del corazón. Que sobresalto al principio, bueno luego decimos Ahhhh, vale.
    Un beso fuerte

    ResponderEliminar
  5. ¡ahh¡ Nani, qué barbaridad. Qué imaginación, lo que ha dado de sí esta frase.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Qué simpático crujir.
    Felicidades a la hija por la exposición y por supuesto a ti.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Ufff...qué angustia con la primera frase, menos mal que leo rápido, jejeje.

    Ummm, esas chacinas son una delicia!!

    ¡¡Grande, muy grande eres!!

    Muchos besicos, a carros.

    PD: El dibujo de Maripán una maravilla, tiene un colorido espectacular. Besicos para ella también.

    ResponderEliminar
  8. Uf, vaya relato inquietante, el dibujo lo apacigua.

    ResponderEliminar
  9. jijiji
    qué bien juegas con el
    interludio de las palabras,
    concediendo interpretación
    y suspense para dar el tajo
    del verbo lúcido.

    ResponderEliminar
  10. Simplemente aterrador. En sus líneas escucho los ecos de una horrenda distopía. Magnífico Nani.

    ResponderEliminar
  11. Inquietante festín culinario. Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Pobres bichos...

    Muy ingeniosa.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Aunque reconozco que es un relato magnífico,
    porque nos llevas a un final inesperado...
    no me invites a almorzar. jajajaa
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Despues de leer tu entrada no sé si volveré a comer chacina pero ¿quién se resiste a un serrano bien curado y ventilado?.
    Besos de gofio.

    ResponderEliminar
  15. Imagen y letras, complemento que le queda bien al pensamiento.

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE