martes, 4 de noviembre de 2008

Días de conserva






Esto es lo conseguido después de recoger manzanas y membrillos y llevarlos a la cocina.


Han madurado tan deprisa

las rimas,

los versos

y los poemas,

que he tenido que darme prisa

y dedicar unos días de conserva.

Los recipientes se han quedado pequeños

han querido escapar ,

por lagunas y veredas.

Se resisten a ser apresados,

descubrieron la palabra,

la página escrita,

y el alma que les trae y les lleva.

La conserva ha sido laboriosa,

hasta encontrar la imprenta perfecta.

Hoy ya dormiré apaciblemente,

porque la conserva está hecha.

Lo recipientes conseguidos,

fueron páginas en blanco,

que al rellenarse ,

lograron la textura ,

el color y el sabor,

de la labor terminada

y casi perfecta.


Nani. Noviembre de 2008.












29 comentarios:

  1. Bonito texto, me encanta la foto de las conversas. Estás hecha una cocinitas. Besos.

    ResponderEliminar
  2. jajajaja, ainsss jamia, mi madre tiene la cocina más o menos igual que la tuya!!! llena de botes por todos los sitios enfriandose!!!!

    Pero que rico está luego...

    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  3. Muy buenas las fotos de las conservas
    dan ganas de atrapar uno de esos botes y degustarlos ahora mismo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Precioso poema y un trabajo excelente con la conserva!

    Besos guapísima,

    Enigmática

    ResponderEliminar
  5. Estamos en la época de las matanzas y la conserva... me trae recuerdos de mi infancia... :)

    Besicos

    ResponderEliminar
  6. Nani eres mi cocinera favorita!!! :)

    Siempre creando, transformando las cosas...

    Un besazooo

    ResponderEliminar
  7. Hermoso mi Nani querida! a eso llamo yo creatividad!! Se ve todo tan apetitoso!!
    Que lindo poder mezclar, cocina, amor, poesía como tu lo haces.
    Manda un recipiente para aquí!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Ummm duce de membrillo, me encanta el que hace mi abuela.

    Besosss.

    ResponderEliminar
  9. Te voy a decir algo que no sabes, pero creo que te va a gustar mucho:
    Este blog para mi no se llama la casa encendida. Para mí es el blog de la tranquilidad.
    Cada vez que entro y leo tus relatos "cálidos" "afables" "pausados", te imagino allí en tu tierra, viendo pasar la vida a través de un horizonte de olivos, y me dan ganas de dejarlo todo e irme a vivir justo en la casa de al lado, y dedicarme a cultivar junto a tu pareja, esos tomates que tanto nos gustan.
    (Pero tu dulce de membrillo no es mejor que el mío).
    Un beso Nany.

    ResponderEliminar
  10. jejejeje...a mi no me gustan casi esas conservas, pero me quedo con los versos en conserva, estos si me molan...jejejeje
    Besos guapa!!!

    ResponderEliminar
  11. ¡Oh! ¡Yo también estuve haciendo dulce de membrillo este fin de semana! :O

    Qué bien huelen los membrillos, ¿verdad? :)

    ResponderEliminar
  12. Casi no, nani, perfecta.
    Las conservas tienen una pinta de cómeme pronto, que casi estoy por sacarlas del ordenador:)))
    Y tus versos rimando todo, pura maravilla.
    Aysss, si es que me haces todo "requetebien", guapa!!
    Muchos besicos, pero muchos eh.

    ResponderEliminar
  13. Deben estar buenisimas uhnnnnnnnnnnnnn hasta aqui me llega el olor

    ResponderEliminar
  14. ¿Nos invitas a desayunar?besitos varios.

    ResponderEliminar
  15. Sigue poniéndome los dientes largos... sigue, sigue! Que el día que menos te lo esperes me presento a merendar!

    Dulces besos!

    ResponderEliminar
  16. Bien, según me decía alguien que de estos menesteres sabía un poco más que yo (o tal vez menos y, por lo tanto, tenía mejores opiniones)..: Que hay muchas maneras de hacer poesía, no sólo de versos... También de olores y sabores y que, por lo tanto, se puede alcanzar un poema en la cocina...

    Algo de tyodo esto me lo ha recordado... AUnque, a decir verdad, a mi la conservas descritas no me acaban de agradar demasiado... un poca demasiada azúcar para mi ánimo un tanto más amargo (incluso hoy, que soy feliz)

    ResponderEliminar
  17. Precioso...Algo que puede ser cotidiano,lleno de poesía,las cosas sencillas de la vida que se tornan dulces en todos los sentidos,aquello que hacemos con nuestras propias manos tienen un sabor especial...

    ResponderEliminar
  18. Hermosa y muy tuya forma de combinar esos dos placeres de tu vida: LA COCINA Y LAS LETRAS.

    Qué me vuelven looooooooca las conservasssss!!! Sólo verlas en las fotos y me quiero abalanzar sobre ellasssss!!!

    En realidad, la conserva que me mata y me da vueltas...es el tomate. En cualquiera de sus formas, con ajillo, con morrones, con lo que sea! Ahhhhhhh! Tengo apetito, no puedo seguir escribiendo...o te quedás sin foto en el artículo!

    Besicos Mi Arma! Muchas Gracias por el "delicioso" casamiento de conservas y letras!

    ResponderEliminar
  19. Uno de manzana y otro de membrillo por favor. Mmmmmmmm Ahora voy por el thé para acompañar.

    ResponderEliminar
  20. Jo, qué hambre me has dado de repente...

    ResponderEliminar
  21. Una conserva elaborada con tanto cuidado y amor seguro que sabe a cielo. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  22. Me lo anoto para (con tu permiso), publicarlo en mi blog de cocina, por supuesto con tus datos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Pero que lindo Nani, que bueno fundir así lo divino y lo humano.

    Kisses

    P.S. En mi blog tienes algo esperándote.

    ResponderEliminar
  24. menuda pinta de buennoooosss tiene...

    me ha encantado el texto preciosa...

    ResponderEliminar
  25. Disculpa Nani llego un poco tarde pero ando cansadilla . Vaya pinta más bonita tienen esas mermeladas eres toda una artista y encima le pones rima a la cocina , el arte entre pucheros es todavia más dificil claro que tu le das com mucho salero y no me refiero al recipiente .
    Un abrazo y besos

    ResponderEliminar
  26. Ayyy es mi hora de desayunar y ya se me antojó todo lo que veo en tu mesa. Tomaré un frasco.
    Gracias.
    Y lindo cuando el dulce se convierten en letras como las tuyas.


    Abrazos linda.

    ResponderEliminar
  27. cocinas, escribes, qué mujer más completa, me invitas a una poquita carne de membrillo???? Besos

    ResponderEliminar
  28. Creo que está al alcance de muy poca gente encontrar esos bocados poéticos de un acto tan sencillo. ¡Y dulce!
    Se me hace la boca agua... ;)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  29. Buenas manos para escribir, buenas manos para cocinar.

    ResponderEliminar

LA PUERTA ABIERTA Y LA LUZ TENUE