jueves, 8 de noviembre de 2012

ESPERANDO TURNO (REC)





A la cola, como todo el mundo que busca empleo  espera un día más rogando que surja un milagro; para volver a las doce treinta  a la fila de la ONG donde día tras día recoge el recipiente de que lleva a casa y una vez allí, espera de nuevo a que le llegue el turno de acallar el ronroneo de tripas que apenas si se remueven de tanto tragar miseria.

Nani. Noviembre 2012

12 comentarios:

  1. Nani, que pena que este micro sea tan real y cada vez más extendido. Así uno no termina de hacer colas.

    Un beso. ¡Me pido la primera!
    A.M.A.

    ResponderEliminar
  2. Muchos besos,Nani...
    Por suerte somos un pueblo voluntarioso y con mucha capacidad de aguante (aunque no sé si esto último es bueno), capaces de arrancarle sonrisas a cualquier mal día...

    ResponderEliminar
  3. Asi es: la cola se alarga, se estira como una goma, cada día más larga, temiendo que no se rompa de tanto estirar...

    ResponderEliminar
  4. Hoy, precisamente, he visto a las personas de la cola que tú nos cuentas. Sus caras son muy tristes, da igual que sean de color, blancas, amarillas o niponas. Los milagros son cada vez más escasos, y creo que depende de los demás ciudadanos propiciar que puedan dibujar una sonrisa en sus caras.

    Un micro realista para el ReC (algo que hecho mucho de menos en ese concurso).

    Besos Nani, ¡un gran beso!.

    ResponderEliminar
  5. Cada vez es más sangrante esa cola, cada vez son más las tripas que se remueven de tanta miseria...

    Magnífico, querida amiga. Hoy soy yo la que te dice "Amén" y me quito el sombrero.

    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  6. Una historia cotidiana que parece no tendrá remedio en mucho tiempo.
    Y la tonta de la ministra diciendo que hay ya se notan progresos!!!
    Besos, Nani

    ResponderEliminar
  7. Las tripas no entienden. No hay modo de convencerlas. Se le repiten mil veces las promesas de las campañas políticas; los discursos altisonantes; el himno; el futuro brillante; se les dice que deben tener confianza; que deben esperar…pero ellas siguen ronroneando. Quizás son tripas desestabilizadoras o tripas antidemocráticas ¿tripas revolucionarias? ¡Quién sabe!
    Las tripas tragan miseria y marcan el tiempo sin turnos.
    Mi abrazo Querida Nani, con todo cariño guapa.

    ResponderEliminar
  8. Y se siguen presentando los mismos y saben que volverán a ser elegidos y se volverán a llenar urnas con los mismos nombres ... no lo entiendo.

    Un abrazo Nani

    ResponderEliminar
  9. Y lo que nos espera porque nunca nos cuentan toda la verdad

    ResponderEliminar
  10. Una realidad que sufren, que sufrimos muchos millones de españoles.

    Mucho ánimo Nani.

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE... PASA.