martes, 22 de enero de 2013

LOS QUE SABEN DEL CAMPO










© Foto de Nani.



Dicen los que saben del campo que cuando llueve, lo que cae es oro líquido y  todo lo que tiene vida y se moja, brilla con luz propia.

Dicen los que saben del campo, que un arco iris es la sonrisa de la naturaleza.

Dicen los que saben del campo, que pasar bajo un olmo viejo, da sabiduría para el resto de la vida.

Dicen los que  saben del campo, que empaparse bajo la lluvia, es igual  que tomar vitaminas para crecer.

Dicen los que saben del campo, que cuando nieva los árboles se pliegan, la tierra se lava y los ríos cantan.

Dicen los que saben del campo, que cuando sale el sol, los árboles abrazan, las plantas florecen y los pajarillos cantan.

Dicen los que saben del campo, esos mayores que por ahí andan, que cuando pasa la tormenta, el tiempo árido y la nevada, que la primavera se hace presente y la naturaleza habla.



Nani. Enero 2013

14 comentarios:

  1. Yo los creo.
    Voy a tener que pasar mil veces bajo un olmo viejo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Los que saben del campo han pasado bajo un olmo viejo porque creo en todo esto, Nani.¡Qué lindo es correr debajo de la lluvia! Y el olor a tierra mojada y el arcoiris de después y...
    Beso grande , que esta entrada me encantó!!

    ResponderEliminar
  3. Que verdad es.
    Esas personas que saben del campo son como un libro abierto de sabiduría infinita...

    Es precioso el post Nani. Ojalá nos llegue pronto la primavera, mientras nos empaparemos de lluvia, nos llenaremos de vitaminas :)

    Muchos besicos, primor.

    ResponderEliminar
  4. Los que saben del campo son los dueños de la sabiduría y dicen que viendo al árbol, se ve como es el amo del árbol.
    Que si el árbol tiene un buen "cuidio" es porque el amo es una gran persona capaz de amar a un árbol.
    Que cuando el amo riega al árbol, lo riega y lo cuidia, el árbol se pone gustoso, le brillan las hojas las flores y los frutos y le baila al aire con una alegría y un canto de risa que no se puede remediar.

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué bonito todo lo que dicen los que saben del campo!.
    ¡Qué bonito lo que dices!.
    Has pasado, Nani, debajo de un olmo viejo, ¿verdad?.

    Muchos besicos.

    ResponderEliminar
  6. Claro que es cierta cada palabra escrita...puedo asegurarlo, ya que solia correr a pies descalzos por la tierra humeda ...como extraño mi campo, aquel donde la gente se saluda con respeto y todo es verdadero, incluido el aroma y sabor de la fruta
    Una abrazo fraterno

    ResponderEliminar
  7. Tienes toda la razón, pero que nieve los fines de semana los que vivimos por el campo :D, que el patinaje artístico no me gusta.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. La gente del campo posee esa sabiduría primaria que ayuda a sobrevivir, a estar en armonía , a formar parte de un todo mayor... Pero cada vez hay menos gente del campo. Las ciudades son otra cosa...

    Buena reflexión, Nani.
    Besoooos
    Amparo M.A.

    ResponderEliminar
  9. Sin duda. Tendremos que hacer caso de "aquellos que saben del campo". El agua es un bien muy preciado, y las lluvias y nieves de estos días, dejarán más adelante sus frutos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Qué bucólico! Yo de campo no sé mucho pero me encanta pasar tiempo allí.
    Me gustó el poema :)

    ResponderEliminar
  11. Esa gente sabe de verdad. Que los lleven al Congreso, por favor.
    Besitos otra vez.

    ResponderEliminar
  12. Me encanta lo del olmo!

    Vengo de familia de campo por los dos costados y orgullosa estoy de ello. Son la sabiduría infinita.

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE... PASA.